Público
Público

EUSKADI La Ertzaintza detuvo a más de 40 personas y disparó 52 cartuchos contra las protestas por la sentencia del 'procés'

En una respuesta al parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, el Gobierno Vasco señala que hay una investigación abierta contra un agente que golpeó por la espalda a un joven, un hecho que fue denunciado en las redes sociales.

Detenciones realizadas por la Ertzaintza el pasado 17 de octubre en Vitoria. DAVID AGUILAR / EFE

Nada que objetar. Para el Gobierno Vasco, las intervenciones de la Ertzaintza contra las movilizaciones realizadas en Euskadi para denunciar la sentencia del Procès se ciñeron a los “principios legales de adecuación, necesidad y proporcionalidad”. Así define las 44 detenciones, 34 identificaciones y 52 disparos de cartuchos que se produjeron en distintas ciudades vascas al calor del “Tsunami Democratic”.

En una respuesta enviada al parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, la consejera de Seguridad del Ejecutivo autonómico, Estefanía Beltrán de Heredia, describe las actuaciones de la Ertzaintza en Vitoria y Bilbao. En el caso de la capital alavesa, relata que el 17 de octubre los agentes emplearon “las defensas personales y los escudos” en la zona de la estación del tren, donde “se produjeron incidentes constitutivos de un presunto delito de desórdenes públicos” –cientos de jóvenes convocados por la organización abertzale Ernai trataron de cortar las vías–, por lo que se procedió “a la detención de veinte personas”. “Por estos hechos, la Ertzaintza instruyó las diligencias policiales, que fueron tramitadas al Juzgado de Guardia de Vitoria-Gasteiz”, apunta.

Al día siguiente hubo unos “incidentes constitutivos de un presunto delito de desórdenes públicos y atentado a agentes de la autoridad” en la confluencia de las calles Juan Antonio Zunzunegui y Gurtubay de Bilbao. Allí la Ertzaintza detuvo a seis personas e identificó “en calidad de investigados” a otras dieciocho, tras lo cual “instruyó las diligencias policiales que fueron tramitadas al Juzgado de Guardia” de la capital vizcaína.

En esa actuación policial, “el material antidisturbios utilizado fueron las defensas personales, los escudos y cuatro lanzadores, que dispararon cinco cartuchos de salva, sin proyectil de FOAM”, las balas viscoelásticas que emplea actualmente la Ertzaintza.

La Policía autonómica volvió a cargar al día siguiente, en esa ocasión en el parque Doña Casilda de Bilbao. En esa ocasión, “se produjeron unos incidentes constitutivos de un presunto delito de desórdenes públicos, procediéndose a la detención de dieciocho personas y la identificación en calidad de investigados de otras dieciséis personas”. Estos hechos, señala el Departamento de Seguridad, también fueron derivados al juzgado.

En esa ocasión, el material antidisturbios utilizado “fueron las defensas personales, los escudos y veinticinco lanzadores, que dispararon veintiocho cartuchos de salva, sin proyectil de FOAM, doce cartuchos de munición modelo SIR y cuarenta cartuchos de munición modelo SIRX”. La Ertzaintza no tiene constancia de que se hayan producido heridos ni que se registrasen denuncias por dichas actuaciones.

Agente amonestado

No obstante, Seguridad reconoce que hubo un caso de actuación incorrecta por parte de uno de sus agentes: ocurrió el 17 de octubre en Bilbao, donde un agente golpeó por la espalda a un joven que había abandonado ya un corte de carretera frente a la Delegación de Gobierno.

En respuesta a otra pregunta escrita formulada por Arzuaga, la consejera señala que el agente implicado “ha sido amonestado tanto de forma verbal como por escrito por mala praxis”, mientras que “el Servicio de Asuntos Internos de la Ertzaintza ha iniciado una investigación por estos hechos”. Destaca además que “la presunta víctima ha denunciado los hechos judicialmente”.