Público
Público

La Ertzaintza golpea y detiene a una madre y a su hijo enfermo en otro ejemplo de abuso policial

SOS Racismo advierte sobre la escalada represiva al calor del estado de alarma en San Francisco, un barrio de la capital vizcaína con una alta tasa de población inmigrante. El caso está en manos de "asuntos internos", aseguran desde el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco.

Video San Francisco
Captura de pantalla del video grabado por vecinos de San Francisco en el que se aprecia la agresión policial.

Presagios confirmados. Cuando el estado de alarma llevaba pocos días en marcha, SOS Racismo y Sare Antifaxista (Red Antifascista), entre otros colectivos, advertían sobre el incremento de los controles policiales en el barrio San Francisco de Bilbao, una zona con alta tasa de población inmigrante. Ahora, un video grabado desde un balcón les ha dado la razón: según se aprecia en unas imágenes que se han hecho virales, un policía golpea a un joven y luego a su madre.

"Según varias denuncias de vecinas y vecinos del barrio que han sido testigos de lo sucedido, una patrulla de la Ertzaintza ha parado en la calle a un joven, racializado, que venía con una bolsa de la compra, pidiéndole que sacara todo lo que tuviera. El chico obedece y expresa que está loco y muy nervioso. La Policía pregunta por unas pastillas. Le cachean contra la pared y le propinan varios golpes con la porra", relata SOS Racismo Bizkaia y confirma el video grabado por unos vecinos.

Instantes después llegó su madre, "quien les indica que por favor su hijo no está bien, que viven ahí y que le dejen. Uno de los policías la empuja mientras la mujer grita desesperadamente que dejen a su hijo que está enfermo". Seguido, "llama a su marido para pedirle que baje los papeles de su hijo, que demuestran que tiene una enfermedad".

"En ese momento se llevan a su hijo detenido y la mujer insiste en que por favor que es su hijo y está enfermo. Los policías la empujan, propinándole varios porrazos y tirándola al suelo", destaca SOS Racismo. La organización destaca que la mujer, a quien se ve en el suelo tras ser golpeada por la Policía, también resultó detenida.

Fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco se limitaron a señalar a Público que el caso "está en manos de Asuntos Internos".

"Paradas racistas"

En ese contexto, el colectivo antirracista ha denunciado que en el barrio de San Francisco "están siendo objeto de paradas racistas, abusos policiales y malos tratos, intensificado por las situaciones actuales de confinamiento que estamos viviendo el conjunto de la sociedad". Frente a ello, remarca que "la militarización y presión policial que sufre el barrio de San Francisco durante el confinamiento actual no se da en ningún otro barrio de Bilbao".

Tras denunciar "la brutalidad policial ejercida contra un joven racializado que ha bajado a comprar a la tienda de debajo de su casa, y que además es una persona con alguna patología de salud mental", así como contra "una mujer migrante, una madre que grita desesperada por un hijo que está enfermo", SOS Racismo advierte también sobre "las amenazas de la policía hacia los vecinos y vecinas que desde sus ventanas denunciaban la situación de abuso y brutalidad policial de la que estaban siendo testigos".

Por tales motivos, esta organización ha llamado a realizar una cacerolada contra la brutalidad policial que tendrá lugar este lunes a las 21.00.

Más noticias de Política y Sociedad