Público
Público

NARCOTRÁFICO "Euskal-fariña": un libro de investigación relata la historia del "narco-oasis vasco"

El periodista Ahoztar Zelaieta publica un trabajo que describe el funcionamiento de la redes del narcotráfico en Euskadi y sus vinculaciones con policías, políticos y banqueros. Apunta además hacia la "impunidad judicial" que rodea estos casos.

El periodista Ahoztar Zelaieta, autor del libro "El narco-oasis vasco". TXALAPARTA

Hacía falta más de una mano para levantar tanto peso. 95 kilos, concretamente. De speed para ser más exactos. Ocurrió en 2006, fue una de las mayores incautaciones de esa droga en España y entre los detenidos hubo dos agentes de la Ertzaintza. Por este caso y por otros similares, el periodista y criminólogo Ahoztar Zelaieta ha decidido titular su último libro con un término que no deja lugar a dudas: “El narco-oasis vasco”.

Por partes. Lo de “oasis” viene por aquellas afirmaciones sobre lo diferente que resulta Euskadi, sobre todo cuando de hablar de males se trata. Lo de “narco” apunta al corazón de esta historia que acaba de publicar la editorial Txalaparta. Una historia repleta de alijos, narcotraficantes, policías, políticos… “Capos del narcotráfico y mafias policiales con impunidad política”, abunda el subtítulo de este libro.

Zelaieta recupera así un tema, el de los grandes comerciantes de la droga y sus cómplices en suelo vasco, sobre el que ya había trabajado en otras etapas de su carrera. “Tengo fuentes personales a un lado y otro de la ley. He podido hacer investigación pura y dura, partiendo sin ninguna idea preconcebida de lo que me iba a encontrar”, afirma el autor a Público. De ahí, precisamente, las “sorpresas” que fueron surgiendo en su camino y que ahora atraviesan las páginas de este libro. “He quedado muy satisfecho con el resultado”, apunta algunas horas antes de una presentación en una librería de Vitoria.

“A través de la historia de un bilbaíno asociado a la mafia italiana de Nueva York, este libro nos presenta la foto de familia de los capos vascos del narcotráfico, narco-agentes y confidentes policiales que gozan de anonimato mediático, rodeados de una aureola de impunidad política y judicial”, describe la editorial Txalaparta.

En tal sentido, señala que el trabajo de Zelaieta permitirá comprobar “cómo, desde hace varias décadas, las redes gallegas del narcotráfico cuentan con una infraestructura estable en Euskal Herria y las organizaciones mafiosas han sacado provecho de una cierta permisividad institucional, cuando no connivencia, para perpetuarse en el liderazgo de la delincuencia organizada que opera en el Estado español”.

"Euskal Herria, sin abrir telediarios, protagonizaba récords en alijos"

“Mientras el foco mediático señalaba a Galicia y Andalucía como origen del tráfico de droga en Europa, Euskal Herria, sin abrir telediarios, protagonizaba récords en alijos, convirtiéndose en un enclave internacional estratégico”, apunta Txalaparta. De ahí que Zelaieta hable en haya titulado uno de los capítulos de su libro con el término "euskal-fariña", en relación a los vínculos entre narcos vascos y gallegos.

En ese contexto, la editorial subraya que “mientras las viejas redes vascas del narcotráfico no acaban de morir por sus conexiones con los aparatos del Estado, las nuevas organizaciones no terminan de nacer y se diversifican, copando otros negocios lucrativos como los clubes de alterne, que hacen de nuestro país un pequeño oasis”.

"Colaboradores necesarios"

“Hay que analizar por qué ocurre esta historia”, explica Zelaieta. En ese sentido, el periodista ha indagado sobre “quiénes eran los colaboradores necesarios”. “Está muy bien contar quién, dónde y cuándo, pero lo dificultoso es preguntarse por qué, cómo y para qué. Para tratar de resolver esas preguntas más complicadas, comprobé que había una implicación de narco-confidentes muy potente en Euskadi”, relata.

El autor señala que la red de narcotráfico en Euskadi, hoy considerada como “estratégica” por los expertos, también cuenta con la participación de lo que ha denominado como “narco-agentes”. Se refiere así a aquellos miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado que “han hecho carrera en el narcotráfico teniendo destino en Euskadi”. Además, ha analizado la relación de narco-agentes que “han aparecido en otras redes, tanto de Galicia como de Andalucía” para comprobar “qué relación habían tenido con el País Vasco”. Su conclusión: “muchos de ellos han hecho carrera” en este territorio.

"Label vasco"

Otro concepto que aparece en este libro es la “narco-política”. De hecho, se citan casos de políticos de distintas formaciones que fueron detenidos por su vinculación con este asunto. Asimismo, Zelaieta apunta en su trabajo que “el crimen organizado con label vasco patrocina eventos organizados por ayuntamientos, financia la construcción de frontones, invierte en clubs deportivos de élite y su mecenazgo es clave para el desarrollo de competiciones deportivas que incluso puntúan para campeonatos internacionales”. Bienvenidos al narco-oasis.