Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Interior

EXCLUSIVA La carta de Josep Pujol a Villarejo: "Hola Pepe. Ayer leí que has estado a punto de morir..."

'Público' ha obtenido el original de la misiva que remitió, en mayo pasado, el tercer hijo del expresident Pujol al excomisario de las cloacas de Interior hoy en prisión, en la que le recuerda los dos encuentros que celebraron en el pasado y trata de convencerle, apelando a la empatía que –dice– "se creó entre los dos", para que le cuente (sobre todo) "quién te dio realmente la información de las cuentas de mi madre y hermanos en la BPA", la Banca Privada d'Andorra, con cuyos propietarios (los hermanos Cierco) la familia mantiene una causa abierta.

Publicidad
Media: 3.58
Votos: 19

Encabezado de la carta que Josep Pujol Ferrusola le envió a la prisión de Estremera al excomisario Villarejo en mayo.

El titular de prensa fue: "Los Pujol envían a Villarejo una carta a prisión para pedirle ayuda ante la justicia". Y el subtítulo: "Josep, hijo del expresidente de la Generalitat, reclama al comisario jubilado que revele quién le ordenó participar en la Operación Cataluña contra el secesionismo".

Bueno, pues ni una cosa ni la otra. Público ha tenido acceso al original (que se puede leer íntegro al final de este artículo) de la carta que envió en mayo Josep Pujol Ferrusola al excomisario que controló desde las sombras las cloacas de Interior, en la que el hijo del expresident apeló a la química que (dice) compartieron en sus dos encuentros para intentar que corrija –ahora también como "víctima"– las mentiras que vertió en sus "notas internas de inteligencia financiera" sobre la familia Pujol.

No obstante, ningún otro de los Pujol –y ni siquiera los abogados de la familia ni del propio Josep– estaban al corriente de la carta, puesto que fue una iniciativa personal suya que no consultó con ninguno de ellos y que incluso le costó el disgusto y hasta la reprimenda de hermanos y letrados, según ha podido saber Público. Además, el objetivo fundamental de la misiva –como se comprueba al leer su texto íntegro– era obtener la identidad de la fuente bancaria andorrana que filtró el estado de cuentas de los Pujol, en vista del pleito que mantienen con los propietarios de la BPA (Banca Privada d'Andorra) ante la justicia de ese país.

Villarejo apoyó la querella de los Cierco, dueños de la BPA, asumiendo la autoría de las "notas internas" contra los Pujol

Los hermanos Higini y Ramon Cierco, dueños mayoritarios del BPA, han puesto una querella criminal por coacciones contra altos funcionarios del Ministerio del Interior español, fundamentándola en las "notas internas" que se filtraron a la prensa, y de cuya autoría se responsabilizó Villarejo ante notario en septiembre de 2016; trabajo por el que sin duda percibió honorarios, visto su modus operandi.

El excomisario incluso asumió una "nota informativa" a la que ha tenido acceso Público y en la que se asegura que la anterior no era más que una "maniobra de distracción para evitar que se detectara a los que en realidad consiguieron datos de BANCA PRIVADA DE ANDORRA (BPA) que vinculaban al clan PUJOL y responsables indirectos de su filtración ilegal al periódico el MUNDO".

Es decir, Josep –por su cuenta y riesgo, en absoluto la familia en su conjunto– no pretendía que Villarejo les brindase ayuda ante la justicia española, sino que le aclarase quién violó en Andorra el secreto bancario para perjudicarles: "...quién te dio realmente la información de las cuentas de mi madre y hermanos en la BPA". Si de verdad fueron los hermanos Cierco, o no:

"Mi duda es si la culpa es realmente suya, o nos estamos equivocando de banco. Tú, mejor que nadie, sabes quién te dio la información y tu ayuda sería fundamental para no cometer injusticias", dice literalmente la carta. 

Igualmente, Josep no le pregunta a Villarejo quién le ordenó participar en la Operación Cataluña –términos que no emplea en ningún momento–, sino que:

"Me gustaría también saber quién le escribió los guiones a Victoria Álvarez [la examante de Jordi Pujol Jr.], porque tú y yo sabemos que Jordi jamás bajó mochilas llenas de dinero desde Andorra. ¿Quién creó el bulo de los 3.000 millones? ¿Y lo de la furgoneta en Chile?"

Josep Pujol acusa a Villarejo de montar "la perfecta máquina del fango Made in Spain"

Al tiempo que responsabiliza personalmente al comisario Villarejo de montar "la perfecta máquina del fango Made in Spain" con la que "se creaba la alarma social necesaria para motivar la intervención de una fiscalía totalmente controlada por el Ministerio de Justicia", según las palabras de Josep Pujol, tal como se puede leer en el siguiente fragmento:

Además, el hijo del expresident catalán atribuye a Villarejo unos conocimientos de los secretos del poder, incluida la Corona, que sin duda ha demostrado tener unos meses después con la filtración de las grabaciones de la amante de Juan Carlos I (Corinna Larsen) en la culminación del chantaje a la Casa Real que Público adelantó un año antes de que se consumase:

Josep Pujol asegura que su familia no conoce los secretos del blanqueo del rey en Suiza, pero que intuye que Villarejo sabe "qué españoles tienen su dinero allá"

"Nadie en mi familia sabe quién es Arturo Fasana ni la cuenta Soleado [el broker del rey emérito y la cuenta en Suiza que compartió con grandes fortunas españolas], pero intuyo que tú sí sabes qué españoles tienen su dinero allá. Cuando se habla de las ramas y los nidos que caen, Pujol se está refiriendo a que si se emplean métodos poco ortodoxos para derribar al adversario, lo que un día se aplica al otro, al día siguiente se puede volver en contra de uno mismo. El PP está pagando las consecuencias de esta forma de actuar, y utiliza sin piedad mecanismos de post-verdad contra sus propios miembros, al igual que antes se hizo con Podemos y antes con el PSOE. No me cabe la menor duda de que la máquina afectará a Albert Rivera... y será desagradable".

Público ha preguntado directamente a Josep Pujol a qué se refiere con esa frase sobre el líder de Ciudadanos, y ha respondido que sólo habla de un convencimiento personal, no de datos concretos que conozca o pueda demostrar.

En toda la redacción de la misiva queda claro que el autor está amargado por las consecuencias que han tenido para él y su familia la difusión de lo que él califica de "mentiras" sobre presunta corrupción por valor de miles de millones, una trama fabulosa que de momento no ha podido ser probada en el procedimiento judicial pero cuya sospecha los ha convertido en auténticos apestados:

"También se han contado infinidad de mentiras sobre nosotros. De los 3.000 millones, de las fundaciones en paraísos fiscales, de bolsas llenas de dinero moviéndose por medio mundo, de contrabando en helicóptero o furgonetas. Todo lo que es mentira no se va a poder demostrar, pero el daño ya es irreparable. Mi duda es si de verdad en algún momento os creíais lo que filtrabais a la prensa o era parte de una estrategia de intoxicación. Lo cierto, es que la práctica de la post-verdad ha funcionado y sigue funcionando. Los nidos caen por todas partes. En mi caso concreto, yo perdí el trabajo en Indra a pesar de los múltiples éxitos que había tenido en Rusia y Estados Unidos. El propio Fernández Díaz presionaba regularmente para que me echaran".

La noticia del traslado de Villarejo de prisión al hospital

Y lo que anima a Josep Pujol a escribir personalmente a Villarejo, según comienza su misiva, es la noticia de que el excomisario ha sido trasladado de la prisión de Estremera al hospital con una crisis cardíaca –que después los médicos atribuyeron a medicamentos que él mismo se había tomado– que estuvo cerca de costarle la vida:

"Ayer leí en el periódico que has estado a punto de morir y me ha entrado un sentimiento confuso que quería compartir contigo. Nos conocemos poco, pero creo no equivocarme si digo que entre los dos se creó una empatía de esas que se sienten, pero no se explican", comienza la epístola, como se ve en el encabezado reproducido al principio de este artículo.

"Yo no te deseo ningún mal, ni a ti ni a tu familia, y siento que estéis pasando por lo que estáis pasando. Por desgracia, como tú bien sabes, mi familia también está pasando por una mala etapa que dura ya más de cinco años. Tú y yo sabemos quién empezó en 2012 toda esta persecución de mi familia, y cómo se organizaron las declaraciones fantasma de Javier De la Rosa [financiero catalán condenado] y Victoria Álvarez. Con el tiempo incluso hemos sabido que cobraron por inventarse lo de las cuentas en Suiza, y lo de las mochilas llenas de dinero, y que dos de los principales artífices, Fernández Díaz y Moragas, han tenido que apartarse de la primera línea política porque su participación en la farsa hacía insostenible su situación. Moragas además, supongo que recibió algunas collejas de su mujer... tú ya me entiendes... y ha tomado distancia física".

"Después nos vimos tú y yo, e intenté explicarte la poca capacidad de maniobra que yo creía que tenía mi padre sobre el President Mas y los líderes del Procés. Tú no me creíste. Tú creías que Pujol tenía la autoridad para frenar la inercia iniciada en las manifestaciones de 2010, 2011 y 2012, y por eso seguisteis el plan de destrucción del personaje siguiendo las instrucciones del Ministro del Interior quien a día de hoy sigue convencido de que Pujol lo podía haber evitado todo. Me parece un iluso o un bobo, o las dos cosas".

En su intento de convencer al excomisario encarcelado, Josep Pujol trata de obtener su complicidad, ambos como "víctima[s] de estos métodos," y termina su carta instándole a hablar antes de morir: "Ni se te ocurra irte de aquí sin tirarme un cabo. Creo que me lo debes".