Público
Público

Emergencia del coronavirus La exdirectora de Salud Pública de Madrid denuncia que el pase a la fase 1 no está basado en "criterios de salud"

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, reconoce que la región no cumple las ratios de camas por habitante que exige el Ministerio de Sanidad para pasar de fase, pese a lo cual ha firmado la petición oficial sin el aval de ningún experto o médico.

Enrique Ruiz Escudero
El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, momentos antes de comparecer en la comisión del ramo de la Asamblea de Madrid. (BALLESTEROS | EFE)

Público | agencias

La ya exdirectora de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes, trasladó en su carta de dimisión su desacuerdo con la decisión del Consejo de Gobiernode solicitar pasar a la fase 1 de la estrategia de desescalada que, a su juicio, "no ha estado basada en criterios de salud".

En su carta de dimisión remitida al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, explicita que deja su cargo por "responsabilidad" y subraya su desacuerdo con la decisión adoptada en el Consejo de Gobierno y en contra del criterio de la Dirección General de Salud Pública, basado en "indicadores tanto epidemiológicos como asistenciales".

Fuentes recalca que su compromiso con la administración de la Comunidad de Madrid, a la que ha dedicado "su vida profesional" y el que mantiene con la población de la región le "impiden" estar "de acuerdo con la toma de decisiones que no han estado basados en los criterios de salud".

Por ello, comunica que no le queda "otra opción" que presentar su dimisión con "el gran dolor" que le supone "abandonar" una responsabilidad por la que siente "alto grado de compromiso".

La renuncia de Fuentes se produjo ayer, jueves, tras el largo debate que se ha producido en el Ejecutivo autonómico sobre si Madrid debía pedir o no al Ministerio de Sanidad entrar en dicha fase, que suaviza medidas de confinamiento.

En este sentido, la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en su peor momento de su mandato, ha admitido que solicitó el cambio de fase tras reunirse con empresarios y en contra del criterio de la Yolanda Fuentes.

La Comunidad de Madrid presentó ayer formalmente la documentación técnica de su propuesta para entrar la fase 1 del plan de desescalada del Gobierno central ante el Covid-19, que se sustenta en una caída del 84% de hospitalizados y del 64% de los ingresados en UCI durante el pico de incidencia de la pandemia.

Pese a estos datos alentadores, Madrid sigue siendo el mayor foco de contagio, pero eso no ha impedido al Gobierno regional trasladar al central la petición del cambio de fase, petición que no está firmada por ningún técnico, científico  o profesional de la medicina, sino por el propio consejero madrileño de Sanidad, lo que resta valor a la petición.

Por si esto fuera poco,  ​Ruiz Escudero ha admitido que la región no cumple las ratios de camas por habitante que exige el Ministerio de Sanidad para pasar a la fase 1 de la desescalada, pero ha asegurado que pueden alcanzarlo gracias a la "flexibilidad" y "capacidad de respuesta" del sistema sanitario de la región.

Ahora mismo, ha dicho Ruiz Escudero, la región cuenta con 1.350 camas de UCI, pero durante el pico de la crisis, ha recordado el consejero, se llegaron a tener 1.942.

En cuanto a la hospitalización, el Ministerio requiere tener entre 37 y 40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes, por lo que Madrid, acogiéndose al baremo inferior, necesitaría 24.750 camas.

Reorganización de la Consejería de Sanidad

Su marcha coincide con la reorganización de la Consejería de Sanidad anunciada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha nombrado al exdirector del hospital provisional de Ifema, Antonio Zapatero, al frente de una nueva viceconsejería de Salud Pública y Plan Covid-19, que coordinará la gestión de la pandemia.

¿Te ha resultado interesante esta noticia?

Más noticias