Público
Público

Francisco Serrano Podemos pedirá personarse como acusación contra el exportavoz de Vox en Andalucía por su presunto delito de fraude

La Fiscalía Superior de Andalucía se ha querellado contra el juez en excedencia Francisco Serrano por un presunto fraude de subvenciones. Serrano ha dejado el partido ultraderechista, pero no su acta de diputado. Facua también estudia personarse.

El presidente del grupo parlamentario Vox, Francisco Serrano, en su escaño en el Parlamento de Andalucía. E.P./María José López
El presidente del grupo parlamentario Vox, Francisco Serrano, en su escaño en el Parlamento de Andalucía. E.P./María José López

Podemos pedirá personarse como acusación popular en la causa abierta contra el exportavoz de Vox en el Parlamento andaluz y ahora diputado no adscrito, el juez en excedencia Francisco Serrano. La Fiscalía Superior de Andalucía presentó el pasado 1 de julio una querella contra Serrano por presunto fraude de subvenciones ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

A su vez, Rubén Sánchez, portavoz de Facua y denunciante ante la UDEF del caso, también está estudiando solicitar su personación como acusación, aseguran fuentes de su entorno. Serrano fue portavoz y presidente del grupo ultraderechista en el Parlamento autonómico.

Podemos:"Podríamos estar ante un chiringuito privado pagado con los impuestos de todos los españoles"

Tras conocerse la presentación de la querella de la Fiscalía, el juez abandonó la formación de Santiago Abascal y el grupo parlamentario, pero no su acta de diputado.Fuentes de Podemos recuerdan que fue la organización de consumidores que lidera Sánchez quien denunció inicialmente el caso de Serrano, que la formación morada considera "de especial gravedad": "Podríamos estar ante un chiringuito privado pagado con los impuestos de todos los españoles. Por ello, nos personaremos en la causa que se sigue en defensa del interés general de todas y todos", apuntan.

A su vez, el secretario de Organización del partido, Alberto Rodríguez, ha denunciado que "el objetivo número uno" de la formación de Abascal "es saquear los recursos de la gente trabajadora en beneficio de unos pocos privilegiados". "Por mucha bandera que usen, no van a poder ocultarlo", apostillaba.

Serrano, también candidato del partido ultraderechista a la Presidencia de la Junta de Andalucía en las elecciones de 2018, conocido por su negacionismo de la violencia machista -entre otras cuestiones, también fue inhabilitado durante dos años por prevaricar-, era uno de los dos socios de una empresa receptora de una subvención estatal. Todo, pese a que desde Vox disparan directamente contra las "subvenciones", ayudas y "paguitas", término con el que se han referido en reiteradas ocasiones al ingreso mínimo vital (IMV).

Según la Fiscalía, la empresa de Serrano nunca puso en marcha el proyecto, subvencionado con 2,5 millones

En concreto, en 2016, la sociedad limitada BioWood Niebla recibió un préstamo de 2,5 millones de euros del Ministerio de Industria, si bien este dinero se transfirió inicialmente a una cuenta a nombre de Serrano. Según la Fiscalía, la empresa nunca puso en marcha el proyecto subvencionado, y Hacienda requirió la devolución del dinero.

Para el Ministerio Público, queda indiciariamente acreditado que Serrano y su socio "se concertaron con la intención de obtener fraudulentamente ayudas públicas". Entre otras cuestiones, supuestamente ambos desviaron además  438.000 euros a usos no previstos. 

A su vez, la decisión de la Fiscalía Superior llegó tras recibir traslado de las diligencias de investigación penal emprendidas por la Fiscalía de Sevilla, que actuó tras recibir la denuncia de Facua ante la UDEF.

Martina Velarde: "Debería dejar el acta de inmediato"

Por su parte, la coordinadora autonómica de Podemos en Andalucía, Martina Velarde, también responsable de Justicia del partido, asegura que Serrano "debería dejar el acta de inmediato, y evitarnos así a los andaluces y andaluzas tener otro representante público manchado por la corrupción. Pero es evidente que ni a él ni a Vox les importa Andalucía".

Según Velarde, "queda claro que los de Vox pierden el desprecio por lo público cuando de tienen que aprovechar de ellos. No son representantes públicos, son depredadores de los público", zanja.

Más noticias de Política y Sociedad