Público
Público

El Gobierno esquiva la presión del Govern y evita confirmar la fecha de la Mesa de Diálogo

Este viernes se celebra un encuentro bilateral del Ejecutivo de Pedro Sánchez y la Generalitat en la que se tratarán temas como la gestión de las becas, el ingreso mínimo vital o la cesión de infraestructuras. Desde Moncloa consideran muy relevante esta reunión y aseguran que la Mesa se celebrará pronto y habrá "concreciones".

18/01/2022 Rufián
El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, pasa por delante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una imagen de archivo. Eduardo Parra / Europa Press

Pasado el ecuador de la legislatura, la aprobación de la reforma laboral y las elecciones en Castilla y León, el debate sobre Catalunya ha vuelto a resurgir, si es que alguna vez se fue. Este viernes tendrá lugar un encuentro bilateral entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat. Pero los días previos al mismo han revelado las presiones al Ejecutivo de Pedro Sánchez para que convoque la Mesa de Diálogo, cuyo último encuentro tuvo lugar el pasado mes de septiembre. El presidente de Catalunya, Pere Aragonès, reclamó a Moncloa "valentía", desde ponen en valor su "voluntad" de llegar a acuerdos y dialogar. El Gobierno de Sánchez intenta así esquivar estas críticas, que también llegaron al Congreso este martes, aunque evita poner una fecha concreta a esta reunión. 

"Se convocará", insisten fuentes gubernamentales a Público. "Cuando toque", añaden si atreverse a anticipar ni tan siquiera una horquilla temporal. Eso sí, fuentes de Moncloa consultadas reconocen que la convocatoria tiene que servir para que haya "concreciones" con el Govern. Y dicen que "las habrá". 

El mensaje del Gobierno de Sánchez lo representó este martes en rueda de prensa la ministra portavoz, Isabel Rodríguez. "El diálogo se practica en este Gobierno con absoluta determinación", señaló sobre las relaciones con Catalunya. Rodríguez fue expresamente preguntada por esa "valentía" que le pide Aragonès. "No es necesaria esa valentía, hay voluntad", contestó. Considera la ministra portavoz que desde el Gobierno de Sánchez se ha producido un "avance en el diálogo" y en las relaciones normalizadas con la Generalitat.

Desde Moncloa consideran muy relevante la reunión de este viernes, que se celebrará en Barcelona. En dicho encuentro se tratarán temas como la gestión de las becas, el ingreso mínimo vital o la cesión de infraestructuras. "Son cuestiones muy importantes. El diálogo es nuestro instrumento de trabajo", insistió la ministra portavoz. 

Las peticiones del Govern llegaron también al hemiciclo del Congreso en la sesión de control de este miércoles. Lo hicieron en boca del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que señaló que el Gobierno "quiere pasar de la mesa de diálogo". "Siempre estaremos con la mano tendida para la Mesa de Diálogo como estamos también con la comisión bilateral que se va a reunir este viernes", le contestó Sánchez, apuntalando la relevancia que Moncloa quiere otorgar al encuentro de esta semana. 

La delegación catalana estará encabezada por la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, acompañada del vicepresidente y conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, el conseller de Economía, Jaume Giró, y la delegada del Govern en Madrid, Ester Capella. Por parte de la Moncloa, ha explicado Plaja, la delegación estará liderada por Rodríguez, también ministra de Política Territorial. 

Fue el pasado 15 de septiembre cuando se celebró la Mesa. Un encuentro que sirvió para constatar los diferentes objetivos de ambos actores políticos. Sánchez descartó el referéndum. Pero en su Ejecutivo valoraron con satisfacción. Por un lado, consideraban que se consolidaba este espacio como instrumento para llegar a un acuerdo en torno al conflicto catalán. Por otro, la coincidencia con la Generalitat en que el proceso llevará tiempo y no se dinamitará este cauce de diálogo a las primeras de cambio. Y, también, por ser capaces de crear un nuevo clima político entre España y Catalunya. 

Desde entonces, el Govern le ha puesto "deberes" en varias ocasiones a Moncloa. Aragonès, en su discurso navideño, afirmó que 2022 "tiene que ser el año en el que la negociación con el Estado avance y empiece a aportar resultados tangibles". Los "avances constatables" en la Mesa de Diálogo son mencionados también por ERC como uno de los condicionantes para seguir apoyando sin fisuras las medidas de Sánchez. 

Uno de los retos de lo que queda de legislatura

Más allá de la abundante acción legislativa que tiene intención el Gobierno de desarrollar, el asunto catalán será otro de los retos importantes que tendrá Sánchez hasta 2023. Y más viendo las peticiones del Govern y de sus socios de ERC, con quienes pese a su desencuentro con la reforma laboral, siguen manteniendo buenas relaciones. 

Aparte del citado encuentro de este viernes, Moncloa le otorga una importante relevancia a la Conferencia de Presidentes que tendrá lugar el viernes 25 en La Palma. A esa cita, de momento, el presidente de la Generalitat rechaza asistir. Para Aragonès, "es lo mismo de siempre". "Practicamos el diálogo con todos los presidentes autonómicos", resaltó Rodríguez. Uno de los asuntos que se tratará en dicho encuentro será la gestión de los fondos europeos, puesta en el punto de mira del PP. 

Más noticias