Público
Público

El Gobierno otorga un perfil bajo al primer encuentro de Sánchez con Meloni

En Moncloa enmarcan la primera reunión del presidente con la mandataria ultraderechista de Italia como una toma de contacto de "cortesía". Ambos líderes mantendrán una "breve" conversación bilateral este viernes en Alicante con motivo de la celebración de la Cumbre Euromediterránea. 

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, en un acto en Roma, a 2 de noviembre de 2022.
La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, en un acto en Roma, a 2 de noviembre de 2022. Roberto Monaldo / LaPresse via ZUM / DPA / Europa Press

La ciudad de Alicante acoge este viernes a varios de los principales líderes europeos. Concretamente a los nueve mandatarios de los países mediterráneos. La Cumbre Euromediterránea tratará principalmente asuntos sobre economía y energía. Pero servirá también para que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúna por primera vez con la primera ministra de Italia, la dirigente ultraderechista Giorgia Meloni. En Moncloa no han destacado mucho este primer encuentro bilateral, le otorgan perfil bajo y lo enmarcan en una primera toma de contacto. 

Fuentes del Ejecutivo de Sánchez insisten en señalar el carácter de pura "cortesía" de este encuentro. Será "breve", apuntan las mismas fuentes. "Para que se conozcan", insisten. No se esperan, por tanto, grandes titulares sobre el encuentro, más allá de una foto oficial. "No habrá temas concretos a tratar", añaden. En Moncloa destacan que las relaciones bilaterales con Italia son fuertes e importantes más allá del color político de ambos máximos dirigentes. Además destacan que en algunas posiciones relevantes como la energía han mantenido hasta el momento posiciones comunes. 

Lo que no se tratará en la breve reunión será nada relacionado con las migraciones. Un espinoso tema, por la postura ultra de Meloni, que ya se ha visto además materializada por las reticencias, junto a Mateo Salvini, en acoger en sus puertos barcos de rescate de personas migrantes recogidas en el Mediterráneo. Una actitud política que contrasta con algo de lo que hizo bandera el Gobierno de Sánchez desde sus comienzos, con la acogida del barco Aquarius.

Las diferentes posiciones sobre este asunto humanitario no serán tampoco prioridad de las sesiones de la cumbre aunque no se descarta que haya menciones en la declaración final. "La migración no va a ser un tema clave aunque se hablará de ello", destacan en el Gobierno de Sánchez. El líder del Ejecutivo también mantendrá otro "breve" encuentro bilateral con el mandatario francés, Emmanuel Macron. 

El encuentro bilateral de Alicante se gestó, según fuentes gubernamentales, el pasado 2 de noviembre. Varios días después de que Meloni se convirtiera en primera ministra, Sánchez la llamó para felicitarla. "Seguiremos trabajando juntos en el marco de la UE y de la OTAN y reforzando nuestras relaciones bilaterales", escribió en su cuenta de Twitter. En esta llamada surgió la idea de verse en Alicante y lo acordaron mutuamente. 

Desde el Ejecutivo italiano destacaron entonces que ambos habían "insistido en la cooperación entre Italia y España sobre los principales temas que centran la agenda europea e internacional". Entre estas prioridades están la cuestión energética, tras la última reunión del Consejo Europeo, la colaboración en el marco de la OTAN y la gestión europea de la economía y de la inmigración, según informó el Gobierno de Italia. 

Meloni ganó las elecciones el pasado 25 de septiembre. Aliada de Vox, junto a los que ha realizado mítines políticos, su triunfo puso en alerta a los socialdemócratas y progresistas europeos. Por la institucionalidad que le corresponde como presidente del Gobierno, Sánchez no ha entrado en el cuerpo a cuerpo con Meloni. Aunque los socialistas sí que reivindican su europeísmo, frente a un escepticismo de la dirigente italiana que en todo caso ha ido matizando en los últimos tiempos. 

Más noticias