Público
Público

El Gobierno permite el primer cambio de apellido 'postmortem' en España a un niño asesinado por su padre

El Ministerio de Justicia ha aceptado la petición de la madre del niño de dos años asesinado por su padre en un hotel de la Ciudad Condal gracias a la nueva redacción de la Ley del Registro Civil.

Fachada del hotel Concordia en el Paral-lel de Barcelona.
Fachada del hotel Concordia en el Paral-lel de Barcelona donde un hombre asesinó a su propio hijo en agosto de 2021. Google Maps

Decisión inédita del Gobierno, que ha permitido por primera vez el cambio de apellido en una persona ya fallecida. El Ministerio de Justicia ha aceptado la petición de la madre del niño de dos años asesinado por su padre en un hotel de Barcelona en agosto del año pasado, que pidió cambiar los apellidos del menor para que no llevara el paterno. 

Lo han explicado en un comunicado este miércoles las abogadas Carla Vall y Marta Ariste, que representan a la madre del niño. Han detallado que la orden ministerial autoriza el cambio de apellidos "por razones excepcionales y con la urgencia que exige una reparación inmediata" y que la decisión se toma en base de la nueva redacción de la Ley del Registro Civil de acuerdo a la Ley de Protección Integral Contra la Violencia de Género.

Las abogadas han lamentado que tras el crimen se encontraron "con un vacío legal, donde se permitía el cambio de apellidos en vida pero no 'postmortem'", y han celebrado la autorización como un acto restaurativo "imprescindible a nivel emocional, psicológico, social y necesario para la reparación de la madre".

Las letradas consideran que "se abre una vía de justicia restaurativa también para otras madres que hayan sido víctimas de violencia de género por violencia vicaria en el resto del Estado español".

"Seguimos exigiendo un cambio legislativo para que este cambio de apellidos deje de ser un procedimiento excepcional, y que pase a ser regulado para poder tramitarse por las vías de urgencia", han añadido las abogadas, que han reclamado que el cambio pueda hacerse de manera inmediata después de la muerte para poder celebrar el funeral con los nuevos apellidos.

El niño fue asesinado el verano pasado por su padre, que después se suicidó, en un hotel de Barcelona, y ya entonces las abogadas de la madre reclamaron cambios legislativos que permitan usar la vía de urgencia para cambiar los apellidos en víctimas de violencia vicaria.

Más noticias