Público
Público

Emergencia del coronavirus El Gobierno permite el teletrabajo, salvo pacto contrario entre empresa y trabajadores

De esta forma se permitarán las actividades laborales que no impliquen el desplazamiento del domicilio.

Gobierno espera un acuerdo con una "respuesta urgente" en la UE
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado este viernes que el Ejecutivo español trabajará de forma "incansable" para que se consensúe un acuerdo a nivel europeo que dé una respuesta "urgente y decidida" a la crisis sanitaria y de cara a las medidas e inversiones necesarias para la recuperación, tras la falta de consenso en la reunión de ayer de los jefes de los Estados miembros. "La UE no puede dar la espalda", ha subrayado.

Manuel Sánchez / Alejandro L. de Miguel

El Gobierno aprobó este domingo el decreto que delimita las actividades esenciales que podrán seguir en marcha hasta el día 9 de abril, en el que incluye que todas las modalidades de teletrabajo podrán seguir desarrollándose, salvo pacto contrario entre la empresa y los trabajadores.

Había muchos sectores económicos queriendo saber si se podían seguir desarrollando su labor aunque su actividad no fuese declarada como esencial si se desarrollaba al cien por cien vía telemática, o tendrían que acogerse también al permiso retribuido recuperable.

El Gobierno ha incluido el teletrabajo en una de las 40 categorías que se  considera como actividad esencial y concluye en el decreto que podrán seguir realizándolo "las personas trabajadoras que ya se encuentren prestando servicios a distancia, salvo pacto en contrario entre el empleador y la representación legal de las personas trabajadoras a través de la negociación colectiva o, en ausencia de dicha representación, las propias personas trabajadoras". 

Esto no supone que los trabajadores puedan negociar con la empresa acogerse al permiso retribuido recuperable como el resto de los que están afectado por servicios no esenciales, según explicó la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

El objetivo del Gobierno es, sobre todo, que no haya movilidad y que los trabajos que se realicen no impliquen desplazamiento del domicilio, por lo que podrán seguir las clases escolares o universitarias por teleconferencia, o los cursos que ya se están impartiendo desde que se decretó el estado de alarma. Esto supondrá que una parte de la actividad económica no se paralizará completamente.

El sábado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comunicó su intención de endurecer el confinamiento. La prohibición de las actividades no esenciales arrancará este lunes, 30 de marzo, y se prolongará hasta el jueves 9 de abril, ya dentro de los días festivos de la Semana Santa.

El jefe del Ejecutivo explicó entonces que estos días serán considerados como un "permiso retribuido recuperable". Durante este periodo, los trabajadores de sectores considerados no esenciales continuarán percibiendo sus salarios, y transcurrida la emergencia sanitaria deberán recuperar las horas no prestadas de forma paulatina y espaciada en el tiempo.

Más noticias de Política y Sociedad