Público
Público

Catalunya El Gobierno ve "oportuno" convocar la mesa de diálogo sobre Catalunya en julio, tras las elecciones gallegas y vascas

La ministra portavoz, María Jesús Montero, afirma que no habrá "ningún inconveniente" por parte del Ejecutivo, después de que el vicepresidente de la Generalitat reclamase una reunión "cuanto antes": "Basta ya de excusas".

El Gobierno dice que tiene controlados los rebrotes y asume que seguirá habiendo hasta que haya vacuna
Montero asegura que en las residencias, "un solo caso" ya se considera un rebrote y requiere "todas las vigilancias" del sector sanitario

Alejandro López de miguel/ manuel sánchez

El Gobierno ve "oportuno" convocar la mesa de diálogo sobre Catalunya durante el mes de julio, una vez pasadas las elecciones gallegas y vascas del 12 de julio.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha asegurado este martes que, por parte del Ejecutivo, "no va a haber ningún inconveniente", siempre que la situación epidemiológica se mantenga. Esto es: que la pandemia siga "controlada", continúen reduciéndose los contagios y los brotes se mantengan "en estricto control".

Aragonès: "Basta de excusas"; "La situación por el coronavirus no elimina el conflicto político entre los partidarios de autodeterminacion de Catalunya y los poderes del Estado"

En caso contrario, advertía Montero, "toda la agenda política se vería trastocada". La mesa de diálogo sobre la situación en Catalunya es un compromiso del Ejecutivo con ERC, si bien la única reunión en este marco tuvo lugar el 26 de febrero. Además, ERC puede jugar un papel clave para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, que el Gobierno quiere llevar al Congreso de los Diputados en tiempo y forma, durante el mes de septiembre, y la mesa de diálogo es una reivindicación primordial para la formación republicana.

La ministra portavoz ha comparecido este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, [entre otras cuestiones, ha aprobado un real decreto para mejorar las condiciones de los trabajadores del sector pesquero], apenas unas horas después de que el vicepresidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, reclamase al Ejecutivo central que convoque una reunión "cuanto antes". "Basta de excusas", exigió Aragonés durante una entrevista en TVE.

"La situación por el coronavirus no elimina el conflicto político entre los partidarios de autodeterminacion de Catalunya y los poderes del Estado", afirmó, Aragonès. Montero recordaba poco después que la pandemia ha centrado los esfuerzos del Gobierno central y de los Ejecutivos autonómicos, convirtiéndose en una "suerte de paréntesis" en el que otras cuestiones han quedado en segundo plano.

Con todo, Aragonés respondía a la posición del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que se ha mostrado partidario de retomar estas reuniones tras la celebración de las próximas elecciones catalanas, aún sin fecha. "Cuanto más se tarde peor, cuanto antes mejor", incidía el vicepresidente catalán.

En febrero ya hubo tensiones entre el Ejecutivo y ERC a cuenta de la decisión del primero de esperar a las elecciones catalanas -que ya sobrevolaban- antes de convocar esta mesa. Finalmente el primero rectificó, y organizó la reunión del 26 de febrero, en Moncloa. 

Más noticias de Política y Sociedad