Público
Público

Catalunya coronavirus El Govern catalán sopesa la posibilidad de decretar un confinamiento de fin de semana

Catalunya pone el toque de queda entre las 22.00 y las 6.00 horas y critica al Gobierno: "No es precisamente un ejemplo de cogobernanza"

Aspecto de las Ramblas de Barcelona este jueves, cuando Catalunya celebra una jornada atípica de Sant Jordi | EFE
Aspecto de las Ramblas de Barcelona este jueves, cuando Catalunya celebra una jornada atípica de Sant Jordi | EFE

agencias

La consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha admitido este lunes que tiene "sobre la mesa" la posibilidad de decretar un confinamiento de fin de semana, que es el momento en que hay "más interacción social". En declaraciones a Catalunya Ràdio, Budó ha explicado que el Govern "irá viendo qué medidas debe ir tomando" en función de cómo evolucionen los datos epidemiológicos, aunque ha remarcado que hay que intentar "evitar el confinamiento total" que se aplicó en marzo.

En cambio, un confinamiento de fin de semana sí "es un escenario que está sobre la mesa" del Govern, ya que sábado y domingo "es cuando hay más interacción social". "Hemos de explorar diferentes escenarios, y uno de ellos podría ser este, es una opción que está contemplada", ha insistido Budó, que ha hecho hincapié en la necesidad de "reducir la interacción social".

Budó ha destacado que la primera noche de toque de queda en Catalunya "parece que ha funcionado" gracias a la "responsabilidad" de la gente.

Sobre el decreto de estado de alarma impulsado por el Gobierno de Pedro Sánchez, ha opinado que "se ha quedado corto" porque "limita las decisiones que como gobierno de Catalunya podemos tomar".

Por ejemplo, el Govern no puede "dictar la obligatoriedad del teletrabajo" o imponer un "confinamiento domiciliario" de manera "unilateral", porque el decreto no le da "toda la cobertura jurídica para poder tomar todas esas decisiones sin ir a pedir la autorización" de los tribunales o del Gobierno español.

El Govern de Catalunya ya anunció este domingo que las restricciones de movilidad para frenar los contagios por coronavirus serán entre las 22.00 y las 6.00 y criticó al Ejecutivo de Sánchez por decretar el estado de alarma: "No es precisamente un ejemplo de cogobernanza". Además, los establecimientos abiertos al público tendrán que cerrar a las 21.00 horas, según informaron fuentes del Govern.

Preferían el decreto de marzo

El conseller de Interior, Miquel Sàmper, consideró "insuficiente" el decreto sobre el estado de alarma aprobado este domingo por el Gobierno, porque considera que no permite a la Generalitat adoptar medidas adicionales y necesarias para frenar la covid-19 en Catalunya. 

Aseveró que el Govern esperaba encontrar en el decreto "una respuesta a la altura del mes de marzo", en una rueda de prensa este domingo junto al subdirector de Protección Civil de la Generalitat, Sergio Delgado, y al comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent.

Para él, el nuevo decreto "no es precisamente un ejemplo de cogobernanza": "Más allá de las medidas ya vigentes en Catalunya que limitan las reuniones a seis personas y el aforo en actividades religiosas, solo permite aplicar el toque de queda -en vigor desde este domingo a las 22.00 horas- y restringir las entradas y salidas al territorio de la comunidad autónoma", subrayó. 

"Esto no es un decreto de alarma. El decreto de alarma es la posibilidad de que todas las comunidades autónomas tuviéramos la posibilidad de restringir derechos fundamentales de forma excepcional", lamentó.

Según él, el propio decreto de marzo permitía muchas más restricciones, con carácter excepcional, y el nuevo vuelve "a caer en el error de centralizar" la gestión de la pandemia.

Más noticias de Política y Sociedad