Público
Público

Igualdad El PSOE registra en el Congreso una ley para proteger a las víctimas de discriminación frente a los discursos de odio

Esta norma es "muy amplia y recoge la discriminación sin especificar un tipo concreto", por ello pretende que nadie pueda ser discriminado por razón de nacimiento, origen étnico, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación e identidad sexual o expresión de género, enfermedad o situación socioeconómica.

Imagen de archivo de una manifestación del Orgullo Crítico en Madrid. Reuters
Imagen de archivo de una manifestación del Orgullo Crítico en Madrid. Reuters

PILAR ARAQUE CONDE

El PSOE ha registrado este jueves en el Congreso la proposición de ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación. Esta iniciativa pretende "garantizar la igualdad de trato de todas las personas, combatir el racismo, reparar y atender a las víctimas de discriminación", explica el grupo socialista, que ha presentado esta ley "sin contar" con Unidas Podemos ni con el Ministerio de Igualdad, un hecho que ha causado malestar en el seno de la formación morada, tal como señalan fuentes del partido a Público.

Con esta norma se busca que España no sea una excepción en la UE sobre medidas de igualdad de trato, prevención y lucha contra los discursos de odio. Más aún, recuerda el PSOE, "en un contexto de crispación y radicalización,
con la presencia en las instituciones de la ultraderecha, apoyada por la derecha tradicional, lo que hace más necesario que nunca dotarnos de herramientas jurídicas que mejoren la convivencia y garanticen el derecho a la diversidad".

Tal como señala el grupo socialista, la iniciativa, que había sido presentada en la Cámara Baja en otras dos ocasiones sin llegar a aprobarse, se basa en dos principios fundamentales: "El derecho al respeto a la dignidad de la persona y el derecho a la igualdad de trato"

La proposición legislativa recoge el legado del histórico dirigente socialista y activista LGTBI Pedro Zerolo, quien siempre defendió que "discriminar no debe salir gratis", un hecho que ha recordado la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra: "No hay mejor homenaje que podamos hacerle que dar a la sociedad esta ley por la que tanto luchó".

Fuentes socialistas argumentan que esta ley es "muy amplia y recoge la discriminación sin especificar un tipo concreto". En este sentido, nace con la vocación de convertirse en el "mínimo común normativo que contenga las definiciones fundamentales del derecho antidiscriminatorio español y, al mismo tiempo, albergue sus garantías básicas, conscientes de que, en su estado actual, la dificultad de la lucha contra la discriminación no se halla tanto en el reconocimiento del problema, como en la protección real y efectiva de las víctimas".

Por ello, ahonda el PSOE, la finalidad de esta futura ley es que ningún ciudadano pueda ser discriminado por razón de nacimiento, origen étnico, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación e identidad sexual o expresión de género, enfermedad, situación socioeconómica o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

No es una ley penal

La norma incorpora en el marco jurídico del Estado español, al igual que en el resto de Europa, las directrices desarrolladas en los artículos 1, 10, 21 y 47 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE que "garantizan, respectivamente, el derecho a la dignidad humana, a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, a la no discriminación y a la tutela judicial efectiva y a un juez imparcial".

Esta iniciativa "amplía el concepto de discriminación", al introducir en el derecho antidiscriminatorio español nuevas definiciones: "La discriminación por asociación, la discriminación múltiple e interseccional". También, pretende poner el foco sobre la prevención y reparación, por lo tanto no es una ley penal, ya que "aborda la tutela y reparación mediante el establecimiento de sanciones administrativas, porque discriminar no puede salir gratis, pero con una vocación de prevención general, y no sancionadora: sanciones que irán gradualmente desde infracciones leves hasta muy graves", sostiene el PSOE.

Unidas Podemos, molesto por el registro "sorpresa" de la ley

Unidas Podemos ha manifestado su malestar por el registro "sorpresa" por parte del PSOE de la ley de igualdad de trato, una de decisión que se ha llevado a cabo "sin contar" con su socio de Gobierno ni con el Ministerio de Igualdad, competente en la materia, según indican fuentes de la formación morada. 

"El grupo parlamentario de Unidas Podemos ha recibido con enorme malestar el registro sorpresa por parte del PSOE de la ley de igualdad de trato, que forma parte del acuerdo de coalición y que tenían pactado presentar conjuntamente ambas formaciones", añaden estas fuentes. Asimismo, han expresado su preocupación por el "registro unilateral" sin contar con el departamento de Irene Montero, pues ambos grupos y el ministerio "llevaban meses negociando el contenido y estaban ultimando los detalles de la negociación, por lo que su presentación conjunta era inminente", critican desde Unidas Podemos.

Sin embargo, el PSOE asegura que ambos partidos habían pactado que la proposición legislativa fuera presentada "en el cupo de febrero del grupo socialista" y que el partido morado "sabía que la norma se presentaría este jueves". "Como llevamos 11 años preparando esta ley, acordamos que la íbamos a presentar nosotros", apuntan fuentes socialistas a este medio. 

Más noticias de Política y Sociedad