Público
Público

Elecciones autonómicas IU no confluirá con Podemos en Madrid: la izquierda se disgrega en cuatro listas

Las bases de Izquierda Unida aprueban, con el 60,5% de los votos, presentarse a las elecciones autonómicas con la plataforma Madrid En Pie, junto a Anticapitalistas. Desde el partido interpelan a Podemos para que se una al proyecto.

Publicidad
Media: 4
Votos: 6

Sol Sánchez, coportavoz de Izquierda Unida Madrid / EP

Las bases de Izquierda Unida Madrid han decidido no confluir con Podemos para formar una candidatura conjunta en la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones autonómicas del 26 de mayo. Con el 60,5% de los votos han optado por rechazar el ofrecimiento del partido de Pablo Iglesias, cuya candidatura lidera Isabel Serra, y se han decantado por construir la plataforma Madrid En Pie, junto a Anticapitalistas en la Comunidad.

En una rueda de prensa, el responsable del área interna de IU, Javier Viondi, ha indicado que, en el referéndum la opción de aceptar la propuesta de Podemos ha obtenido un 36,75 %. Mientras, un 2,7% se ha decantado por la abstención. Se han emitido más de 2.000 votos, lo que supone un 47% del censo total (que recoge a afiliados y a simpatizantes, aunque desde la formación han explicado que en este proceso han participado solo los afiliados). No obstante, los dirigentes de IU Madrid han dejado las "puertas abiertas a Podemos" y han insistido en reiteradas ocasiones que su intención es que la candidatura liderada por Isa Serra se sume al proyecto.

Viondi ha estado acompañado por el responsable de Relaciones Políticas, Álvaro Aguilera, y la candidata del partido a las próximas elecciones regionales, Sol Sánchez. 

La consulta convocada por la coordinadora regional del partido estaba dirigida a 2.000 militantes y 5.000 simpatizantes en una votación que tuvo lugar la semana pasada de forma online y presencial.

La primera opción de la pregunta formulada a las bases era si optaban por "continuar con el proceso de Madrid en Pié", a cuyas primarias concurrirá el partido con el "preacuerdo" con Anticapitalistas.

La segunda se refería a la propuesta de Podemos, bajo el liderazgo de Isabel Serra, que planteaba ceder a IU Madrid un 33% de los recursos del futuro grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid (frente al 30% de la anterior oferta) y los puestos 2, 6, 12 y 13 (antes 14). También se permitía la opción de la abstención.

Los resultados del referéndum suponen un varapalo para la dirección federal, que sí había apostado por unir fuerzas con la formación morada en la región madrileña, tal y como ha hecho a nivel estatal de cara a las elecciones generales del 28 de abril. Desde IU Madrid se ha insistido en que no hay "ningún tipo de tensión" ni de desencuentro con la coordinadora federal. "Todo el mundo tiene su opinión y el debate honesto y la militancia dirimen. Estamos en absoluta sintonía con la dirección federal", ha insistido Aguilera.

Durante el anuncio de los resultados de la consulta, los dirigentes de IU Madrid han insistido en que la decisión tomada por la militancia no es la de "romper con Podemos", sino la de confluir en un "espacio abierto" en base a un acuerdo programático, al que hay que tratar de sumar, han dicho, al máximo número posible de actores políticos, incluido Podemos. "No estamos fragmentado nada, estamos invitando a la izquierda programática. No rompemos una unidad, trabajamos para que se recuperen otros sectores, y esto tiene que estar construido desde abajo", ha asegurado Aguilera.

El dirigente de IU Madrid ha puesto el ejemplo de su propio partido en 2015, "cuando no supimos entender ese momento político porque no entendimos que había que construir colaborativamente con otros", para interpelar a Podemos Madrid y lograr que los de Serra se sumen a Madrid en Pie. "Podemos tiene que trabajar con responsabilidad incorporándose a un proyecto amplio. Esperamos que otros no cometan el error que nosotros cometimos".

Desde IU han advertido de que si los de Isa Serra quieren confluir en la candidatura con su formación y Anticapitalistas, deberán someterse a primarias y suscribir un acuerdo programático. En este sentido, han anunciado que no aceptarán otra oferta de Podemos Madrid que no se corresponda con esto, ya que la decisión de confluir, han reiterado, la ha tomado la militancia.

"No es un problema de sillones, si una formación es más fuerte, sacará mejores puestos en las listas", ha afirmado Aguilera. En IU Madrid han insistido también en la relevancia que tendrá el programa político, y han asegurado estar "sorprendidos" por el apoyo de los de Pablo Iglesias a Manuela Carmena en las elecciones municipales de Madrid, donde Podemos no ha presentado candidatos.

En este sentido, han afirmado que el hecho de que Podemos apoye una candidatura que "ha impulsado la Operación Chamartín" es un elemento importante para destacar las diferencias entre el programa que quiere formular Madrid en Pie y el que presenten los de Isa Serra. 

El reto de superar el umbral del 5%

Así, la izquierda acudirá a la convocatoria electoral en la Comunidad de Madrid dividida en cuatro listas. La que presenta el PSOE, liderada por Ángel Gabilondo, la plataforma Más Madrid, con Íñigo Errejón  al frente y que decidió escindirse de Podemos, el propio partido del círculo, y ahora también Madrid En Pie.

La federación de IU en Madrid se enfrenta además al reto de superar el 5% de los votos necesario para poder tener representación en la Asamblea regional, una cifra de la que, según algunos estudios demoscópicos, están lejos. Sol Sánchez ha asegurado en este sentido que las encuestas hay que cogerlas con cautela y ha asegurado que en Izquierda Unida manejan estudios que los sitúa "bastante por encima" de ese umbral.

Desde la formación han destacado la importancia de "rescatar de la abstención" al electorado (que en estos momentos supone un 30% en la Comunidad) y creen que la estructura asentada de IU y la movilización de sus cuadros, el "capital humano", puede sacar de la abstención a mucha gente. "La gente necesita proyectos serios y confiables", ha reiterado Sánchez. El 7 de abril vence el plazo para presentar las coaliciones ante las Juntas Electorales correspondientes, aunque las listas definitivas se podrán presentar después. Desde IU Madrid insisten en que cuestiones como el nombre de la candidatura no serán definitivas para atraer a Podemos al acuerdo, aunque destacan que es necesario que las siglas y el proyecto tengan relación con el proyecto de Madrid ciudad, porque allí se juegan a casi el 50 po ciento del electorado.

Más noticias en Política y Sociedad