Público
Público
terrorismo

Josu Ternera se desmarca ante el juez del atentado en la casa cuartel de Zaragoza

Durante su comparecencia por videoconferencia desde Francia, ha leído un escrito en el que se desvincula de los hechos.

Josu Ternera, durante una manifestación. EFE / Archivo
Josu Ternera, durante una manifestación. EFE / Archivo.

El exjefe político de ETA José Antonio Urruticoechea, Josu Ternera, se ha desmarcado este miércoles ante la Audiencia Nacional del atentado a la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, en 1987, que causó la muerte de once personas, entre ellas seis niños, en el que ha negado estar implicado.

Lo mismo ha hecho el exjefe militar de ETA Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, Ata, en su caso con respecto al atentado perpetrado en Leitza (Navarra) en 2002, en el que murió un guardia civil tras la explosión de un artefacto trampa, escondido cerca de una pancarta usada como señuelo.

Ambos han comparecido este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que les ha tomado declaración indagatoria por videoconferencia para notificarles formalmente a cada uno su procesamiento en sus respectivas causas.

El primero ha sido Ternera, que está en libertad condicional y con brazalete electrónico en París, donde tiene procesos pendientes. Como hizo hace unas semanas al comparecer por otras causas, el exdirigente de ETA ha rechazado contestar ninguna pregunta y ha optado por leer una declaración, en español y en francés, informan fuentes jurídicas.

Durante su intervención, de apenas dos minutos, ha negado tener nada que ver con el atentado de la casa cuartel de Zaragoza y ha alegado que por estos hechos ya tiene una causa en otro juzgado de la Audiencia Nacional, por la que la Justicia francesa rechazó entregarle.

Se refiere previsiblemente al procedimiento por crímenes de lesa humanidad abierto contra él y otros cuatro exjefes de ETA por los atentados que presuntamente ordenaron cometer a partir de 2004, si bien las fuentes consultadas consideran que ambos procedimientos no tienen nada que ver.

La Justicia francesa aceptó entregarle por el atentado a la casa cuartel de Zaragoza, así como por la supuesta financiación de la banda terrorista a través de las herriko tabernas, donde está procesado por integración en organización terrorista; y por el atentado contra el directivo de Michelin Luis María Hergueta el 25 de junio de 1980 en Vitoria, causa en la que se le procesó como cooperador necesario o cómplice.

Josu Ternera fue detenido en los Alpes franceses en mayo de 2019 tras casi 17 años en búsqueda y ahora vive en el centro de París en libertad condicional desde finales de julio pasado, cuando se le permitió salir de la cárcel por razones de salud.

Tras él ha comparecido ante el juez Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, Ata, en su caso por el atentado donde murió un guardia civil en Leitzo (Navarra) en 2002.

Carrera Sarobe, también por videoconferencia desde Francia donde está cumpliendo condena, tampoco ha querido contestar a ninguna pregunta y ha negado cualquier participación en estos hechos, que según el juez podrían ser constitutivos de presuntos delitos de pertenencia a banda armada, asesinato terrorista con resultado de muerte, cuatro delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa y tenencia de explosivos. 

Más noticias de Política y Sociedad