Público
Público

La Junta andaluza usará los 450 millones sin asignar para pagar a la sanidad privada si le deriva pacientes covid 

La Junta de Andalucía moviliza recursos frene al avance de la pandemia y asegura que, además de usar las camas de centros sanitarios privados que se necesiten, se harán nuevas contrataciones en los públicos: "Presupuesto tenemos"

Varios médicos trabajan en una UCI. EFE
Varios trabajadores sanitarios en una UCI. EFE.

raúl bocanegra

El gobierno andaluz, formado por una coalición de PP y Ciudadanos, ante el avance de la pandemia, ha decidido utilizar todos los recursos sanitarios a su alcance para atender a los pacientes covid que necesiten atención médica, según anunció esta semana su presidente, Juanma Moreno (PP). Para ello, usarán lo que ellos llaman hucha covid, un depósito de 450 millones de euros que hasta ahora mantenían en cuarentena, para pagar a los hospitales privados por los pacientes covid que le derive y, también, para contratar sanitarios, si hiciera falta. "Presupuesto tenemos", dijo el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo (PP).

El coste final y el desembolso de la Junta de Andalucía dependerá del servicio que se preste y las tarifas, según aseguran fuentes del Gobierno andaluz, serán similares a las que ya se vienen pagando hasta ahora. No hay rebaja ni encarecimiento de precio por la crisis. La Consejería de salud calcula, en función de cómo fueron los picos de la primera ola y de la segunda ola, que los centros sanitarios privados atenderán entre el 10% y el 15% de los casos que requieran de hospitalización. Al paciente que sea derivado a un centro privado no se le cobrará nada.

"Andalucía desde ya dispone de todos los recursos sanitarios públicos y privados para afrontar la pandemia. A ningún andaluz le va a faltar una cama hospitalaria si le hace falta sin coste", manifestó el consejero Bendodo.

La falta de uso de ese fondo de 450 millones en medio de esta pandemia, con la presión sobre el sistema sanitario que ha conllevado severas criticas de los profesionales sanitarios, que han reclamado nuevas contrataciones en el sector público, y de los partidos de la oposición, también, que le han reclamado planes de atención a pymes y trabajadores afectados por la caída del sector turismo y la crisis de la restauración a causa de las obligadas restricciones sanitarias.

El Gobierno anunció este jueves que el plan que llaman 7.500 –cifra que se refiere al número de camas– se ha puesto en marcha. Este plan implica el cese de la actividad asistencial normal para atender de manera prioritaria la covid y aumenta de manera relevante las camas UCI disponibles, de 1.462 a 2.622 (incluyen 534 quirófanos sin actividad quirúrgica).

Según Bendodo, el plan contempla "también la contratación de todo el personal sanitario que sea necesario". "Presupuesto tenemos lo que nos hace falta es que haya personal, porque las bolsas de trabajadores de la sanidad se nos han agotado y estamos tirando de todos los recursos que podemos", añadió el consejero.

Pico de 7.500 ingresos

"Andalucía se prepara para un pico máximo de 7.500 ingresos. Espero no equivocarme y que nunca lleguemos a esa cifra de ingresos hospitalarios", dijo Bendodo, según recoge Europa Press. Aunque el consejero aventuró que los 4.500 ingresos se alcanzarían este viernes, según los datos del Ministerio de Sanidad, hechos públicos este jueves, esa cifra ya se ha superado.

El último informe de Sanidad recoge que en Andalucía, a las tres de la tarde de este jueves, había 4.534 personas ingresadas, que ocupaban el 25,6% de las camas disponibles, y otras 653 en la UCI, con el 35,7% de las plazas utilizadas. Las cifras de ocupación de UCI están por debajo de la media del país, que se ubicaba en el 42,8% y las de ingresos, ligeramente por encima, que en España estaba en el 24%.

Más noticias de Política y Sociedad