Público
Público

Justicia El PP ve en la destitución de Pérez de los Cobos una "agresión" a la Guardia Civil mientras la izquierda la aplaude

La decisión llevada a cabo por el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, sobre el cese del jefe de la comandancia de la Guardia Civil en Madrid ha provocado opiniones variadas entre los políticos.

El hasta ahora jefe de la Guardia Civil de Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos. EFE/Mariscal/Archivo
El hasta ahora jefe de la Guardia Civil de Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos. EFE/Mariscal/Archivo

La decisión llevada a cabo este lunes por el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, sobre el cese "por pérdida de confianza" al jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Madrid, coronel Diego Pérez de los Cobos, ha provocado una confrontación de opiniones entre aquellos que se muestran en disconformidad por la resolución del ejecutivo y los que la aplauden.

Un día después de que transcendiera la decisión, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, la ha calificado de "agresión" a la Guardia Civil. Adelantando que pedirán la comparecencia del ministro del Interior en el Congreso de los Diputados para que dé "explicaciones inmediatas" del cese del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid y responsable de la represión policial del 1-O.

Pablo Casado: "La Guardia Civil, con el prestigio y el apoyo social que tiene, no puede seguir con estas agresiones"

El líder de la oposición asegura que piden al Gobierno "transparencia, rendición de cuentas y que no haya arbitrariedad a la hora de cesar responsables simplemente investigando o poniendo en cuestión las actuaciones del gobierno".

Por su parte la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, carga contra el Gobierno, en un comunicado oficial presentado esta mañana. La presidenta madrileña acusa al Ejecutivo de buscar la "sumisión" y califica esta maniobra como "impropia".

En dicho comunicado ha señalado que "el coronel Diego Pérez de los Cobos es un héroe de la democracia española al que le debemos, entre otras muchas cosas, la defensa del orden constitucional el 1-O de 2017".

"Se trata de una maniobra impropia de un sistema democrático que definitivamente hace saltar todas las alarmas"

Finaliza con la afirmación de que el Gobierno cruza de nuevo una línea roja y lanza un aviso a navegantes: Sánchez e Iglesias no quieren profesionales independientes, "buscan la sumisión".

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este martes que es "gravísimo" que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, "fulmine" al jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Madrid, a su parecer una "intromisión clarísima en el Poder Judicial".

Así, para Almeida se da una "evolución a peor" del "Marlaska heroico del Caso Faisán", y ha preguntado si el ahora ministro, como juez, "hubiera aceptado" esta "intromisión". "¿De verdad se puede cambiar tanto?", se ha preguntado el regidor madrileño.

Almeida: "Fue un error cuando menos celebrar la manifestación del 8M y tiene lógica que un juez lo investigue"

Quien también ha mostrado su apoyo a De los Cobos ha sido el candidato a Lehendakari de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, en una entrevista para Radio Euskadi, ha denunciado que lo que quiere el presidente del Gobierno central es "una guardia civil bolivariana".

Iturgaiz ha afirmado que, a veces, "un cese vale más que la Laureada de San Fernando" y ha expresado todo su apoyo a este alto cargo de la Guardia Civil porque "ha cumplido con su deber que era dar a la Justicia toda la información que tenía la Guardia Civil, le guste o no le guste".

Los apoyos a Grande-Marlaska

Una de las primeras en reafirmarse sobre la decisión tomada por el titular de Interior ha sido la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, que ha afirmado este martes que la decisión se debe a una pérdida de confianza, pero "que tendrá que explicar en qué", pero ha recalcado que eso no implica que el ministro no respete la independencia judicial.

"Hay una amalgama que a veces se está intentando hacer y que no es muy saludable. Puede haber perdido su confianza y tendrá que explicar el ministro en qué ha perdido su confianza pero, como todo el Gobierno, es extremadamente respetuoso y escrupuloso con la labor de la Justicia, que es independiente en sus funciones", ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser.

En su opinión, la pérdida de confianza es "un motivo más que asumible en cualquier sistema democrático" y si esa confianza se ha perdido, "habrá que respetar el criterio del ministro del Interior". Eso no quiere decir que el ministro no sea "tremendamente respetuoso con la labor de la Justicia", ha insistido.

“Higiene democrática”

Por parte de Unidas Podemos la destitución ha sido muy aplaudida. Así lo ha expresado este pasado lunes públicamente Jaume Asens, presidente del grupo morado en el Congreso: "Era una exigencia de higiene democrática desde el 1 de octubre de 2017".

De esta forma ha hecho referencia a tales declaraciones en su cuenta de Twitter, "es él quien debería estar a la espera de sentencia, y no Trapero", en relación a la situación judicial de Josep Lluis Trapero, mayor de los Mossos d'Esquadra durante el proceso soberanista catalán.

Pero el dirigente de Unidas Podemos no ha sido el único que ha celebrado la destitución de Pérez de los Cobos, Gabriel Rufián, portavoz parlamentario de ERC, ha comentado que "basta ver cualquier imagen de la actuación policial del 1 de Octubre para saber que Pérez de los Cobos no merece ser destituido, merece ser juzgado".

Desde la CUP, su diputado Albert Botran también quiso recordar aquel día, señalando en catalán que el hoy cesado "fue ascendido después del 1-O", por lo que la decisión del ministro de Interior, "no tiene nada que ver con aquella operación".

Más noticias de Política y Sociedad