Público
Público
Únete a nosotros

“Lo lamento de corazón”, dice Marchena por las filtraciones del fallo del ‘procés’

La filtración será investigada por el CGPJ: El magistgrado aboga por limitar la acción popular de los partidos políticos o los sindicatos, porque introduce “un elemento de desconfianza” que dificulta la acción de juzgar.

Publicidad
Media: 3
Votos: 3

El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, a su llegada este miércoles al Consejo General del Poder Judicial para comparecer, dos días después de dictar la histórica sentencia del "procés", ante la Comisión Permanente de dicho órgano constitucional con el objetivo de continuar cinco años más en el cargo. EFE/Javier Lizón

“Lo lamento de corazón y voy a hacer todo lo posible para que eso no vuelva a suceder". El magistrado Manuel Marchena, ponente de la sentencia del "procés", ha expresado su pesar por las filtraciones del fallo a los medios de comunicación antes de que la conociera los condenados, y ha estimado que lo ocurrido es "un mal al que hay que hacer frente", pero ha quitado hierro a lo ocurrido.

La sentencia era, ha dicho en términos cinematográficos, "un oscuro objeto de deseo". Y ha destacado que lo que se filtró fueron los delitos por los que se iba a condenar a la cúpula del procés, pero no el fallo ni la sentencia en sí.

Marchena ha contestado así a Carlos Lesmes, presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en su entrevista para renovar su nombramiento como presidente de la Sala de lo Penal por otros cinco años más. Es el único candidato que se presenta.

El CGPJ investigará esta filtración, después de que este martes el pseudosindicato Manos Limpias presentara una denuncia ante el órgano constitucional encargado de velar por la independencia judicial.

Se han abierto unas diligencias informativas, según ha confirmado el propio Lesmes. "Siempre que se produce una filtración en el tribunal, que es excepcional (...), se acuerda una investigación", ha indicado, aunque ha apuntado que suele ser "difícil" encontrar al responsable, ha garantizado que en todo caso "la investigación se hará".

Marchena recuerda que su correo fue 'hackeado'

En su comparecencia. Marchena ha eximido de toda culpa a los periodistas -sería "absurdo" pedirles que no difundieran una información de ese calado si acceden a ella- y, tras precisar que no quería minimizar la "gravedad" de lo ocurrido, ha destacado que la sentencia como tal, con su conjunto argumental, no se filtró, algo que le tranquiliza.

A su entender, primero hubo en los medios "pronósticos" y después "informaciones más correctas y exactas" elaboradas a partir de datos obtenidos de distintas fuentes, a veces de comunicaciones informales.

"Evidentemente hace mucho daño, salvo a los profesionales de la información que están cumpliendo con su deber", ha insistido.

También ha recordado que durante meses de deliberaciones no hubo ninguna filtración, ha pedido no olvidar que se trataba de un "macroproceso" en el que han intervenido multitud de personas y que la sentencia se notificaba en tres centros penitenciarios distintos, al margen de los procuradores, por lo que todos los magistrados de la Sala estaban convencidos de que iba a haber filtraciones.

Y como prueba de que desde muchas vías se buscaba acceso a una sentencia "de interés histórico", ha recordado que su correo personal fue hackeado y que hubo incursiones en los correos e historiales de navegación de magistrados de la sala.  Los que hoy reprochan esta filtración, "consideraron con aceptada indeferencia que pudiera formar parte de la normalidad el fisgoneo en las cuentas de los magistrados".

Limitar la acción popular

El magistrado ha apostado por limitar la acusación popular y, en concreto, la personación en los procedimientos penales de partidos políticos, sindicatos o asociaciones ajenas a la causa.

"Un partido político nunca debe ser parte activa en un proceso penal", ha dicho Marchena, que fue ponente de la sentencia del juicio del "procés", en el que ejercía como acusación popular el partido Vox.

Ahora bien, Marchena ha defendido que las asociaciones afectadas se puedan personar, puesto que, a modo de ejemplo, "es inimaginable pensar que frente a una catástrofe ambiental una asociación defensora del medio ambiente no pueda personarse".

"Pero cuando llegamos a una profesionalización de la acción popular, eso introduce un elemento de desconfianza que perturba" el desarrollo de los procesos penales, ha añadido el magistrado en su comparecencia.

Más noticias en Política y Sociedad