Público
Público

Madrid covid-19 La mesa de coordinación entre Gobierno y Comunidad de Madrid salta por los aires por discrepancias sobre las medidas anticovid

Solo han pasado cuatro días desde la comparecencia conjunta de Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso. Pero la colaboración que ambos anunciaron ha desaparecido por completo este viernes tras dos ruedas de prensa en paralelo.

Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso se saludan antes de la rueda de prensa conjunta que han ofrecido en la Puerta del Sol. /EFE
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso se saludan antes de la rueda de prensa conjunta que han ofrecido en la Puerta del Sol. /EFE

marta monforte

Cuatro días ha durado el entendimiento entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid. El pasado lunes el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se reunió con la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso y ambos anunciaron un" espacio de cooperación" y la creación de un 'grupo covid-19' en el que estuvieran presentes las dos administraciones para tratar de disminuir los casos en la región, después de el gobierno regional admitiera que no podía hacer frente al virus en solitario.

Dicha coordinación ha desaparecido por completo este viernes. A la vez que comparecía el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, daba una rueda de prensa en paralelo el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Fuentes de presidencia de la Comunidad de Madrid han criticado lo que, a su juicio, ha sido una "contraprogramación evidente" por parte del Ejecutivo central. "Es una deslealtad", han señalado voces cercanas a Ayuso a Público.

El viceconsejero madrileño ha anunciado una ampliación de las restricciones de movilidad a ocho nuevas áreas básicas de salud, pero se ha negado a un confinamiento total de la comunidad. Precisamente esto es lo que ha pedido Illa al Gobierno autonómico, ya que la incidencia acumulada de los últimos 14 días supera los 700 casos por cada 100.000 habitantes.

La rueda de prensa de Zapatero, junto a la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha limitado mucho las medidas que se esperaban desde el Ejecutivo central, y por ese motivo ha intervenido Illa, según ha podido saber Público. A lo largo de la semana, en las reuniones entre las autoridades sanitarias del Gobierno central y de la Comunidad de Madrid, el Ejecutivo había pedido por carta restricciones en Madrid capital y los municipios que superaran los 500 casos por cada 100.000 habitantes. De hecho, se había trabajado sobre aplicar medidas propias de la fase 1 de la desescalada.

El Gobierno de Ayuso ha rechazado las recomendaciones del Gobierno, pese a que las autoridades sanitarias de la comunidad también las veían adecuadas. Sin embargo, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha cerrado filas públicamente con las medidas adoptadas. "El equipo de la Consejería de Sanidad está de acuerdo con estas medidas, yo el primero, y así se lo he hecho saber al Ministro de Sanidad", ha explicado vía Twitter.

"Es incomprensible es que el ministro pida restricciones en Madrid pero no lo pida al resto de España. Una discriminación a la que nos vamos acostumbrando", señalan desde presidencia de la comunidad. Actualmente los puentes entre ambas administraciones se encuentran totalmente rotos.

Más noticias de Política y Sociedad