Público
Público

Miembros del PSOE creen que la 'bomba' de Griñán forzará a Rubalcaba a adelantar sus primarias

La Ejecutiva insiste en que el anuncio del presidente andaluz no va a modificar un ápice el calendario previsto. Los sectores más críticos con la dirección celebran que el partido empiece a hablar de un "relevo genera

IÑIGO ADURIZ

"Sorprendidos", "alucinados" e incluso "noqueados". Con esos adjetivos describían ayer diferentes miembros del PSOE el estado de ánimo con el que asumieron el anuncio realizado por el presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, acerca de su intención de no volver a optar a la reelección en su cargo al frente de la Junta. Y es que si el líder del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, conoció la decisión del dirigente andaluz de hacer públicas sus intenciones apenas 24 horas antes de que las comunicara en el Parlamento regional, la inmensa mayoría del partido se enteró por la prensa.

La noticia descolocó a los socialistas en todos los ámbitos orgánicos, pero especialmente a los más cercanos a la Ejecutiva federal. En los pasillos del Congreso y ante las cámaras, los afines a Rubalcaba se afanaron por intentar explicar que el paso dado por Griñán no afectará en absoluto a la renovación prevista por el PSOE, y mucho menos al calendario de primarias fijado por Ferraz para dar con el próximo candidato socialista a la Presidencia del Gobierno. Pero en los pocos corrillos que formaron los parlamentarios del principal partido de la oposición la preocupación era palpable, según explican quienes participaron en los mismos. 

La principal conclusión a la que llegan distintos miembros del PSOE es que la 'bomba' lanzada ayer por quien también es el presidente del partido sí afectara y mucho a los planes de Rubalcaba. "La decisión, desde luego, no le beneficia", explica un barón territorial cercano a la Ejecutiva federal. Otro diputado, crítico habitual con las decisiones de Ferraz, considera que el principal problema es que la argumentación utilizada ayer por Griñán durante su discurso ante el Parlamento andaluz "también serviría perfectamente para que se la aplique" el secretario general federal. 

"No puede ser que los problemas sean nuevos y los dirigentes de un proyecto no sean solidarios con el cambio", dijo ayer el presidente de Andalucía. Y miembros del PSOE consultados por este diario creen que con frases semejantes Griñán no pudo ser más claro a la hora de marcar el paso a Rubalcaba. Con argumentos así, explica otro parlamentario nacional, "es difícil de justificar que las primarias se vayan retrasando" y que no se produzcan hasta dentro de más de un año como prevé el calendario de la Ejecutiva. 

Los sectores más críticos celebraron ayer por todo lo alto esas referencias del presidente del PSOE al cambio generacional. Pero según añade una diputada su alegría no se debe a que Griñán lo mencionara en su discurso, sino porque, dice, a lo largo del día escuchó referencias a ese "relevo generacional" decenas de veces entre las filas socialistas. "Se comienza a hablar de este tema", se felicita.

El daño interno que la noticia de ayer hará a Rubalcaba es más que evidente. Si la Ejecutiva regional de los socialistas andaluces decide celebrar sus primarias en julio este proceso eclipsará por completo la actividad del partido prevista para las próximas semanas es, que estaban llamadas a ser decisivas por la celebración de la Conferencia Territorial -el próximo día 6 de julio-, en la que el PSOE iba a concretar su propuesta federal, y del Comité Federal -máximo órgano entre congresos- una semana más tarde. Según explican las fuentes consultadas este anuncio hará además que el pacto alcanzado por Rubalcaba con el PP para llevar una posición común al Consejo Europeo de hoy jueves pierda todo el protagonismo.

El secretario general, que había vuelto a conseguir dejar en un segundo plano el debate sucesorio para poner encima de la mesa sus propuestas, se quedará así al margen de lo que ocurra las próximas semanas en Andalucía, la federación más importante del socialismo, donde se centrará el foco mediático ante sus inminentes primarias. A última hora de la tarde de ayer aún sonaba sólo el nombre de la consejera de Presidencia, Susana Díaz, como posible aspirante. 

Más noticias de Política y Sociedad