Público
Público

Así era el 'mobbing' inmobiliario de los tíos de Iván Espinosa de los Monteros a sus inquilinos en un edificio de lujo en Madrid

En 2016 los tíos de Iván Espinosa de los Monteros, el dirigente de Vox y actual portavoz en el Congreso del partido ultraderechista, vendieron un edificio de su propiedad al Grupo Mabel, propiedad del hijo del exministro Abel Matures. Pero antes los inquilinos debían abandonar el inmueble

Iván Espinosa de los Monteros en el Congreso de los Diputados. (EFE)

Público

En 2016 los tíos de Iván Espinosa de los Monteros, el dirigente de Vox y actual portavoz en el Congreso del partido ultraderechista, vendieron un edificio de su propiedad al Grupo Mabel, propiedad del hijo del exministro Abel Matures. Pero antes los inquilinos debían abandonar el inmueble. Según la información que ofrece la cadena Ser, aquello se puede considerar un acoso en toda regla.

Ante la operación de venta, se empezaron unas molestas obras de las que no avisaron a los inquilinos y que los propietarios justificaron con Inspección Técnica de Edificios (ITE) falsa. Los tíos de Iván, Paz y Jorge Espinosa de los Monteros, crearon entonces un grupo de WhatsApp junto al empresario que contrataron para facilitar los desalojos —y que ahora los ha demandado por incumplir el contrato— y un abogado.

La cadena Ser ha tenido acceso a este grupo bautizado con el descriptivo nombre de Desalojo General Castaños (en referencia a la dirección del inmueble) y reproduce las quejas de los inquilinos a los propietarios y también los comentarios de éstos: el caso de una pareja con un bebé que se queja de que nadie les ha avisado de las obras y que el niño no puede seguir viviendo allí por los ruidos o el de una anciana de 95 a la que le cortan el agua durante sin avisar y sin dar explicación ninguna. 

Según la Ser, "la presión para echar a los inquilinos y poder entregar el edificio al grupo Mabel era tal que hasta llegaron a acordar que no hubiera portero en agosto: "no vamos a poner portero en agosto, lo hemos hablado con el administrador y así nos ahorramos un sueldo", escribe Jorge a mediados de julio de 2016". 

Además, cuenta la SER que "las negociaciones llevadas a cabo para conseguir que los inquilinos abandonaran sus casas a cambio de una compensación económica también se pueden leer en el chat". A un inquilino se le llegó a pagar 150.000 euros por irse. El edificio se vendió finalmente por 25 millones de euros.

Los tíos de Iván Espinosa de los Monteros, que han negado los hechos y han señalado que han presentado también una demanda contra el empresario que le ha demandado. 

Más noticias de Política y Sociedad