Público
Público
Únete a nosotros

Debate de los Presupuestos Montero acusa a la derecha y a los independentistas de querer "sacar votos de la negociación" de los PGE

La ministra de Hacienda defiende que PP y Cs se han convertido en "una oposición dañina para este país" y deja claro en el Congreso que "en ningún orden del día está la autodeterminación para Catalunya".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante el debate de totalidad de los PGE / EFE

"En ningún orden del día está la autodeterminación para Catalunya. Este Gobierno no va a ceder a ningún chantaje por parte de nadie". Así de contundente se ha mostrado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este martes durante su intervención ante el Pleno del Congreso para defender el proyecto de Presupuestos del Gobierno.

En su discurso, la ministra ha dividido la Cámara en función del comportamiento de los grupos durante las negociaciones de las cuentas. A Unidos Podemos le ha agardecido su "trabajo y compromiso desde la discrepancia". "Hemos trabajado mucho y bien", ha afirmado. Por el contrario, Montero ha lamentado la actitud de PP y Cs, de los que ha dicho que "solo ven a los ciudadanos como votantes".

"Han traspasado todas las líneas rojas y se han convertido en una oposición dañina para este país", ha defendido la ministra. El tercer grupo es, según su visión, el de los partidos independentistas, que "tuvieron la ensoñación de que el Gobierno iba a aceptar lo inaceptable solo por su apoyo". "Se equivocaron de medio a medio", ha reiterado Montero, que ha insistido en que el Ejecutivo "ni quiere ni puede" aceptar el debate de la autodeterminación "porque sería nocivo para España y para Catalunya".

La ministra ha acusado a los partidos de la derecha y a las formaciones catalanas de "querer sacar votos de la negociación de las cuentas", y les ha instado a "aparcar la calculadora electoral". Montero ha sacado pecho del proyecto presupuestario, que ha calificado como "una enmienda a la totalidad a las políticas de austeridad del PP" destinado a "superar la brecha de la desigualdad y la de género".

Es en esta cuestión, la brecha de género, y también en la lucha contra la violencia machista, donde la ministra ha sido más contundente durante su intervención en lo que se refiere a la defensa de sus distintos apartados. "Las mujeres somos cada vez más conscientes de las dificultades que nos encontramos día a día. Sabemos cómo nos penaliza la maternidad en el mercado laboral, cómo cobramos menos por el mismo trabajo y, sobre todo, cómo la violencia machista nos golpea a diario. Nunca se habían destinado tantos recursos a terminar con la lacra de la violencia machista como en estas cuentas", ha insistido.

También ha recordado que el proyecto presupuestario contiene medidas de reparación para las víctimas del franquismo. Momento que ha aprovechado para denunciar las palabras de la senadora del PP Esther Muñoz, que la semana pasada criticó que las cuentas destinaran 15 millones "para que ustedes (el Gobierno) desentierren unos huesos". 

"Debería desautorizar a esa senadora y pedir perdón", le ha dicho Montero al presidente del PP, Pablo Casado; "aunque vista su deriva, no creo que lo haga". Al final de su intervención, la ministra ha dejado la puerta abierta a la "rectificación" de los partidos independentistas. "Estos PGE son el primer paso para recuperar el contrato social que se rompió durante la crisis y recuperar la confianza de la ciudadanía"

Oportunidad perdida

"Sé que del PP y Cs no puedo esperar nada. Han optado por una actitud irresponsable deslizándose por una pendiente peligrosa para la democracia Al resto de formaciones les pido que rectifiquen. No renuncien a ese espacio de debate, porque si no, tendrán difícil explicar por qué unen sus votos a quienes aspiran a que este país no avance. No puede haber excusa para que prevalezca el bien común por encima de todo, ahí encontrarán este Gobierno", ha zanjado.

Antes de que comenzara el Pleno, los grupos catalanes han insistido en que ni han cambiado su posición de rechazo a las cuentas, ni se han vuelto a retomar las negociaciones tras la ruptura de la semana pasada. El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, ha calificado de "oportunidad perdida" el hecho de que "el Gobierno rompiera el diálogo la semana pasada"

Aunque ha manifestado que la intención de su partido es la de "seguir construyendo un escenario de diálogo" con el Ejecutivo, ha acusado a Sánchez de "estar amedrentado por la derecha" y ha explicado que los socialistas consideran que "no es el momento" para que se produzca ese diálogo". "Se equivocan", ha concluido.

En la misma línea, Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT, ha defendido que su formación tampoco se ha levantado de la mesa de negociación, y que no lo hará "hasta el final", pero ha insistido en que "parece que el Gobierno no quiere aprobar los Presupuestos". Campuzano ha advertido al Ejecutivo de que "no será bajo la amenaza electoral" como se consiga el apoyo de su grupo a las cuentas.

Más noticias en Política y Sociedad