Público
Público

Negociación presupuestaria Regulación de alquileres, fiscalidad y mejoras del ingreso mínimo; flecos entre PSOE y UP para cerrar los Presupuestos

El borrador de las Cuentas Públicas previsiblemente llegará al Consejo de Ministros del 27 de octubre, siempre que los socios de Gobierno resuelvan sus últimas desavenencias. Desde Unidas Podemos defienden que toca subir el IRPF para rentas del capital y del trabajo, además de elevar la presión fiscal sobre los grandes patrimonios. 

Pablo Iglesias, María Jesús Montero y Nadia Calviño, en una imagen de archivo. EFE
Pablo Iglesias, María Jesús Montero y Nadia Calviño, en una imagen de archivo. EFE

Alejandro López de miguel / manuel sánchez

PSOE y Unidas Podemos aún tienen varios puntos importantes por cerrar en relación al borrador de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, que después deberán negociar con el resto de fuerzas parlamentarias para recabar apoyos.

Entre esos flecos o "desacuerdos", según fuentes de Unidas Podemos consultadas por Público, se encuentran la regulación del precio de los alquileres que defiende el socio minoritario de la coalición; el aumento de los impuestos a las rentas más altas y varias mejoras del ingreso mínimo vital (IMV), también reclamadas por UP.

Según Unidas Podemos el plan presupuestario remitido a Bruselas la semana pasada llevaba la parte fiscal "en blanco", debido a la "discrepancia" entre socios

Habida cuenta de que el Ejecutivo prevé aprobar el inicio de la tramitación de las nuevas Cuentas Públicas en el Consejo de Ministros del próximo 27 de octubre -como avanzó este diario-, ambos partidos cuentan con escasos días para resolver las cuestiones pendientes, tras lo que el presidente y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, darán a conocer el esqueleto de los Presupuestos, previsiblemente durante la próxima semana. 

Sin embargo, antes deberán solventar sus diferencias en relación a distintas cuestiones. Sin ir más lejos, Unidas Podemos explica que el plan presupuestario remitido a Bruselas la semana pasada llevaba la parte fiscal "en blanco", debido a la "discrepancia" entre socios. 

Así, desde la formación de Iglesias abogan por subir los impuestos a las rentas más altas, tanto a través del IRPF -quieren fijar el umbral para rentas de capital y trabajo en 200.000 euros-, como incrementando la presión fiscal sobre los grandes patrimonios -el impuesto de patrimonio está transferido a las comunidades autónomas, pero UP ya abanderó una reforma de este gravamen que no fue aceptada por el PSOE-.

A su vez, la regulación de los alquileres sigue siendo un caballo de batalla de Unidas Podemos; el vicepresidente segundo ya trasladó el pasado viernes al Sindicato de Inquilinos que pelearía por regular este mercado, y ésta es, además, una de las promesas del acuerdo de coalición. "Es un tema urgente y facilita la aprobación del borrador por parte de los grupos de la investidura, sobre todo de los catalanes, ya que la ley daría cobertura legal a la aprobada en Catalunya y que está ahora mismo recurrida", apostillan. 

En la misma línea, desde la Vicepresidencia de Derechos Sociales meten en este marco las posibles mejoras del ingreso mínimo vital, la medida social estrella del Ejecutivo de coalición, que ya fue modificada en septiembre, para facilitar el acceso a esta prestación. La idea hoy es es "corregir problemas en algunos requisitos de acceso que están limitando su eficacia", si bien las citadas fuentes no facilitan más detalles. 

En última instancia, la formación de Iglesias defiende que el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), el índice de referencia para la asignación de ayudas y subsidios en relación a los ingresos. "tiene que recuperar la capacidad adquisitiva de forma decidida".  Si logran cerrar estos flecos, la negociación presupuestaria cogerá velocidad de crucero. El tiempo apremia.

En el PSOE se espera que a lo largo de la semana se cierren los desacuerdos y se busquen salidas de consenso, porque no se quiere retrasar más la aprobación de los Presupuestos en el Consejo de Ministros para que empiecen su recorrido legislativo en el Congreso, aunque ya se asumen que de salir adelante, no serán aprobados hasta principios del próximo año.

Más noticias de Política y Sociedad