Público
Público

Nuevas negociaciones El Gobierno vuelve a reunir a las mesas de diálogo social, mientras los sindicatos reclaman abordar ya la reforma laboral

Desde el Ejecutivo se contempla abordar las medidas acordadas con Bildu en el Congreso, que forman parte del pacto de coalición. Los sindicatos quieren también hablar de un plan de empleo. Trabajo espera convocar la mesa de diálogo social sobre teletrabajo durante la próxima semana, antes de su regulación.

El Ministerio de Trabajo se reúne con Sindicatos y Patronal
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, junto a los presidentes de la CEOE, Antonio Garamendi Cepyme, Gerardo Cuerva: y los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez. Archivo.

Manuel Sánchez / Alejandro lópez de miguel

Superada por el momento la negociación para extender los ERTE, tras el acuerdo de la semana pasada, los sindicatos ya han pedido al Gobierno que convoque "cuanto antes" las mesas del diálogo social. Entre otras cosas, quieren abordar con urgencia la derogación de la reforma laboral, una prioridad para los representantes de los trabajadores, y avanzar en la regulación del teletrabajo lo antes posible.

El Ministerio de Yolanda Díaz prevé convocar el diálogo social sobre teletrabajo la próxima semana

Fuentes del Ejecutivo aseguran a Público que el Ministerio de Trabajo y Economía Social prevé convocar a los sindicatos y a la patronal durante la próxima semana, inicialmente para abordar la regulación del teletrabajo. 

De hecho, el acuerdo sobre los ERTE contempla en una de sus disposiciones adicionales la necesaria convocatoria de las mesas de diálogo social pendientes, y el Ministerio que dirige Yolanda Díaz lleva semanas conversando con los agentes sociales sobre igualdad retributiva y planes de igualdad en las empresas. Se esperan también avances significativos en esta materia en un breve periodo de tiempo.

Por otro lado, en lo que toca a la reforma laboral, el Gobierno tiene previsto continuar con la mesa que tenía en marcha antes de la pandemia, en cumplimiento del acuerdo de coalición, y del pacto alcanzado con Bildu hace algunas semanas.

Ya antes de la pandemia el diálogo social había registrado algunos avances en esta materia, y el Ejecutivo derogó en febrero el despido objetivo por baja médica continuada, que consideraba una de las partes más lesivas de la reforma. "Los acuerdos han de cumplirse", afirmó la ministra de Trabajo este mismo miércoles, en entrevista con OndaCero, al ser preguntada sobre la reforma laboral.

Yolanda Díaz, sobre la reforma laboral: "Los acuerdos han de cumplirse"

Esta voluntad general del Ejecutivo, no obstante, no elimina las reticencias de algunos sectores a abordar, en la actual situación de crisis, una nueva reforma laboral. Hace apenas un mes, la propia vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, afirmó que "sería absurdo y contraproducente abrir un debate sobre la derogación de la reforma laboral" en este escenario.

Otras fuentes especifican que, una vez el Ejecutivo abra este melón, lo hará para abordar exclusivamente las reformas concretas pactadas finalmente con Bildu en el Congreso, después de que el PSOE remitiese un comunicado en el que modificaba unilateralmente el pacto sobre la derogación completa de la reforma laboral del último Gobierno del PP, escasas horas de que se conociera el pacto. Fue la propia Calviño quien forzó esta rectificación.

"Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012. Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos", reza el comunicado por el PSOE, posteriormente dado por bueno por el Ejecutivo. 

El pacto de coalición recoge, además, otras dos promesas concretas: "Limitaremos la capacidad de modificación unilateral de las condiciones del contrato por parte de la empresa". "Revisaremos el mecanismo de inaplicación de los convenios colectivos, orientándolo a descuelgue salarial vinculado a causas económicas graves".

Según las fuentes consultadas, en ningún caso se va abordar un revisión completa de la reforma de Mariano Rajoy, y siguen supeditando su modificación total a la negociación ya en marcha para hacer un nuevo Estatuto de los Trabajadores. Sin embargo, el compromiso de que estos cuatro puntos del acuerdo se cumplan siguen vigentes y son un objetivo a corto plazo.

Este mismo miércoles, además, el PSOE reculó y pidió repetir una votación en el Congreso, para excluir la derogación de la reforma laboral de las propuestas para la reconstrucción económica y social tras el coronavirus. Poco antes había votado a favor. 

Los sindicatos reclaman un plan de empleo urgente

Además, las organizaciones sindicales demandan abordar de forma urgente el desarrollo de un plan de empleo. Este plan, según avanzó este miércoles el secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, pasa por potenciar el autoconsumo interno. Piden que, a los planes de ayuda a la automoción y al turismo, se sume otro para la rehabilitación de viviendas en el que se potencien el ahorro energético y la sostenibilidad.

Para los sindicatos, en las actuales circunstancias es necesario poner en marcha cuanto antes este plan de empleo que, además, piden que tenga un importante respaldo presupuestario.

Esta reivindicación, a su vez, ya viene incluida en el acuerdo sobre los ERTE: "El Gobierno, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Unión General de Trabajadores (UGT) se comprometen, a través de las cuatro mesas de diálogo constituidas con el Presidente del Gobierno, a incorporar medidas tendentes a la creación de empleo", reza la disposición adicional quinta del acuerdo. 

Más noticias de Política y Sociedad