Público
Público

Pablo Iglesias dice que hará de Valencia el "símbolo del cambio"

El líder de Podemos inicia la "cuenta atrás" para Rajoy en un mitin centrado en llenar la Puerta del Sol el próximo 31 de enero donde la promesa de Errejón fue la única en clave valenciana. "Ya se escucha el tic-tac del cambio" ha asegurado

Publicidad
Media: 4.31
Votos: 29

./REUTERS

VALENCIA.- "El Gobierno del Partido Popular ha convertido al País Valenciano en un modelo fallido de país, de indignidad y de saqueo. Nosotros vamos a convertir Valencia en el símbolo del cambio", el secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, daba el titular en clave valenciana en el mitin que este domingo la formación daba en la capital del Turia y en el que no se oyeron propuestas para el ámbito territorial, pero sí se desató la euforia ante la posibilidad de vencer a Mariano Rajoy en las próximas elecciones generales.

Errejón acompañó a su Secretario General Pablo Iglesias y juntos se dieron una auténtica demostración de fuerza en el pabellón de la Fonteta, donde juega el Valencia Basket, que completó su aforo de 8.000 personas. Media hora más tarde de lo previsto, sonaba 'People have the power' y emergía Iglesias, cual boxeador, arropado por una nube de los suyos. Entonces la Fonteta se puso en pie y comenzó a gritar 'presidente, presidente'.

/REUTERS


Llegó Iglesias a Valencia, fundamentalmente, a lanzarle un mensaje a Rajoy: el mismo "tic-tac" de cuenta atrás que está sonando en Grecia para Andoni Samarás, suena según el eurodiputado, para el presidente del Gobierno español. "Comienza la esperanza, termina el miedo. Syriza, Podemos, venceremos", aseguró Iglesias que se refirió en varias ocasiones al país heleno y auguró una sonrisa tras las elecciones griegas de este domingo.

"Dicen que a Grecia va a llegar el caos. Yo digo que en Grecia ya está el caos y no quiero que conviertan a mi país en Grecia", aseveró el líder de Podemos después de hacer un repaso a las políticas de austeridad que "populares y socialistas griegos" han aplicado, haciendo que la deuda haya pasado del 115 del PIB al 175%; que haya aumentado en un 1.500 % las mujeres que han sido obligadas a prostituirse; que tres millones de griegos no tengan asistencia sanitaria o que el 25 % ciento de los trabajadores sean pobres aunque tengan contrato.

"Dicen que a Grecia va a llegar el caos. Yo digo que en Grecia ya está el caos y no quiero que conviertan a mi país en Grecia"



Para que esto no ocurra en España, ha proseguido Iglesias, "les tenemos que ganar", porque "los demócratas rescatamos gente, no fondos de inversión ni bancos". "No nacimos para discutir en las tertulias, nacimos para ganar y les vamos a ganar las elecciones al Partido Popular", se mostró exultante Iglesias, que invitó "a todo el mundo" a la manifestación que su formación celebra el próximo domingo 31 de enero en la Puerta del Sol de Madrid.
Podemos ya ha llenado más de 150 autobuses para la Marcha del Cambio, pero no le bastan.


Por eso, gran parte de las intervenciones de Errejón e Iglesias se centraron en insistir en la necesidad de llenar la plaza madrileña, algo que a juzgar por la entregada reacción del público pareció surtir efecto. El objetivo, según Iglesias, es decirle al Gobierno de Rajoy que "este país quiere cambio, que sois unos golfos, unos inútiles" y demostrar "que somos muchos más, que, a veces, David puede ganar a Goliat". "Ha costado mucho llegar hasta aquí. El 31 anunciamos algo nuevo en este país", auguró Iglesias, a lo que el público respondió con el cántico futbolero "¡Sí, sí, sí, nos vamos a Madrid!". En clave local, el recién elegido Secretario General de Podemos en la ciudad, Jaime Paulino, no concretó ninguna propuesta durante su intervención en el micrófono.

"Cuando tocan a Errejón a Monedero o a Tania, me están tocando a mí. Quizás no seamos los mejores en marketing o los que mejor vestimos, pero nunca dejaremos de ser quiénes somos"



Y, al margen de las referencias a Grecia y a la futurible derrota del PP, Iglesias también quiso referirse a las críticas de diferentes medios de comunicación hacia sus compañeros de partido y su compañera sentimental y diputada de IU en la Asamblea madrileña, Tania Sánchez. "Cuando tocan a Errejón a Monedero o a Tania, me están tocando a mí y no me voy a dejar de indignar. Quizás no seamos los mejores en marketing o los que mejor vestimos, pero nunca dejaremos de ser quiénes somos", intentó zanjar Iglesias ante un auditorio en el que Monedero fue el gran ausente.


Antes de que el himno a la libertad de Raimon 'Al vent' clausurara el acto y pusiera el segundo guiño valenciano a la jornada, Iglesias se descolgó leyendo con una carta que le había entregado una niña de 9 años al inicio del mitin. Tirón en las urnas, poder de dialéctica, pabellones llenos y hasta una niña como la que en su día la tuvo Rajoy. No hay duda de que Iglesias y los suyos van a por todas.

Más noticias en Política y Sociedad