Público
Público

Los partidos no logran pactar un recorte de gastos para el 26-J, pero promenten campañas austeras

Podemos ha propuesto al resto de formaciones políticas que recurran al 'mailing' conjunto en la próxima campaña electoral, al margen de PP y PSOE, que ya han rechazado esa propuesta, lo que supondría un ahorro de entre cinco y diez millones.

Vista general, al inicio de la segunda reunión en el Congreso desde la convocatoria de las elecciones del 26 de junio para intentar acordar una reducción del gasto de la campaña electoral. EFE/Paco Campos

EFE

MADRID.- Los partidos políticos han fracasado en su intento de alcanzar un pacto para recortar el coste de la campaña electoral, aunque todos ellos han prometido campañas más austeras, con reducciones de gasto respecto al 20-D del 30% en el caso del PP y el PSOE, y de entre el 10 y el 15% en el de Ciudadanos.

Entre estos tres partidos ahorrarán unos ocho millones de euros, mientras que Podemos se ha comprometido a "no gastar más" que en la campaña de diciembre (destinó 2,2 millones de euros). Respecto a partidos más pequeños, CDC y UPN aplicarán también recortes del 30%; y ERC, el PNV, Compromís e IU han prometido gastar menos pero sin dar cifras.

Socialistas y populares asumen la mayor parte del recorte, por ser también los que disponen de más presupuesto. El PSOE ha cuantificado su ahorro en cuatro millones de euros respecto al 20- D (el 30%), de los que un millón procede del 'mailing' o buzoneo de papeletas, que los socialistas pretenden abaratar gastando 0,15 céntimos por elector, en lugar de 0,18.

Su compromiso incluye la supresión de "toda" la publicidad exterior: vallas, banderolas, autobuses, mopis y otros soportes. "No se puede ir más lejos, nuestra postura es de órdago a la grande", ha defendido el responsable de Estrategia y Comunicación del Comité Electoral del PSOE, Óscar López.

El PP ha prometido reducir sus gastos electorales en 3,6 millones de euros, respecto a los doce millones que gastó en la última cita con las urnas, más una rebaja no cuantificada en el envío de su propaganda electoral.

Su vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maíllo, ha asegurado que su partido va a ser "austero por convicción y por responsabilidad" y ha quitado importancia a la falta de acuerdo, ya que a su juicio, aunque era deseable, lo importante es que los partidos van a gastar menos.

De izquierda a derecha, y de arriba abajo, los diputados Óscar López (PSOE), Aitor Esteban (PNV), Carles Campuzano (DiL), Fernando Martínez Maillo (PP), Sol Pascual (IU-UP), y Segundo González (Podemos), tras la reunión de los partidos sobre los gastos electorales. EFE

Ciudadanos, que el 20-D gastó 4 millones de euros en su campaña, de los que dos fueron para el envío postal, reducirá entre un 10% y un 15% ese presupuesto, con la eliminación de la publicidad en vallas, banderolas y mupis, más el abaratamiento del buzoneo, ajustando los actuales 0,18 céntimos de coste por elector a 0,15, igual que el PSOE.

Su vicesecretario general, José Manuel Villegas, ha subrayado que su partido gasta tres veces menos que el PP y la mitad que el PSOE, tras constatar la "cruda" y "dura" realidad de no haber sido capaces de llegar a un acuerdo.

Uno de los puntos de conflicto en las negociaciones ha girado en torno al mailing (lo más caro de una campaña), ya que Podemos, Ciudadanos y los partidos minoritarios proponían abaratarlo mediante un buzoneo conjunto, mientras que el PP y el PSOE han rechazado esa posibilidad con el argumento de que ni sería más barato ni es técnicamente posible, como se comprobó en CataluNYa después de que los partidos catalanes llegaran a un acuerdo para las autonómicas en ese sentido.

No obstante, Podemos ha propuesto al resto de formaciones hacer un 'mailing' conjunto, al margen de PP y PSOE, lo que según sus cálculos supondría un ahorro de entre cinco y diez millones, según su responsable de transparencia y finanzas, Segundo González.

También ha habido otras propuestas, como las del PP-UPN y el PNV de recortar por tramos o la de Joan Baldoví (Compromís), de eliminar los sobres del envío postal.

El diputado de Convergencia Carles Campuzano ha admitido que los partidos no han sido capaces de "hacer un esfuerzo de empatía con la ciudadanía" para ahorrar costes, ha reafirmado el compromiso de su partido de ahorrar un 30% respecto a la anterior campaña, lo que supone pasar de 2,1 millones a 1,6.

Joan Tardà (ERC) ha defendido que hubiera sido injusto un recorte en la misma proporción para todos los partidos, pues eso perjudica a los pequeños, que ya hacen campañas austeras y no tienen tanta presencia como los grandes en los medios de comunicación.

En la misma línea, Sol Sánchez (IU) ha constatado que no todos los grupos políticos entienden la austeridad de la misma manera.

Más noticias