Público
Público

Pedro Sánchez promete una reforma para que haya listas abiertas

Plantea también un registro público de retribuciones para combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Publicidad
Media: 2
Votos: 4

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención hoy en el encuentro informativo Foro Líderes, organizado por la Agencia EFE y KPMG. / JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

MADRID.- Se acercan todo tipo de elecciones y los dirigentes políticos empiezan a desgranar promesas electorales. Este jueves, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aprovechó su intervención en el Foro de la Agencia Efe y concretó dos compromisos electorales que, si bien ya estaban contemplados en los documentos de la Conferencia Política, hasta ahora no habían sido formulados directamente por el líder socialista.

El PSOE recoge una vieja reivindicación sindical: obligar a todas las empresas a crear un registro que recoja los salarios y complementos de los trabajadores

El primero de ellos, aunque lo dijo de pasada, es que el PSOE llevará en su programa electoral una reforma para que haya listas abiertas. Sánchez indicó que es otra medida que considera necesaria para "la regeneración y la limpieza democrática".

Esta propuesta supondría la modificación de numerosa legislación y del actual sistema electoral para conseguir listas desbloqueadas, además de un gran consenso político en el Congreso.

El otro anuncio que se tenía guardado Sánchez es que el PSOE hará suya una vieja reivindicación sindical denominada "el libro de las retribuciones", como una herramienta más para combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Sánchez anunció que el Grupo Socialista presentará la próxima semana en el Congreso una iniciativa para la igualdad en este aspecto, en la que se obligue a todas las empresas a crear un registro que recoja los salarios y complementos de los trabajadores. A dicho registro tendrán acceso los agentes sociales.

De no prosperar la iniciativa a nivel parlamentario, el PSOE la llevará como compromiso electoral en su programa, ya que también fue uno de los asuntos que ya se debatió y se aprobó en la última Conferencia Política.

Claro giro a la izquierda

Además de estos anuncios, el líder socialista abordó en el coloquio posterior a su presentación numerosos temas de actualidad, aunque sin aportar grandes novedades.

Pasó de puntilla por su escasa presencia en las elecciones andaluzas que hoy empiezan, y se limitó a decir que es lo que han acordado los comités electorales del PSOE y del PSOE-A.

También esquivó todas las preguntas sobre los futuros pactos postelectorales, insistiendo en que a él le importa el "para qué", no “con quién”. No obstante, en este sentido dijo que el PSOE está mucho más capacitado que el PP para llegar a acuerdos tras las elecciones.

Rechazó entrar en todos los cábalas sobre quién podría aspirar a presentarse a las primarias de julio para ser candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, y se limitó a reiterar que habrá primarias abiertas y que él sí se va a presentar.

Finalmente, en cuanto a las encuestas, Sánchez también evitó pronunciamientos rotundos. Dijo que la principal lectura que él observa en los sondeos es un claro giro a la izquierda de la sociedad española y, en su opinión, es giro lo tiene que liderar el PSOE.

Más noticias en Política y Sociedad