Público
Público

La Policía encuentra restos de ADN y huellas dactilares en las tres primeras cartas a Marlaska, Iglesias y Gámez

El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, informa también de que se ha identificado la empresa fabricante de las siete balas del calibre 7,62 que contenían las misivas y que corresponden a los años 80.

Marlaska
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la sesión de control al Gobierno en el pleno del Senado. Zipi / EFE

Los especialistas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han hallado restos de ADN y huellas dactilares en las tres primeras cartas con amenazas enviadas al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el exvicepresidente y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

El anuncio lo ha realizado el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, en una entrevista en el Canal 24 Horas de RTVE. Pérez también ha explicado que se ha identificado la empresa fabricante de las siete balas del calibre 7,62 que contenían las cartas y que corresponden a los años 80.

El número dos de Grande-Marlaska ha pedido dejar trabajar a los especialistas de criminalística para dar con el autor o los autores de las cartas con balas en su interior y amenazas remitidas a diferentes cargos públicos. 

"Lo que sí podría adelantarle en este momento sería que se han encontrado restos tanto de ADN como de unas huellas dactilares", ha señalado con respecto a las primeras cartas, sin detallar si estas evidencias son las mismas en todos los sobres.

En este sentido, ha solicitado que "ahora toca dejar trabajar a criminalística para ver si estas huellas y restos de ADN pueden arrojar algún tipo de resultado".

Previamente, había hablado de que las primeras cartas remitidas al Ministerio del Interior –la de Grande-Marlaska e Iglesias– y a la Dirección General de la Guardia Civil –en el caso de Gámez–eran "manuscritas pero habiendo utilizado una regla hueca".

En lo relativo a las balas, Pérez ha indicado que se ha detectado a la empresa que las fabricaba en España y el tiempo de fabricación. "Parece que se corresponde con los años 80", ha señalado, confirmando que es munición que ya está en desuso. En cuanto a los sobres, la investigación ha permitido determinar que la "empresa fabricante, en principio, no sería una española, pero sí la distribuidora en España".

Denuncia de Iglesias por una

El número dos del Ministerio del Interior también se ha referido a una denuncia de este mismo viernes de Pablo Iglesias por un presunto chat de policías que vertían insultos y amenazas contra él en un grupo de la red social Facebook.

"Parece ser", ha respondido, "que la denuncia se ha interpuesto en la comisaría del Congreso de los Diputados y el hecho de que se haya acudido, precisamente, a la comisaría del Congreso de los Diputados demuestra ya confianza del propio denunciante en la Policía Nacional y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, confianza y apoyo que tienen también desde la Secretaría de Estado de Seguridad".

En este sentido, ha repetido un mensaje habitual del ministro Fernando Grande-Marlaska: "Nuestros policías nacionales y guardias civiles cuando se visten de uniforme se visten con el uniforme de los valores constitucionales y actuando siempre con la mayor de las neutralidades".

Más noticias de Política y Sociedad