Público
Público

El PP condiciona la unidad contra ETA

 Pide una declaración que rechace la negociación con la banda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un asistente a la reunión de ayer en el Congreso de los partidos políticos con representación parlamentaria aseguraba a su término que le parecía estar asistiendo a un déjà vu. A saber: todos los partidos de acuerdo en la declaración conjunta de condena al último asesinato de ETA, menos el PP; y, menos el PP, todos los partidos de acuerdo con que comparezcan juntos ante los medios y un representante -el PSOE, ayer, por ser el partido de la víctima- lea la declaración.

En el primer caso, los conservadores claudicaron a regañadientes y ayer, accedieron a firmar el texto junto a los partidos PSOE, CiU, ERC, PNV, IU-ICV, BNG, CC, CHA, EA, Na-Bai, NC; las patronales CEOE y CEPYME, y los sindicatos CCOO, UGT y USO.

En el segundo aspecto, no hubo manera. Cada partido político tuvo que comparecer por su cuenta ante los medios.

Las razones por las que el Partido Popular quiso ayer hacer su rueda de prensa al margen de los demás salieron a la luz en cuanto su portavoz, el secretario ejecutivo de Seguridad y Justicia, empezó a hablar.

Ignacio Astarloa, tras las pertinentes condena, condolencias y expresión de dolor por el asesinato de Isaías Carrasco, aseguró que el PP estaba de acuerdo en todos y cada uno de los puntos de la declaración conjunta firmada minutos antes.

Los peros

Y expuso los peros , concretamente, dos condiciones que los conservadores quisieron añadir al texto pero que no les fueron admitidas por ninguno de los otros partidos: primero, que figurase el 'rechazo a una hipotética negociación con ETA' y, segundo, la mención de 'la revocación del acuerdo parlamentario de 2005' que autorizó al Gobierno a dialogar con ETA en ausencia de violencia. Exactamente lo mismo que el PP había pedido cuando se redactó la declaración unitaria de condena tras el asesinato de los dos guardias civiles en Capbreton el pasado 1 de diciembre. Astarloa repitió una y otra vez que 'derrota no es negociación'.

Los representantes de los otros diez partidos coincidieron en la condena por el brutal atentado de ETA y mostraron su apoyo al Gobierno -sea del color que sea tras las elecciones de mañana- en la política de lucha antiterrorista. Sólo el portavoz de ERC, Joan Ridado, acusó explícitamente al PP de haber impedido la comparecencia conjunta de todos los partidos y la lectura del texto por parte del PSOE.