Público
Público

El PP confirma su peor escenario: lograr menos de 35 escaños

Los de Juanma Moreno se habían puesto como objetivo no perder más de 15 escaños de los 50 logrados por Javier Arenas en 2012. Con el 100% escrutado, los conservadores obtienen 33 escaños.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El candidato del PP andaluz, Juanma Moreno (i), junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el mitin de cierre de campaña. REUTERS

MADRID.- El recuento definitivo de los votos ha alejado al PP de Andalucía del mínimo que se había fijado como objetivo: 35 escaños, 15 menos de los conseguidos por Javier Arenas en las elecciones de 2012. Entonces, el hoy número cuatro de la lista almeriense y vicesecretario del PP logró una victoria simple (50 escaños) con la que no pudo gobernar tras llegar el PSOE e IU a un acuerdo.

El PP recuerda que PP y PSOE suman el 70% de los votos obtenidos en las elecciones andaluzas

Con el 100% escrutado, el PP andaluz sólo logra 33 escaños frente a los 47 del PSOE de Susana Díaz, los 15 de Podemos, los nueve de Ciudadanos y los cinco de Izquierda Unida. Los conservadores han perdido medio millón de votos o, lo que es lo mismo, uno de cada tres de los que lograron en 2012.

Los conservadores han perdido medio millón de votos o, lo que es lo mismo, uno de cada tres de los que lograron en 2012

En la sede nacional del PP, Mariano Rajoy siguió el recuento acompañado de María Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría, Javier Arenas, Carlos Floriano, Pablo Casado, Cristóbal Montoro y Fátima Báñez, entre otros. Aunque a pesar de encontrarse la más alta representación del PP reunida en la séptima planta, ni Cospedal ni Floriano (número dos y tres del partido, respectivamente) consideraron conveniente comparecer ante los medios y fue el portavoz del Comité de Campaña, Pablo Casado, quien habló ante los periodistas con gesto más serio de lo habitual.

Casado admitió que el resultado del PP en Andalucía no es el que esperaban pero ha subrayado que el PSOE y el PP siguen "aglutinando más del 70% de los votos", en alusión al final del bipartidismo que pronosticaban las encuestas. Además, el portavoz de campaña de los conservadores ha recordado que el adelanto electoral no ha tenido "el efecto" que buscaba Susana Díaz: "Dar mayor estabilidad a su gobierno". "Es todo lo contrario", ha subrayado mencionando los cinco partidos que ahora ocuparán el Parlamento autonómico.

"Más pronto que tarde"

En la sede andaluza del PP, en Sevilla, Juanma Moreno y su núcleo de colaboradores, también asistieron, desolados, a la caída en picado de su número escaños. El líder conservador andaluz compareció finalmente desde Sevilla, bebió agua antes de hablar y se dedicó, sobre todo, a agradecer a los andaluces que votaron al PP ("Más de un millón"), a sus compañeros de partido y al Gobierno por respaldarle en la campaña y a su familia. Moreno ha anunciado que no abandonará su puesto en la primera fila de la oposición andaluza y que "más pronto que tarde, el cambio político" llegará a Andalucía.

A falta del voto por correo, los de Moreno pierden 17 parlamentarios con respecto a los 50 logrados por Arenas en 2012. En el PP reconocen, además, que este resultado pasará factura a Rajoy, aunque el presidente ya ha dejado claro a los suyos que "pase lo que pase" en Andalucía y en las municipales y autonómicas que vienen en mayo y septiembre (Catalunya), su liderazgo seguirá siéndolo.

Más noticias en Política y Sociedad