Público
Público
Únete a nosotros

El PP defiende la "honorabilidad" de Rajoy frente a Bárcenas

"En una vista oral el acusado no está obligado a decir la verdad", contraataca el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado,contra el extesorero del partido. Avala la permanencia de Cospedal como secretaria general

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, y el vicesecretario general, Fernando Martínez-Maillo, durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. EFE/Javier Tormo

MADRID.- "No podemos valorar la estrategia de defensa de ninguna persona que tiene que comparecer en sede judicial". Así ha intentado Pablo Casado echar balones fuera y, de paso, desprestigiar el testimonio de Luis Bárcenas, este lunes, en sede judicial. El vicesecretario de Comunicación ha insinuado que el extesorero mintió al confirmar que existió una caja B en el PP y defendió la "honrabilidad" del partido y de su presidente, Mariano Rajoy.

"En una vista oral el acusado no está obligado a decir la verdad", sentenció Casado, que no aclaró si su formación tomará medidas judiciales contra Bárcenas por lo que él considera, aunque no lo haya dicho textualmente, una mentira. "Confiamos en la justicia", se limitó a responder tras asegurar que no había visto la declaración de Bárcenas de esta mañana.

"El partido está muy tranquilo y muy orgulloso de lo que ha hecho por los españoles: elaborar programas ganadores que permitieron mejorar España", presumió. "Llevamos muchos años hablando de esto. Es un tema muy difícil para el partido", reconoció. Pero mantuvo la línea argumental habitual entre los conservadores: "Siempre hemos defendido la honorabilidad de la dirección del partido y el desconocimiento de las acusaciones que se llevan haciendo durante todos este tiempo", zanjó ese tema.

De hecho, aseguró que Rajoy no había ni siquiera citado a Bárcenas durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP en la que se aprobó el borrador del reglamento del Congreso interno que se celebrará los próximos 10, 11 y 12 de febrero. Según Casado, el presidente del PP y del Gobierno pidió "unidad" para que la "renovación" del partido se haga "con el menor ruido posible" e intentó apagar los fuegos encendidos en las últimas semanas.

El presidente del Gobierno y presidente del PP, Mariano Rajoy (c), junto a la secretaria general, María Dolores de Cospedal (5i); los portavoces, Rafael Hernando (2i) y José Manuel Barreiro (2d); los vicesecretarios, Pablo Casado (3i), Javier Maroto (4i), Fernando Martínez-Maillo (5d), Javier Arenas (4d) y Andrea Levy (3d), y el coordinador, José María Beneyto (d), entre otros, en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. EFE/Chema Moya

El responsable de comunicación aseguró que se debatirán "todas las enmiedas", incluso la referente a las primarias propuesta por la organización de Madrid que dirige Cristina Cifuentes y la relativa a la limitación de mandatos, a la que restó importancia. "Cumpliremos con los compromisos con otras formaciones [Ciudadanos], pero también es verdad que esas formaciones ya han dejado claro que ese compromiso no es retroactivo", constató. Es decir, que "corresponde Rajoy decidir si la limitación de mandatos se aplica en su caso y aún quedan muchos años para que es debate tenga efecto", concluyó.

Asimimo, Casado siguió la línea marcada por su jefe cuando avaló a María Dolores de Cospedal y sus "méritos" en la duplicidad de cargos. "Aquellas personas que han compaginado cargos lo han hecho siempre con brillantez y sin abandonar sus responsabilidades", insistió el portavoz del PP, dando a entender que Cospedal seguirá siendo secretaria general y ministra de Defensa y recordando que el propio Rajoy también compagina cargos orgánicos e institucionales (es presidente del partido y del Gobierno).

Respecto a la comparecencia de ésta última en la Comisión de Defensa del Congreso, Casado no adelantó si al fin pedirá perdón a las víctimas del accidente del yak-42. Pero, de nuevo, volvió a echar balones fuera y recordó que los familiares de los 62 militares fallecidos en el accidente de 2003 no le piden al Gobienro actual que asuman responsabilidades, sino "a otra persona que pudiera tener responsabilidad política en ese momento". Es decir, a Federico Trillo, a quien el PP ya ni nombra. El exministro de Defensa ya es en Génova, como Bárcenas en su día, "ese señor del que usted me habla".

Más noticias en Política y Sociedad