Público
Público

El PP, ya en campaña, promete ir a todos los debates electorales: "No habrá sillas vacías"

Casado anuncia una estrategia "propositiva y no de ataques personales" aunque culpa a PSOE y Ciudadanos de la repetición de elecciones. Recuerda a Rivera sus escándalos de financiación, aunque también pide "tender puentes" con su formación

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, durante la rueda de prensa que ofreció hoy tras la reunión del Comité de Dirección del partido, hoy en la sede de Génova. EFE/Javier Lizón

MADRID.- El PP lleva semanas pensando en las elecciones y hoy su vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, lo ha constatado. Tras la reunión del Comité de Dirección que ha presidido el propio Mariano Rajoy, ha adelantado cómo será la estrategia que seguirán de cara a recuperar votantes el 26-J: será una campaña "propositiva", barata ("sin grandes gastos"), cercana ("pegados a la calle") y sin "sillas vacías".

Es decir, que los conservadores acudirán a "todos los debates" que proponga "cualquier medio de comunicación". Así lo ha prometido Casado que, no obstante, no ha querido meter al presidente del Gobierno y del partido en tal compromiso. "La agenda de Rajoy la decidirá él con su jefe de campaña (Jorge Moragas), pero el PP estará en todos los debates y formatos donde sea invitado", sentenció tras reconocer que la excusa de no querer enfrentarse a Ciudadanos y Podemos porque no tenían representación parlamentaria antes del 20-D ya no les sirve.

Es más, en los últimos días el PP ha puesto el punto de mira especialmente en C's, a quien pretende robar el voto conservador que se tiñó de naranja en las generales. Todos los dirigentes han acusado a Albert Rivera de ser un "pichón", "correveidile" de Pedro Sánchez, así como de haber dado "un giro de 180 grados" y haber incumplido sus promesas electorales por pactar con un partido (el PSOE) que no ganó las elecciones.

"Nos han llevado a un callejón sin salida tras cuatro meses engañando a la gente y a los suyos", critica

Hoy mismo, el vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, ha afeado que C's cediera también a sentarse a negociar con Pablo Iglesias por su "relación" con Arnaldo Otegi. "Es la peor foto que tiene Rivera", espetó Maroto, que también insistió en la facilidad del líder naranja para "girar como una peonza".

Casado, el constructor de puentes con Ciudadanos

Casado, por su parte, quiso apagar parte de ese fuego encendido por su compañero de partido y se limitó, como Rajoy ayer, a corresponsabilizar a Ciudadanos y PSOE del bloqueo institucional actual que obligará -casi con toda seguridad, salvo sorpresa de última hora en las rondas de los partidos con el rey- a la repetición de elecciones. "Ellos han impedido que haya Gobierno", sentenció ayer el todavía presidente. "Nos han llevado a un callejón sin salida tras cuatro meses engañando a la gente y a los suyos", repitió hoy Casado. Aunque añadió: "Si se repiten elecciones, la responsabilidad será de Pedro Sánchez".

"Pedimos que sea tan escrupulosos para ellos mismos como lo son para los demás", afea Casado

Y es que Casado, en su misión de rebajar las críticas a Ciudadanos -una formación con la que previsiblemente, según las encuestas, tendrá que pactar si quiere gobernar tras el 26-J- habló más de "tender puentes" y dejar a un lado ataques personales y descalificaciones. Así, prometió una campaña "propositiva" hablando de empleo, pensiones, sanidad y educación frente a "la confrontación y el 'y tú más'" .

Casado dijo ser partidario de dejar a un lado "la confrontación partidista" de la que los ciudadanos "ya están cansados" y quiso apagar "el ventilador". Aunque ello le sirvió, precisamente, para encenderlo y hablar de los últimos escándalos de financiación que diarios como La Razón o El Mundo han destapado en el partido de Rivera. Presuntamente, C's ha financiado irregularmente actividades del partido con fondos que provienen de las subvenciones públicas logradas con la representación municipal y autonómica y con ello han saltado casos en "Logroño, Murcia, Zaragoza, Toledo y País Vasco", enumeró Casado. "Pedimos el mismo rasero para todo el mundo, que sean tan escrupulosos para ellos mismos como lo son para los demás", apostilló pidiendo, además, que se cree "un frente anticorrupción común de todos los partidos para que la ley de financiación de partidos se cumpla".

"Mantener puertas abiertas (para futuros pactos) no quiere decir que no se pueda criticar lo que tu adversario hace mal sin faltarle el respeto", se excusó el vicesecretario de Comunicación. Después, se contradijo: "Nosotros haremos una campaña optimista y propositiva. Los demás, que sigan con el ventilador. Los ciudadanos ya han visto los programas y formas de actuar de cada uno, y quién tiene experiencia en el Gobierno y una visión seria y responsable de lo que quieren para el futuro de España", se mostró convenvido. Y concluyó: "Nos presentamos como la alternativa ganadora", zanjó.

Contra la "estrategia" de Ricardo Costa

De otro lado, Casado respondió a la 'implicación' de la cúpula del PP en el juicio al exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa por la presunta financiación irregular de las campañas conservadoras de 2007 y 2008. "Cada uno tiene que establecer su estrategia de defensa como considere oportuno", le restó importancia. Además, dijo, se tratará de explicar "el marco competencial de cualquier organización política" en esos terrenos. 

Así, explicó que, hasta donde él sabe como diputado de Ávila, las cuentas de ingresos y gastos electorales se realizan en "la dirección provincial" del partido y no en la nacional, por lo que exculpó, con ello, a Cospedal o Bárcenas del escándalo valenciano.

También preguntado por el expediente abierto a Rita Barberá, Casado se limitó a insistir en que, de ser finalmente imputada, recibirá "el mismo tratamiento" que el resto de concejales de Valencia ya investigados, a quienes se les ha suspendido cautelarmente de militancia

Más noticias en Política y Sociedad