Público
Público

La propuesta de Junqueras de descartar la vía unilateral divide al independentismo

La CUP, Junts y la ANC ha reaccionado ante el artículo del presidente de ERC donde defiende la vía de un referéndum acordado y los indultos. Jordi Sànchez responde de forma contundente al líder de Esquerra. Los anticapitalistas no renuncian a apoyar a los republicanos, pero recuerdan que el acuerdo para investir Pere Aragonès "gira en torno a la confrontación con el Estado". El Govern asegura que continúa comprometido con la amnistía y la autodeterminación. 

Salutació d'Oriol Junqueras i Roger Torrent a les portes del Parlament. Imatge del 21 de maig del 2021
Saludo de Oriol Junqueras y Roger Torrent a las puertas del Parlament. Imagen del 21 de mayo del 2021. Jordi Play / ACN

Terremoto político después que el presidente de ERC, Oriol Junqueras, afirmara en un artículo en el diari Ara que hay "gestos", en referencia a los indultos, que pueden aligerar el conflicto, y apostara por la vía escocesa avisando que las otras opciones "no son viables ni deseables", descartando así la vía unilateral. Después de estas palabras, que han provocado opiniones de todo tipo, ha habido reacciones por parte de la Asamblea Nacional Catalana, la CUP, pero también de Junts, donde han puesto en entredicho las palabras de Junqueras.

Pese a ello, en su primera rueda de prensa como portavoz de la Generalitat, Patrícia Plaja ha asegurado que el Govern continúa comprometido con la amnistía y la autodeterminación. "La única solución a la represión en el Estado español es la amnistía para volver a la política un conflicto que es político y que tiene que pasar por la autodeterminación, pero no nos opondremos a ninguna propuesta que pueda aligerar el dolor de la represión", ha declarado.

Los ataques al artículo y a ERC han llegado por varios frentes. Pero siempre desde los partidos y en ningún caso desde dentro del Govern. Los consellers y las conselleras de Junts guardan un escrupuloso silencio al respecto.

La diputada de la CUP Mireia Vehí ha advertido este martes que los indultos a los presos independentistas "no son una solución política colectiva" como sí que lo son, ha apuntado, la amnistía y la autodeterminación.

Y es que la vía escocesa es, para Junqueras, el modelo a seguir, es decir, la vía de un referéndum acordado con el Estado. "Porque sabemos que otras vías no son viables ni deseables en la medida que, de hecho, nos alejan del objetivo que hay que lograr", avisa en su artículo.

Ante esto, la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie, ha declarado que ERC "tiene que aclarar sus posicionamientos" en cuanto a la estrategia unilateral hacia la independencia. "Desgraciadamente no es viable la vía acordada con el Estado al cual nos enfrentamos", ha replicado la presidenta de la ANC en una entrevista.

Junts, el principal socio de Govern que se ha quedado con varias consejerías estratégicas en un pacto negociado in extremis, también ha rechazado el posicionamiento de Junqueras. La vicepresidenta de Junts y regidora del Ajuntament de Barcelona, Elsa Artadi, en rueda de prensa ha defendido que "el independentismo tiene la obligación de explorar" todas las vías "y no descartar niguna".

Lo mismo ha comentado el portavoz de Junts en el Congreso, Míriam Nogueras, quien ha recordado este martes a ERC que el acuerdo de investidura de Pere Aragonès no excluye ninguna vía, "tampoco la unilateral", y sí que incluye "la lealtad y el consenso en el relato". Por este motivo, según Nogueras, si ERC ha variado su posición tendrá que ser ERC quien explique este cambio. "Nos han votado para hacer la independencia, no para renunciar", ha sentenciado.

Artículo de respuesta de Jordi Sànchez

Pero la respuesta más contundente de los socios ha sido la del secretario general de Junts, Jordi Sànchez, que ha replicado al líder de ERC con otro artículo. En el texto asegura que el 1-O "no fue un error". Sánchez subraya que la negociación no debe hacer renunciar a la unilateralidad al independentismo. El dirigente de JxCat también opina que "no es bueno para la institución de la Generalitat que un ex vicepresident quiera tutelar el actual president". 

Sànchez se siente desconcertado por los "giros de guión" y por algunas afirmaciones que "de facto se convierten en una revisión radical de aspectos esenciales del pasado reciente del independentismo". También entiende que "la presión para salir de la cárcel es grande" pero considera que "al margen de ser audaz hay también que preservar la prudencia para proteger políticamente lo que explica lo que hoy es el independentismo y sobre todo la legitimidad de lo que hemos hecho para llegar donde hemos llegado".

La CUP considera que ERC sigue siendo un socio viable 

Estas palabras han levantado también las críticas de la CUP, partido esencial para mantener el Ejecutivo actual. La diputada de la CUP en el Parlament Laia Estrada ha avisado que si la estrategia de confrontación no se hace realidad esta legislatura y se continúa en la línea del anterior, su formación no podrá seguir apoyando. En declaraciones a El Matí de Catalunya Ràdio la diputada anticapitalista ha señalado que el acuerdo entre ERC y CUP para investir Pere Aragonès como presidente de la Generalitat "gira en torno a la confrontación con el Estado". Por eso, considera que es "engañar" a la población decir que es posible una salida del conflicto a través de la mesa del diálogo y con consenso del Estado.

Por su parte, la diputada anticapitalista en el Congreso Mireia Vehí ha afirmado que, a pesar de la renuncia a la unilateralidad que se desprende de la carta de Junqueras, ERC sigue siendo un socio viable. "Hemos dado un tiempo para que este acuerdo se consolide", ha dicho, a pesar de que desde su formación están "convencidos que el PSOE no pondrá las urnas". 

Por su parte, la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha asegurado que el acuerdo con la CUP es "válido y vigente" y que no ha quedado modificado por el artículo de opinión del presidente de los republicanos. En una entrevista en Ser Catalunya, Vilalta niega que su partido renuncie a hacer la independencia a través de la vía unilateral y explica que se trata de poner "el acento" en este momento al hecho que la vía negociada es la "más oportuna". Además, ha negado que el artículo de Junqueras sea una enmienda a la ponencia política que el partido aprobó en su último congreso y en la que no se descartaba ninguna vía democrática, tampoco la unilateral.

En paralelo a esta polémica, la Generalitat ha anunciado que la ronda de contactos del president con los líderes de los grupos parlamentarios empezará el próximo lunes. Pere Aragonès se reunirá con todas las formaciones menos con Vox: el lunes se encontrará con Junts y ERC, el martes con la CUP, el PSC y els Comuns y todavía tiene que concretar fecha con Ciutadans y el PP.

Pese al posicionamiento de los anticapitalistas, Plaja ha reiterado que continúan apoyando el Govern. En este sentido, espera que las reuniones con todos los partidos sean "productivas y provechosas" . "Hoy no ha cambiado nada respeto ayer ni respecto a las semanas anteriores", ha aseverado respecto a la alianza con la CUP.

Más noticias