Público
Público

Prostitución El Gobierno y el PP se comprometen a abolir la prostitución

En Unidos Podemos-En Comú-En Marea no hay una posición definida y en Ciudadanos están por la regularización de esta actividad. 

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 6

Una mujer subsahariana ejerce la prostitución en el polígono Marconi de Madrid.- JAIRO VARGAS

La dimisión de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual, que legalizó el sindicato de prostitutas, firmando la publicación en el BOE del anuncio que autorizaba la creación de dicha organización, ha devuelto el debate sobre la prostitución a la actualidad informativa. 

Las feministas que estudian este tema diferencian tres tipos de postura sobre la prostitución: abolición, prohibición y regularización. La regularización implica la legalización de esta actividad.

La prohibición significa la persecución de quién la oferta y quien la demanda, es decir, tanto de prostitutas como de sus clientes. La abolición, persigue a los clientes y nunca a las prostitutas, que considera víctimas a las que hay que ayudar a salir de su situación.  

El PSOE se declaró abolicionista en su programa

El Gobierno socialista se declaró abolicionista ya desde su programa electoral y por eso encajó tan mal "el gol por la escuadra", como lo llamó la ministra Magdalena Valerio,  que supuso el error administrativo que ha vuelto a poner el asunto en el centro del debate. Los socialistas proponían acciones concretas contra la industria del sexo, como la inclusión en el código penal de la tercería locativa, o lo que es lo mismo,  que los que proporcionan locales a esta actividad puedan ser procesados por lo penal.

El PP se declara abolicionista de la prostitución

Lo que no sabíamos es que en el PP también se empiezan a declarar abolicionistas. Fuentes del partido, a las que ha tenido acceso Público, reconocen que esta posición es con la que el partido más se identifica en estos momentos. Recientemente, otras fuentes conservadoras, rechazaban legalizar la prostitución y recordaban que el 90% de las mujeres que la ejercen en España son víctimas de trata. "El Estado no puede regular el alquiler del cuerpo de las mujeres por horas", sostienen y llegan a comparar la prostitución con la venta de órganos o el trabajo infantil.

En una línea muy feminista, según el PP, la prostitución "atenta contra la dignidad de las mujeres" y  "ninguna mujer que ejerce la prostitución desea el ejercicio de esta actividad para sus hijas". Además, argumentan que la prostitución supone desigualdad entre los hombres y mujeres, ya que no promueve "relaciones libremente consentidas, igualitarias y sin violencia".

Ciudadanos veía dinero en su legalización 

Albert Rivera, el líder de Ciudadanos, ha aprovechado la coyuntura del día de hoy para pedir al Gobierno que asuma la existencia de la prostitución "sin hipocresía" y ha abogado por la "regulación" de esta tarea para quienes la ejercen "de forma voluntaria y sin coacciones". Ha añadido que rechaza  las posturas "prohibicionistas y puritanistas" y  ha afirmado estar "sorprendido" por la actitud "conservadora" del PSOE, al que ha acusado de que no ser "capaz" de abordar debates "valientes". 

Sobre la postura naranja en esta cuestión, fuentes del Partido Popular recuerdan las palabras del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en 2015, cuando sostuvo que la prostitución podría llegar a ser la tercera actividad económica de Europa y contribuir en 6.000 millones a la recaudación de impuestos.

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea no hay una posición definida sobre esta cuestión

Fuentes del partido nos reconocen que no hay una postura definida y que incluso hay varias dentro de cada uno de los partidos que forman esta coalición. De momento, cada cuál mantiene la suya personal y reconocen que tienen un debate pendiente sobre este tema. Por ahora  ponen el foco en aprobar una ley contra la trata y en perseguir el proxenetismo, como han señalado en declaraciones a los medios Pablo Echenique y Noelia Vera, este mismo lunes.