Público
Público

El PSOE no cumple con su norma de paridad en los números uno al Senado

De las 58 circunscripciones donde se eligen senadores, en 36 la lista la encabezan hombres y en 22 mujeres, el 37,9%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la portavoz del PSOE en el Congreso Adriana Lastra (d), y la presidenta del PSOE Cristina Narbona, en el Comité Federal del PSOE en el que se van a aprobar las listas para las elecciones generales y las europeas, autonómicas y municipales del 26 de mayo.- EFE/JJ Guillén

El PSOE ha sacado pecho con las listas al Congreso, no sólo aplicando la normativa de las listas cremallera que marcan sus reglamentos, sino saltándose la norma en favor de las mujeres colocando a dos seguidas en los primeros puestos en dos circunscripciones, y colando a tres ministras en la lista de Madrid sin intercalar entre sus puestos el nombre de un varón.

Sin embargo, aunque sí mantiene también las listas cremalleras en las candidaturas al Senado, no mantiene la paridad en los cabezas de lista a la Cámara Alta, entendida como tal que un sexo no tenga más del 60% ni menos del 40% de representación, y que es bandera de los socialistas desde hace más de una década.

En concreto, de las 58 circunscripciones en la que se eligen senadores, hay 36 hombres que van como “número uno”y tan sólo 22 mujeres, lo que supone el 37,9% de representación en el primer puesto que, además es el que más garantizado está en la mayoría de los casos.

Esta circunstancia no incumple el reglamento elaborado por el PSOE para la formalización de las candidaturas, ya que en ningún momento se hace referencia en el mismo a quienes encabezarán las candidaturas por cada circunscripción.

Sin embargo, no deja de ser llamativo este incumplimiento del objetivo de mantener la paridad en todos los ámbitos de representación del partido, del que siempre hace gala la dirección del PSOE.

Además, hay que recordar que las candidaturas al Senado ya no van designadas por orden alfabético como ocurría antes, por lo que sí la dirección del partido hubiera querido que hubiera paridad en los cabezas de lista también podría haberlo propiciado.

De esta forma, todo indica que el Grupo Parlamentario Socialista en el Senado tendrá una holgada mayoría de hombres, lo que no ocurrirá en el Congreso, donde sí cumple con la paridad, aunque también sigue habiendo un mayor número de hombres como cabezas de lista.

Más noticias en Política y Sociedad