Público
Público

Puig anuncia a Rajoy el inicio de la batalla por una "financiación justa" para los valencianos

Propone un pacto por la viabilidad de la Generalitat basado en un cambio en el modelo de reparto. Advierte que acudirá a los tribunales si el Gobierno central se niega a negociar.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Mónica Oltra, Antonio Montiel y Ximo Puig, en Les Corts. EFE/Kai Försterling

VALENCIA.- El candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, ha propuesto a les Corts Valencianes un "pacto por la viabilidad de la Generalitat", que constituya "un acuerdo de unidad extensible a la sociedad civil", para exigir al Gobierno central "un cambio justo en el modelo de financiación, una financiación transitoria extraordinaria mientras se modifica y la negociación del pago de la deuda histórica".

En su discurso en el pleno de la Cámara autonómica en el que será investido 'president', se ha comprometido a que, "independientemente del partido que gobierne en Madrid a partir de otoño, el Gobierno valenciano emprenderá acciones legales para exigir lo que merece el pueblo valenciano" si no consiguen "de forma negociada" esas reivindicaciones para acabar con la infrafinanciación de esta autonomía.

"La Comunitat está exhausta de ofrecer nuevas glorias a España. Hasta aquí hemos llegado. Es hora de que se trate a los valencianos y valencianas con equidad", ha sentenciado.

Según Puig, "el debate sobre el cambio de la financiación autonómica no es un debate entre partidos, ni es un debate identitario, es un debate acerca de que, en una democracia, no puede haber ciudadanos de segunda en el acceso a los servicios públicos esenciales". "Aborrezco el victimismo, pero más la injusticia. En cualquier caso, somos nosotros los que hemos de ganarnos un papel protagonista, nadie nos pondrá una alfombra ni hará nuestro trabajo, por eso estamos dispuestos a hacerlo", ha sentenciado.

 

Auditoría integral

El candidato socialista ha apuntado como necesarios, para "garantizar la viabilidad de la Generalitat y los servicios públicos valencianos", una auditoría integral de la Generalitat, exigencia de un nuevo modelo de financiación, un mecanismo extraordinario de financiación hasta que se apruebe el nuevo modelo, negociar el pago de la deuda histórica e inversión del Estado de acuerdo con la población.

Además, Ximo Puig ha presentado una batería de medidas y propuestas:

La primera decisión de gobierno será "pedir perdón" a las víctimas del metro. Puig ha afirmado que es "tiempo de reparación, de suturar heridas". Ha destacado el "coraje cívico" de los miembros de la Asociación de Víctimas del Accidente de Metro 3 de Julio (AVM3J) y ha lamentado que el Gobierno conservador haya estado "de espaldas" a este colectivo. 

Retrasar al 10 de septiembre el inicio del curso escolar. Puig se ha comprometido a firmar convenios con los ayuntamientos para ofrecer educación infantil pública y gratuita para niños de dos a tres años en 25 centros de la Comunitat Valenciana.

Propone una reforma electoral que rebaje el listón del 5% porque, según ha dicho, en el actual Parlamento valenciano "no estamos todos".

Puig ha prometido no mirar a otro lado y ser "un actor activo" para impedir desahucios, derogar "de forma inmediata el copago confiscatorio" a dependientes, aplicar de forma progresiva el cumplimiento de la ley de Dependencia, y abrir los comedores escolares en vacaciones.

Ha asegurado que su gobierno será "beligerante contra la corrupción", pero también ha exigido un compromiso ético a los representantes públicos

Más noticias en Política y Sociedad