Público
Público

Rajoy se propone crear 3 millones de empleos si el PP gana las elecciones

El presidente del Gobierno anuncia un crecimiento del 2,4% y la ley de segunda oportunidad para el pago de las deudas que negó a la oposición durante tres años. Dedica dos minutos de hora y media a hablar de corrupción.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención inicial en el debate de estado de la nación esta mañana. EFE

MADRID.- La campaña electoral de Mariano Rajoy para las elecciones generales previstas para noviembre de este año ha empezado hoy en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados, durante su discurso de apertura en el debate del estado de la nación de este año. El presidente del Gobierno ha dudado luz verde a la larga disputa en las urnas de 2015 con un compromiso que recuerda mucho al del portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, en septiembre de 2011, cuando anunció la creación de 3,5 millones de empleos si los conservadores ganaban las elecciones de ese año.

Rajoy se ha propuesto ahora crear tres millones de empleos en la próxima legislatura, "porque es un objetivo alcanzable si no cometemos torpezas". Porque "si somos capaces de mantener el ritmo de crecimiento (...); si no dejamos que las cosas se tuerzan, podemos aspirar a crear más de medio millón de empleos cada año". El jefe del Ejecutivo no pidió el voto para el Partido Popular directamente, pero se esforzó mucho en negárselo a otros, particularmente, a aquéllos que no tienen representación en el Congreso de los Diputados, aunque sí en las encuestas: Podemos y Ciudadanos.

"No es bueno sembrar esa idea de que salimos adelante arrastrados por las circunstancias (...) Es la mejor manera de preparar la tierra para que la siembren los demagogos", alertó Rajoy sin citar a Podemos y Ciudadanos

Sin citarlos en ningún momento, el líder del PP alertó sobre "demagogos", "demagogia" y "discursos mágicos", sobre todo, al final de su discurso de 91 minutos. "No es bueno sembrar esa idea de que salimos adelante arrastrados por las circunstancias, a pesar de nosotros mismos y a pesar del Gobierno (...) Además de ser falso, es la mejor manera de preparar la tierra para que la siembren los demagogos", alertó al hemiciclo, haciendo corresponsables a todas las formaciones parlamentarias del ascenso de nuevos partidos si critican la gestión de su Ejecutivo.

Menos medidas de las esperadas

El discurso de Rajoy apelando a la estabilidad que da votar a los partidos que han gobernado era esperado en el auditorio, entre los diputados y entre la prensa que sigue el debate sobre el estado de la nación de este año, el último de la legislatura y en el año electoral más intenso de la historia de la democracia, que apunta a un cambio de ciclo político. También se esperaba, sin embargo, el anuncio de una batería de medidas que diesen contenido a la "agenda social" que quiere potencia el Gobierno y que consiste, según los conservadores, en tomar medidas para favorecer a aquellos ciudadanos que peor lo han pasado con la crisis.

La oposición reclamó la ley de segunda oportunidad anunciada por Rajoy desde el comienzo de la legislatura, cuando la PAH la pidió para parar el desalojo forzoso de la gente de sus casas

Sin embargo, los anuncios de Rajoy decepcionaron un poco, incluso, en sus propias filas, que esperaban alguna sorpresa más de las ya anunciadas en los medios de comunicación, también en Público. El presidente del Gobierno situó la previsión de crecimiento de la economía para 2015 en 2,4%, cuatro décimas más de lo previsto, y, antes de que acabe la legislatura, se comprometió a aprobar una ley de segunda oportunidad de pago de deudas, una nueva tarifa reducida para los nuevos contratos indefinidos, los llamados “cheques familiares”, una bonificación para la conciliación de los autónomos o la supresión de las tasa judiciales para las personas físicas.

El anuncio de la ley de segunda oportunidad -que ya había adelantado el ministro de Economía, Luis de Guindos, a finales del año pasado- fue muy criticado por los partidos de la oposición, que llevan reclamándola al Gobierno desde el comienzo de la legislatura, cuando la Plataforma Anti Desahucios (PAH) pidió esta norma para poder parar el desalojo forzoso de la gente de sus casas por impago. Rajoy anunció que, para facilitar el desendeudamiento de las familias, autónomos y pymes, se aprobará "con carácter inmediato" -previsiblemente, este viernes en Consejo de Ministros- "un Real Decreto Ley que les dará mayores facilidades para afrontar la dificultad".

(Habrá ampliación)

Más noticias