Público
Público

Rajoy reúne a sus dirigentes tras las primarias del PSOE

El líder del Gobierno y del PP preside este lunes la reunión del Comité Ejecutivo Nacional en Génova para analizar el resultado de la pugna socialista. 

Publicidad
Media: 3.09
Votos: 11

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al número tres del PP, Fernando Martínez-Maillo, en una imagen de archivo. EFE

En Génova no opinan "de los procesos internos de otros partidos", pero sí están preocupados por ellos. Por eso Mariano Rajoy reunirá este lunes al máximo órgano de dirección del PP: el Comité Ejecutivo Nacional.

La cúpula nacional de la formación, así como los barones territoriales y otros miembros elegidos en el último Congreso analizarán los pasos a seguir con el nuevo PSOE, una vez se hayan conocido los resultados de las primarias.

Hasta ahora, los dirigentes conservadores siempre han asegurado que no les importa el resultado. Pero, extraoficialmente, consideran que Susana Díaz les proporcionaría una mayor estabilidad para poder agotar la legislatura. Con Pedro Sánchez, que no se opone a una moción de censura, creen que sería más difícil pactar reformas y leyes como los aún pendientes Presupuestos Generales del Estado. A Patxi López nadie le ve ganador desde el equipo contrario.

"Da igual quién gane. Cuando el PSOE gobierna, España pierde",  sentenció este domingo la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, que consideró que, pase lo que pase, "son el PSOE de siempre". "Los españoles merecen estabilidad y no veletas ideológicas ni grupos de amigos mal avenidos", agregó. 

En una línea parecida se manifestó también la secretaria general del PP, María Dolores de Copedal, que incidió en que "por encima de las luchas fraticidas en las que están inmersos algunos, está España". "En las primarias socialistas no se ha oído hablar ni del interés de España y de los españoles, ni de una nación de España fuerte, unida y dentro de Europa, ni de la igualdad de oportunidades ni la garantía del Estado de bienestar", agregó la número dos de Rajoy en el partido.

Por su parte, el vicesecretario de Política Social, Javier Maroto, utilizó un tono más amable al constatar que el PSOE "se juega mucho" este domingo. "Se juega tener una identidad propia o estar en manos de Podemos; estar en la moderación o en la crispación; estar en la estabilidad o irse al monte", metaforizó. También Pablo Casado -el vicesecretario de Comunicación- expresó esa misma idea hace ya algunas semanas: "Los radicales bolivarianos no pueden sustituir al PSOE", dijo tras desear que los de Ferraz salgan "fortalecidos" de su proceso interno.

Más noticias en Política y Sociedad