Público
Público

Reforma del Registro Civil Los notarios ya pueden autorizar matrimonios sin acudir al registro civil desde este 30 de abril

Con la entrada en vigor de la Ley del registro civil, los ciudadanos pueden tramitar íntegramente sus expedientes matrimoniales en la notaría, donde se garantizará el que se cumplen los requisitos legales establecidos en la normativa.

Boda
Una pareja, camino al altar, para casarse. Wedding Memories / EFE

Los notarios españoles pueden autorizar a partir de este 30 de abril los expedientes matrimoniales, lo que permitirá realizar de forma más rápida los trámites previos para celebrar un matrimonio, una potestad que ya ejercen desde 2015, sin necesidad de acudir al registro civil.

Con la entrada en vigor de la Ley del registro civil, los ciudadanos pueden tramitar íntegramente sus expedientes matrimoniales en la notaria, donde se garantizará que los contrayentes cumplan los requisitos legales establecidos en la normativa actual, sin tener que acudir al Registro Civil.

El proceso de tramitación del expediente matrimonial consiste en comprobar que la pareja reúne las aptitudes y condiciones legales necesarias para contraer matrimonio, así como la veracidad de su voluntad, evitando de esta manera los matrimonios de conveniencia con finalidades fraudulentas, entre ellas, la obtención de nacionalidad o residencia o de una pensión pública.

Los notarios darán a los ciudadanos el asesoramiento notarial previo

Los notarios, que desde 2015 ya podían autorizar bodas, podrán desde ahora también llevar a cabo todo el procedimiento, en que además determinarán en los expedientes la vecindad civil de los contrayentes, básica para conocer qué legislación de las coexistentes en España se les aplica. También darán a los ciudadanos el asesoramiento notarial previo antes de concretar el régimen económico matrimonial que regirá el matrimonio, que en Catalunya, por defecto, esta regido por la separación de bienes.

El decano del Colegio Notarial de Catalunya, José Alberto Marín, ha destacado que la posibilidad de que los notarios puedan autorizar expedientes matrimoniales garantiza "la máxima seguridad jurídica" y recortará los plazos, ya que los ciudadanos podrán contar con el apoyo tecnológico de la Sede Electrónica Notarial, "posiblemente la plataforma informática más avanzada de las profesiones jurídicas".

Según datos del Colegio Notarial, desde julio de 2015, cuando entró en vigor la Ley de Jurisdicción Voluntaria que permitió a los notarios autorizar bodas, así como divorcios y separaciones de mutuo acuerdo y sin hijos menores de edad, los notarios de Catalunya han autorizado más de 7.200 matrimonios, mientras que la cifra de divorcios y separaciones se sitúa en poco más de 6.700. En 2020, inicio de la pandemia, por primera vez los notarios de Cataluña autorizaron más divorcios y separaciones -1.510- que matrimonios -826-. 

La reforma del Registro Civil, con un amplío consenso sin Vox

La proposición de ley presentada por el PSOE para operar la última reforma en la ley del Registro Civil ha recabado un "amplio consenso" entre los grupos parlamentarios del Senado, del que solo se ha desmarcado Vox, si bien tanto sus socios como la oposición han recriminado a los socialistas la prisa con la que pasan sus iniciativas legislativas por la Cámara Alta.

Se trata de una reforma 'in extremis' porque llegará apenas dos días antes de que la ley del Registro Civil aprobada en 2011 durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero surta efecto, una entrada en vigor que se ha ido posponiendo sucesivamente hasta este viernes.

La norma "implica la implantación de un Registro Civil único para toda España"

El senador socialista Joan Lerma ha explicado que esta modificación legal "implica la implantación de un Registro Civil único para toda España, accesible electrónicamente y cuya llevanza corresponderá a funcionarios públicos distintos de aquellos que integran el Poder Judicial", siendo éste el principal cambio: que los Letrados de la Administración de Justicia (LAJ) reemplazarán a los jueces como encargados de estas oficinas.

Su compañera María Victoria de Pablo lo ha definido como un modelo de Registro Civil "único, público y gratuito" que está "orientado a las personas" y "gestionado por empleados públicos" de la administración de justicia pero "desjudicializado", destacando que "garantiza la cohesión territorial e igualdad", algo "básico" para la España rural. De Pablo ha defendido que "es una buena ley" y ha agradecido a los grupos parlamentarios su "colaboración" para sacarla adelante, ratificando el compromiso asumido en la ponencia de la Comisión de Justicia para solicitar al Gobierno que sopese incluir en futuras iniciativas legislativas las enmiendas "sensatas" que han presentado las distintas fuerzas políticas y no ha dado tiempo a estudiar.

Más noticias de Política y Sociedad