Público
Público

Elecciones en Madrid La derecha acaricia el Gobierno en Madrid y la izquierda lo fía a una participación histórica, según los últimos sondeos

El PP resiste con 59 escaños en las últimas encuestas de las elecciones a la Comunidad de Madrid y tendría en su mano gobernar con Vox, que se mantiene en 13 escaños. En la izquierda, un Gabilondo a la baja (el PSOE obtendría 31 escaños) se acerca al Más Madrid de Mónica García (23 escaños), y Unidas Podemos (10 escaños) sería la última fuerza política.

Key data madrid
Proyección de escaños en la Comunidad de Madrid el 4 de mayo. Fuente: 'Key Data'

Han pasado muchas cosas y se han sucedido muchos hitos que apuntan a ser determinantes en la campaña de las elecciones madrileñas, pero la foto demoscópica final se parece bastante a la inicial, al menos en lo que se refiere a la suma de los bloques ideológicos. Esto es lo que se desprende del último estudio realizado por Key Data para Público, que apunta a que el bloque conservador sigue siendo claramente el favorito para formar gobierno tras las elecciones, mientras que las formaciones progresistas están bastante más lejos de lograrlo (al menos en las encuestas).

"La campaña electoral está siendo particularmente dura, despertando un gran interés informativo como lo demuestra la cantidad de estudios demoscópicos publicados. La mayoría de ellos recogen el efecto del debate a seis de Telemadrid, del convulso debate de la Cadena Ser, de las cartas, las amenazas, las reacciones…. Todo ello hace que nos encontremos en un escenario cambiante en el detalle, pero no en el conjunto de la foto. Los bloques permanecen estables a pesar de que la campaña esté teniendo efecto en la intención de voto de los partidos", apunta en este sentido la directora técnica de Key Data, Paz Álvarez.

Este jueves es el último día en el que, en virtud de la legislación electoral, se pueden publicar estudios demoscópicos sobre los comicios del 4 de mayo. En este estudio final, las encuestas siguen dando al PP como el claro ganador, con una horquilla de escaños que se sitúa alrededor de 60.

En concreto, el estudio de Key Data pronostica para los de Isabel Díaz Ayuso 59 escaños, con una estimación de voto de más del 40%. Si los conservadores se mantienen en esta horquilla alrededor de los 60 diputados autonómicos tendrían al alcance de su mano formar un ejecutivo con Vox. La formación de ultraderecha se mantiene como cuarta fuerza política con una proyección de 13 escaños y una estimación de voto del 9,4%.

Proyección de votos y escaños de las elecciones en la Comunidad de Madrid. Fuente: 'Key Data'

En este sentido, el estudio recoge que en los últimos días Vox ha logrado recuperar fuelle con una estrategia de polarización y de crispación que ha devuelto a los de Rocío Monasterio al centro de la batalla política. Al principio de la campaña, la formación de ultraderecha entró en una tendencia descendente provocada por la enorme capacidad aglutinadora de voto conservador de Ayuso.

Sin embargo, Vox apostó a mitad de campaña por una estrategia de crispación con mensajes radicales y escenas como la del debate fallido de la Cadena Ser, una posición que parece haberlos devuelto al centro de la contienda electoral. "El aumento de intensidad de la campaña ha reforzado las posiciones del partido de Rocío Monasterio, lo que le permite ganar un escaño" con respecto a los comicios de 2019, explica Álvarez.

En el bloque de la izquierda, al igual que en el de la derecha, se producen algunos cambios, pero que no afectan a la correlación entre los dos espacios ideológicos, sino que, más bien, se quedan dentro de ellos. Lo más destacado de los últimos sondeos es que el PSOE mantiene una tendencia a la baja (que inició ya hace unas semanas) que se traduce directamente en un refuerzo de Más Madrid.

Los de Ángel Gabilondo obtienen en el estudio 31 escaños con una estimación de voto del 21,4%, seguidos cada vez más de cerca por Mónica García, que tiene una proyección de 23 escaños (tres más que en las elecciones de 2019) con una estimación de voto del 16,1%.

La correlación entre el PSOE y Más Madrid se ve de forma bastante clara en el denominado trasvase del voto. Los de Gabilondo perderían algo más de 161.000 votos con respecto a los comicios de 2019, y más de 100.000 de estos sufragios recaerían en los de García. 

"En los partidos de izquierda Mónica García es la gran beneficiada de esta convulsa campaña. Acorta distancias con un PSOE a la baja y se distancia de Unidas Podemos, que solo crece ligeramente. En este momento Más Madrid alcanza los 23 escaños y el PSOE 31, esta distancia podría acortarse. La tendencia de Más Madrid es crecer y falta una semana de campaña", apunta la directora técnica de Key Data.

Unidas Podemos se mantiene bastante por encima del umbral del 5% necesario para entrar en la Asamblea de Madrid y logra volver a una tendencia creciente en las encuestas en los últimos días (después de sufrir un importante estancamiento tras el inicio de la campaña y después de que se hubiera difuminado el anuncio de Pablo Iglesias sobre presentarse a las elecciones). Sin embargo, pese a que revierte esa tendencia, su crecimiento es bastante tímido, lo que provoca que en los sondeos se quede bastante rezagado respecto al resto de formaciones progresistas.

Con una proyección de 10 escaños y un 7,6% en estimación de voto, Unidas Podemos sería la quinta y última formación en la Asamblea de Madrid. En la última semana de campaña, los sondeos siguen dejando a Ciudadanos fuera del Parlamento autonómico, un escenario que se viene dibujando desde el anuncio electoral (en concreto, el estudio de Key Data proyecta un 3,7% en estimación de voto, bastante alejado del 5% necesario para tener representación).

En un Parlamento donde la mayoría absoluta está en 69 diputados, la derecha y la ultraderecha sumarían 72 escaños (y más de un 50% de los votos, si se cuenta a Ciudadanos), mientras que las izquierdas, con algo más de un 45% de los votos, sumarían 64 escaños.

Una de las claves de estos comicios está en la participación, que podría dar un giro importante en el escenario que pronostican las encuestas. En el estudio de Key Data se estima una participación bastante alta, en concreto un 70,2%, un porcentaje mayor que los niveles habituales en la Comunidad de Madrid (en las elecciones de 2019 participó un 67,8% del censo madrileño).

Más noticias de Política y Sociedad