Público
Público

Restricciones hostelería Siete comunidades autónomas se rebelan contra Sanidad por las medidas anticovid del ocio nocturno y la hostelería

Las regiones gobernadas por el PP (Andalucía, Castilla y León, Galicia, Madrid y Murcia) se oponen abiertamente, y en Catalunya y Euskadi, con gobiernos nacionalistas, sus gobernantes consideran que las medidas aprobadas por el Gobierno invaden sus competencias.

Imagen de archivo de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en una rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de Salud, en Pamplona. - EUROPA PRESS
Imagen de archivo de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en una rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de Salud, en Pamplona. Eduardo Sanz / EUROPA PRESS

Las restricciones al ocio nocturno y la hostelería acordadas en España a propuesta del Ministerio de Sanidad provocan una fuerte reacción en las regiones gobernadas por el Partido Popular (PP, ahora en la oposición) y las más nacionalistas, que se niegan a aplicarlas y amenazan con ir a los tribunales.

A propuesta del Gobierno de coalición y con el apoyo de la mayoría de las regiones, esta semana se aprobaron que los locales de ocio nocturno reabran hasta las 3:00 h y los de hostelería hasta la 1:00 h, permitiendo clientes en el interior, pero solo en las zonas de menor riesgo de coronavirus o hasta que el 70% de la población esté vacunada.

En estos momentos, esas medidas, de obligado cumplimiento, se aplicarían en las regiones con menos de 50 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, que actualmente solo cumplen València y Balears, que vivieron los últimos meses con fuertes restricciones para controlar la pandemia.

Sin embargo, las regiones gobernadas por el PP (Andalucía, Castilla y León, Galicia, Madrid y Murcia) se oponen abiertamente, así como otras en las que son oposición y en Catalunya y Euskadi, con gobiernos nacionalistas, que consideran que la medida invade sus competencias.

Andalucía

El consejero de la Presidencia de la Junta, Elías Bendodo, ha señalado, sobre las nuevas restricciones al ocio nocturno y la hostelería que publica el BOE este sábado, que el Gobierno central "no cuente con Andalucía para dar el golpe de gracia" a este sector. Bendodo ha incidido en que la hostelería y el ocio nocturno suponen más de 50.000 negocios en la comunidad, que emplean a casi 300.000 andaluces y generan 18.800 millones de euros, el 7% del PIB.

"Que el Gobierno de España no cuente con nosotros para arruinar definitivamente a la hostelería y al ocio nocturno, que han estado muy castigados durante toda la pandemia y han hecho un esfuerzo", ha manifestado. Ha argumentado que el Ejecutivo central quiere "imponer" a las comunidades autónomas unas normas que "no son competencia del Estado", sino de las autonomías, por lo que Andalucía va a seguir con las suyas, y va a "apoyar" al sector de la hostelería y el ocio porque ha estado "muchos meses pasándolo mal".

"Con prudencia, con moderación todavía", ha precisado Bendodo, quien ha indicado que el sector cuenta con el respaldo del Gobierno andaluz porque "se están haciendo las cosas bien" y se cumplen "a rajatabla" las sugerencias en cuanto a aforos, horarios, distancia o uso de mascarilla.

Castilla y León

La Junta también ha advertido a Darias de que recurrirá legalmente y solicitará medidas cautelares; así lo ha anunciado el vicepresidente, Francisco Igea, quien ha criticado que el Gobierno use de "manera reiterada el Consejo Interterritorial para ejercer el autoritarismo y eludir sus responsabilidades".

Castilla y León permanece en un nivel dos de alerta y 131 casos de incidencia; el cierre de la hostelería está fijado en la uno para exteriores, con seis comensales a la mesa y un aforo del 75 %, que se reduce al 33% y cuatro ocupantes en interiores, que clausuran a medianoche.

Catalunya

Catalunya siempre ha defendido que el Gobierno central debe dejar en manos del Gobierno autonómico el poder de decisión sobre las condiciones de reapertura del ocio nocturno.

El nuevo conseller de Salud, Josep Maria Argimon apostó por reabrir "pronto" el ocio nocturno de forma regulada, porque cree que contribuirá a minimizar los "botellones", aunque no le ha puesto una fecha concreta, si bien su predecesora, Alba Vergés, lo situó entorno a San Juan.

Catalunya está en un nivel dos con 100 de incidencia; permite en interiores de restaurantes un aforo del 30%, mientras que en las terrazas basta con asegurar la distancia de seguridad de dos metros.

Euskadi

Como "un ejercicio de invasión de competencias" ha definido la decisión el lehendakari, Iñigo Urkullu, que ha dejado claro que Euskadi seguirá su propia "hoja de ruta" para hacer frente a la pandemia.

"Estamos viviendo un desconcierto absoluto con respecto a las actitudes del Gobierno español. Esta no es una actitud de cogobernanza, ni de gobernanza compartida, ni de gobernanza colaborativa", ha denunciado.

Euskadi soporta hasta la fecha una incidencia de 198, la más alta de España. Desde esta semana, los bares y restaurantes pueden ampliar su horario hasta la medianoche con un aforo máximo del 50% en interiores, aunque permanecen cerrados aún los txokos, sociedades gastronómicas y locales de ocio nocturno.

Galicia

El vicepresidente primero de Galicia, Alfonso Rueda, ha lamentado que el Gobierno central quiera "imponer su criterio" y ha avisado de que la Asesoría Jurídica de la Xunta está estudiando "hasta qué punto es obligatoria esta decisión" para "actuar en consecuencia".

"Si no es obligatoria y las comunidades autónomas tenemos margen de maniobra, haríamos lo que más conviniera", ha detallado. El presidente, Alberto Núñez Feijóo, censuró al Ejecutivo por querer limitarles ahora el proceso de apertura: "No debemos cometer ese error", reivindicó.

Madrid

La Comunidad de Madrid fue la primera en anunciar que no pensaba acatar el acuerdo para seguir aplicando la normativa general y así lo ha reiterado la presidenta madrileña en funciones, Isabel Díaz Ayuso, que ha dicho que el Gobierno de Pedro Sánchez "se las tendrá que apañar" para imponer las medidas.

El consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado que recurrirá las restricciones porque se han tomado "sin ningún consenso ni fundamento" y suponen "un nuevo atropello" del Gobierno a las comunidades.

La Plataforma por el ocio y la hostelería de Madrid ha cuestionado la obligatoriedad de las normas al no haberse adoptado por unanimidad, por lo que también ha anunciado un recurso ante la Audiencia Nacional contra ellas.

Madrid está en el nivel tres de riesgo con una incidencia de 165, más del triple de la del nivel uno, que le permitiría abrir el ocio nocturno; ya no hay zonas de salud confinadas pero mantiene restricciones horarias a la restauración, que puede estar abierta hasta la 1:00 h, con el aforo limitado al 50% en el interior y al 75% en terrazas.

Murcia

Murcia también votó en contra por suponer en algunos aspectos un "paso atrás" y censura que se les "ha empujado" a pronunciarse "sin haberlo consensuado, ni tan siquiera escuchado, para su elaboración", según informaron fuentes de la Consejería de Salud.

Con una incidencia de 69 casos, bares y restaurantes pueden abrir hasta la 1:00 h desde el pasado lunes; cuando el servicio se desarrolle en terrazas al aire libre, se puede disponer del aforo máximo de mesas permitido, mientras que en el interior se podrá ocupar el 30% siempre y cuando se respeten las distancias generales de seguridad.

Más noticias