Público
Público

Restricciones al tráfico Villacís amaga con tumbar junto a la oposición la entrada de los vehículos de tipo C en la zona de bajas emisiones 

Para la vicealcaldesa, esta medida supone "una involución de más de una década".

Almeida y Villacís, poco antes del inicio de la constitución del Ayuntamiento de Madrid este sábado. EFE/Emilio Naranjo
Almeida y Villacís en una imagen de archivo./ Emilio Naranjo (EFE)

público/agencias

Begoña Villacís y Ciudadanos podrían votar en contra de la aprobación de uno de los puntos de Madrid 360, el nuevo plan municipal que recortará Madrid Central pese a que la ciudad presentó los mejores resultados de la década en calidad del aire, en caso de que no se modifique un punto del nuevo ordenamiento, en el que se permite la entrada en la zona de bajas emisiones a los vehículos con la etiqueta de tipo C siempre y cuando lleve dos o más ocupantes.

"Somo mayoría los grupos que entendemos que los (vehículos) C no deben volver a entrar", ha asegurado Villacís

La medida de presión de los socios del Gobierno municipal pone de manifiesto las discrepancias entre el Partido Popular y Ciudadanos respecto a este punto. La vicealcaldesa ha asegurado que su grupo no se ha movido "un ápice" de su posición y considera que este punto supone "una involución de más de una década" y que incluso es menos restrictiva que el reglamento vigente en la etapa Gallardón.

Este desacuerdo en el seno del equipo de Gobierno es explícito, algo que Villacís ha definido como "una materia que no es pacífica" para la coalición que encabeza José Luis Martínez-Almeida. "El alcalde sabe perfectamente que no me ha convencido, a la vez que yo soy consciente de que no le he convencido", ha añadido la dirigente de Ciudadanos.

De hecho, la vicealcaldesa ha lanzado un órdago a sus socios en el Ayuntamiento de Madrid, asegurando que está dispuesta a unir sus votos con los de la oposición -Más Madrid y PSOE- en caso de que no se elimine esa medida de Madrid 360. "Sabemos que es una materia que se va a tener que votar en una ordenanza de movilidad", ha asegurado Villacís. 

"Pensamos que la mayoría del Pleno va a impedir que se pueda involucionar en materia medioambiental en esta ciudad. Somos mayoría los grupos políticos que entendemos que los (vehículos tipo) C no deben volver a entrar", ha añadido la vicealcaldesa.

Almeida deberá explicar la "controversia" en Bruselas

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida./ EFE/Luca Piergiovanni

Mientras, el regidor de la capital, José Luis Martínez-Almeida, tendrá el papel de defender el Bruselas el recorte de Madrid Central, el plan denominado Madrid 360. Lo hará junto al delegado de Movilidad del Ayuntamiento, Borja Carabante, aunque no contará con la presencia de Villacís debido a la "controversia" que los separa por los vehículos de tipo C.

"Lo vamos a llevar a Bruselas, porque en el fondo reflejamos el punto 106 del programa electoral de Ciudadanos. Esta partida aún no está acabada, queda la tramitación de una ordenanza", ha manifestado Almeida después de conocer la posición de Ciudadanos.

Así, ha señalado que "no se presentará al pleno este texto, sino una ordenanza de Movilidad" en la que PP mantiene una posición, y Ciudadanos otra, y Madrid 360 ha de salir adelante "con un apoyo y consenso, porque ha de ser una norma con vocación de permanencia".

No obstante, Almeida ha asegurado que él no renuncia a convencer, ya que "queda mucho camino por delante", así como tampoco quiere "adoptar una postura cerrada". "Espero poder convencer a Begoña de las bondades de esta medida. Me remito al punto 106 del programa de Cs en el que se mencionaba la apertura de Gran Vía a vehículos con distintivo ambiental", ha reiterado.