Público
Público

Los retratos de los políticos, un recuerdo institucional a precio de oro

No es la primera vez que se paga una cifra tan alta para que un político quede retratado. Ahí está el caso de José Bono, cuyo retrato oficial costó cerca de 83.000 euros.

Retratos de José Ignacio Wert, Felipe VI y José Bono.

público

El Congreso ha estrenado este lunes un retrato institucional del rey que ha costado 88.000 euros. Esta obra, realizada por el pintor Hernán Cortés, presidirá el conocido como Salón de Ministros del Palacio de la Carrera de San Jerónimo, una sala donde no entran ni los medios de comunicación ni las personas que visitan la institución.

Cortés ya ha retratado a la casa real en numerosas ocasiones, trabajos que le han reportado cerca de 300.000 euros, sin añadir la última obra presentada este lunes. También cuenta con una larga lista de retratos de políticos, como el expresidente Felipe González (69.600 euros). El presupuesto para que Antonio López retratara a la familia real fue de 194.700 euros, un trabajo que tardó 20 años en entregar.

No es la primera vez que se paga una cifra tan alta para que un político quede retratado. Ahí está el caso de José Bono, cuyo retrato oficial costó cerca de 83.000 euros. Tampoco la crisis económica redujo esta práctica, ya que el Gobierno gastó más de 400.000 euros en 2010 en retratos del expresidente José María Aznar (82.600 euros) y varios exministros como Francisco Álvarez-Cascos o Magdalena Álvarez (79.560 euros).

El también exministro José Ignacio Wert tuvo el suyo, con un coste de 19.580 euros para la sede del Ministerio de Educación. Aunque quedar inmortalizado a través de la fotografía también puede salir caro, como es el caso del retrato de Manuel Marín por la fotógrafa Cristina García Rodero, que costó a los españoles 24.800 euros. Hasta la fecha el más barato ha sido el retrato de Patxi López, encargado la Cámara desde la Transición, que costó 10.300 euros, IVA incluido.

En 2014, Gaspar Llamazares preguntó al Congreso el coste del Estado para retratar a los presidentes. La cifra ascendía a 1,3 millones de euros, aunque no se pudo hacer un listado completo ya que faltaban datos para precisar el coste de obras más antiguas. 

Más noticias