Público
Público

Rey La Audiencia considera que llamar "mafiosos, puteros y corruptos" a la Familia Real es libertad de expresión

El juez Ismael Moreno archiva la causa contra un hombre acusado de injurias a la Corona por llamar a la Familia Real "esta familia de puteros, criminales, mafiosos, corruptos, con fortuna en paraísos fiscales, los Borbones de la perra".

Publicidad
Media: 4.61
Votos: 18

El rey Juan Carlos en una imagen de archivo. (EFE)

La Audiencia Nacional ha archivado la causa contra un hombre acusado de injurias a la Corona por llamar a la Familia Real "esta familia de puteros, criminales, mafiosos, corruptos, con fortuna en paraísos fiscales, los Borbones de la perra".

Según informa la Cadena Ser, el juez Ismael Moreno decidió archivar el caso hace unas semanas tras la petición de la Fiscalía en el mismo sentido al entender que "no existe ánimo de injuriar o calumniar, sino de criticar".

La Fiscalía entendía que estas palabras del usuario de Twitter se enmarcaban dentro de la libertad de expresión y la crítica política: "No basta para incardinar en el referido delito expresiones o discursos que exterioricen opiniones negativas del Rey como Institución, adquiriendo así una connotación hostil".

La Justicia belga ha rechazado precisamente este lunes entregar al rapero Valtònyc a España por uno de los delitos por los que es acusado: injurias a la Corona. Junto con la de enaltecimiento del terrorismo y amenazas, para la Justicia de Bélgica, allí esos delitos son considerados "conductas atípicas". El rapero fue condenado a tres años y seis meses de cárcel por los tres delitos. 

Además, el pasado marzo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a España por vulnerar la libertad de expresión de dos jóvenes que en 2007 quemaron fotos de los monarcas y fueron condenados a pagar 2.700 euros de multa cada uno de ellos por un delito de injurias contra la Corona.

La Justicia europea sentenció que la quema de imágenes de los monarcas eméritos formaba parte de una "crítica política a la institución de la monarquía" y "al Reino de España", por lo que es completamente legal y entra dentro del derecho a la libertad de expresión de todos los ciudadanos.