Público
Público

El rey olvida a las víctimas del terrorismo de Estado y de la brutalidad policial en la inauguración del memorial de Vitoria

Felipe VI acudió este martes a Vitoria junto al presidente Pedro Sánchez para participar en la presentación del espacio que homenajea a las víctimas de ETA y de otras organizaciones, pero que deja fuera a las causadas por las Fuerzas de Seguridad.

Reyes en Vitoria
El rey Felipe VI y la reina Letizia visitan en el Memorial de Vitoria la réplica del zulo en el que ETA encerró al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara durante 532 días. EFE / Francisco Gomez / Casa Real

De Banco de España a "banco de la memoria". Así resumió Florencio Domínguez, director del Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, el espacio inaugurado formalmente este martes en la antigua sede bancaria de Vitoria. El rey Felipe VI y la reina Letizia recorrieron sus instalaciones junto al presidente Pedro Sánchez y el lehendakari Iñigo Urkullu. Fuera, a varias calles, había una protesta contra el carácter "discriminatorio" del memorial, que excluye casos  emblemáticos como el de Mikel Zabalza o las víctimas de la matanza del 3 de marzo de 1976 en esa misma ciudad vasca.

Cuando los reyes llegaron a la vieja sede del Banco de España solo escucharon gritos a favor de la monarquía y encendidos aplausos de sus partidarios. Los reclamos de la plataforma Memoria Osoa (Memoria Completa) –compuesta por un amplio número de organizaciones memorialistas y de víctimas del franquismo– que se concentró en otro punto de Vitoria para advertir que el espacio olvida y discrimina a quienes fueron asesinados en actuaciones represivas, como ocurrió con los trabajadores acribillados por la Policía en la matanza del 3 de Marzo.

En su intervención, el rey Felipe VI se refirió a las "asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo", un concepto que excluía a las que en ese mismo momento protestaban contra la "discriminación" del memorial. El Gobierno defendió anteriormente que el centro recoge a quienes cuentan con el reconocimiento legal de víctimas, lo que incluye a las provocadas por ETA, el Grapo o Estado Islámico, además de varios casos reivindicados por el GAL o el Batallón Vasco Español.

"No me acaba de convencer"

Iñaki García Arrizabalaga, hijo de Juan Manuel García Cordero, el delegado de Telefónica en Gipuzkoa que fue asesinado por ETA en 1980, aludió a esas diferencias en un mensaje publicado este martes en Twitter. "Hay algo que no me acaba de convencer si en ese memorial de Vitoria no tienen cabida, por poner un par de ejemplos, el caso de Mikel Zabalza o en de Juan Mañas, Luis Cobo y Luis Montero", las tres víctimas del denominado "Caso Almería".

El rey no tuvo palabras para ninguna de esas víctimas. Durante su discurso, el monarca defendió que "la memoria de las víctimas del terrorismo" es "consustancial" a los "valores constituciones", al tiempo que apeló a su "significación política" remarcando que representan  la "defensa todo aquello que el terrorismo pretende eliminar para imponer su proyecto totalitario y excluyente". 

Felipe VI dijo además que las víctimas del terrorismo son "pilares éticos" del "sistema democrático", así como símbolos de "defensa de las libertades y del estado de derecho". Asimismo, destacó además el carácter de "proyecto pionero en Europa" del centro inaugurado en el viejo edificio del Banco de España, situándolo incluso "a la vanguardia de memoriales" en Europa.

Más noticias