Público
Público

Catalunya Rivera y Arrimadas arrancan lazos amarillos en Alella y los vecinos vuelven a colocarlos

Los dirigentes de Ciudadanos los depositaron en una bolsa de basura, pero cuando se fueron del municipio barcelonés fueron colgados de nuevo en una valla. En Girona, ochenta personas retiraron simbología soberanista esta madrugada.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 8

Albert Rivera e Inés Arrimadas retiran lazos amarillos en Alella. / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

El presidente de Cs, Albert Rivera, y la líder en Catalunya, Inés Arrimadas, han retirado este miércoles al mediodía lazos amarillos de una valla en Alella (Barcelona).

Durante un paseo por el municipio, los dirigentes del partido naranja se han acercado a una valla donde había varios lazos amarillos colgados, los han retirado y los han depositado en una bolsa de basura. Minutos después y cuando ya se habían ido, vecinos del pueblo han vuelto a colocar lazos amarillos en la misma valla.

Arrimadas había criticado previamente que el Govern no cumpla con la "obligación" de retirar lazos amarillos para garantizar la neutralidad del espacio público, y ha denunciado la existencia de "actos de violencia". En declaraciones a Catalunya Ràdio, afirmó que los ciudadanos no tendrían que retirar estos símbolos  del espacio público, sino que deberían hacerlo las administraciones, ya que éstas tienen la "obligación de mantener la neutralidad".

La dirigente de Ciudadanos ha opinado que la exhibición de lazos amarillos en  instituciones es un "ataque a la libertad de los que no piensan igual" y cree que tiene una "intencionalidad de exclusión" de los constitucionalistas. "No se puede patrimonializar el espacio público. No se puede convertir Catalunya en un espacio solo para los independentistas", ha puntualizado.

Arrancan lazos amarillos en pueblos de Girona

Por otra parte, los Mossos han levantado acta por "la concentración no comunicada de más de 20 personas" que esta noche se ha llevado a cabo en tres localidades gerundenses por parte de un grupo de 80 personas que han quitado lazos amarillos y han identificado a su coordinador.

Los agentes, que han levantado acta por infracción de la ley mordaza, han estado presentes con una patrulla en los tres municipios en los que el grupo quitó lazos: La Bisbal d'Empordà, la Pera y Sant Feliu de Guíxols. La identificación del que él mismo se ha denominado "coordinador de la acción" se ha efectuado en La Bisbal sobre las 2.30 horas.

Ochenta personas arrancaron lazos amarillos en pueblos de Girona. / MARTA RODRÍGUEZ (EFE)

Monos blancos y rostros cubiertos

Una vez finalizada la acción en La Bisbal, las 80 personas de las que se autodenominan en las redes sociales como "Brigadas de limpieza de lazos amarillos preparadas para liberar Catalunya del Independentismo", se han dirigido a la localidad de La Pera. Allí de nuevo, en una rápida actuación, han retirado los centenares de lazos que había en las dos entradas del puente y se los han llevado en bolsas de basura.

El grupo de unas 80 personas equipadas con monos blancos que incluso les cubrían la cabeza y llevaban gafas de trabajo industrial para no poder ser reconocidos se habían citado a las 23 horas en Cabrera de Mar (Barcelona), de donde han salido con una treintena de coches hacia las comarcas de Girona, según ellos para "limpiar poblaciones con un alto índice de plástico amarillo".

Rufián: "Son grupos de extrema derecha"

El diputado de ERC Gabriel Rufián ha considerado "bastante normal" que los Mossos identifiquen a esos "grupos de extrema derecha que van de madrugada, con pasamontañas, con navajas, con cutters, escaleras y direcciones particulares marcadas" a quitar lazos amarillos.

A su juicio, cualquier persona con "sentido común" puede entender que se les identifique y se ha preguntado que, "si son tan buenos, tan patriotas", por qué van a ir de noche y con esos instrumentos. Rufián se ha dirigido a Albert Rivera (Cs) y Pablo Casado (PP) para decirles que le "encantaría" que "les cabree tanto una cruz o una placa franquista".

Para Rufián, el lazo amarillo molesta porque "es un espejo y un recuerdo de que hay nueve personas encarceladas simplemente por un referéndum" y es algo que "no se entiende" en ninguna democracia plena en Europa.