Público
Público

Rosa Pérez Garijo, Esquerra Unida: "Lo que está proponiendo Yolanda Díaz entra totalmente en nuestra cultura política"

La consellera de Transparencia, Participación y Memoria Democrática de la Generalitat Valenciana, que acaba de salir reelegida coordinadora general de Esquerra Unida del País Valencià, analiza la situación política y el gran paso de su formación, tras regresar a les Corts, desde que dejó de ser extraparlamentaria en 2015.

Rosa Pérez, consellera de Esquerra Unida
Rosa Pérez, consellera de Esquerra Unida.

Rosa Pérez Garijo, consellera de Transparencia, Participación y Memoria Democrática de la Generalitat Valenciana, ha sido reelegida como coordinadora general de Esquerra Unida del País Valencià tras una asamblea, celebrada el pasado 18 de diciembre, más reducida por las imposiciones sanitarias y mucho más pacífica de lo que era habitual en esta formación. Aprovecha el momento para analizar la situación política y, sobre todo, el gran paso que ha hecho Esquerra Unida, que ha pasado de ser extraparlamentaria en 2015 a volver a les Corts y, además, entrar en el Consell.

Para empezar, toca una valoración de la última asamblea de Esquerra Unida del País Valencià, celebrada en Alacant.

Realmente no ha sido una asamblea al uso. Nosotros siempre tenemos muchos delegados y delegadas y nos reunimos durante diversos días. En cambio, esta vez hemos tenido que hacer un formato más reducido. Aun así, hemos tenido nuestro periodo de debate, nuestro documento político, la renovación de órganos… Y la valoración es muy positiva. Como dirección nos sentimos muy respaldados, con un informe de gestión aprobado por el 78% y nos sentimos fortalecidos para volver a situar a EUPV en el mapa político.

Ya sabe que al periodismo político nos encanta presentar a menudo los debates como si fueran conflictos. En este sentido, ¿esta asamblea podríamos calificarla de "pacífica", teniendo en cuenta el historial convulso de Esquerra Unida?

Es verdad que una de las cuestiones más preocupantes era que teníamos una organización bastante fracturada. Pero durante estos cuatro años hemos ido haciendo un trabajo de sumas. Siempre digo que aquí hay trabajo de sobra para todo el mundo y es importante que cada uno aporte desde donde se sienta más cómodo. También hemos puesto en valor los espacios amables de militancia. Hemos aprendido de la historia convulsa de Esquerra Unida y hemos puesto por delante conceptos como sumar, cuidar, aportar… Y bueno, no hemos conseguido sumar a todos porque siempre hay gente que no se deja sumar, pero lo seguiremos intentando.

¿Por qué la militancia en los partidos es tan dura? Muchas veces se tiene la sensación que solo vale la guerra por el control, las cuotas y los cargos.

Rosa Pérez: "Hay discrepancias dentro y fuera de cada partido, pero siempre tienen que expresarse desde el respeto"

Es cierto que la política a menudo está demasiado deshumanizada. No solo en nuestro partido, sino en todos. La gente desaparece y no pasa nada, se dan situaciones de acoso y derribo… Y es importante militar de otra forma. Yo defiendo otra forma de militar y la actual dirección ha trabajado en esta línea, dando más valor a los cuidados. Y esto aún es más importante en un momento en que experimentamos unos niveles de violencia muy fuertes que exceden los límites de la política. Evidentemente, hay discrepancias dentro y fuera de cada partido, pero siempre tienen que expresarse desde el respeto y sabiendo que no todo vale.

Quien no parece conseguir una cierta estabilidad, a la espera de ver como se mantiene la actual dirección tras los cambios, es Podem. ¿A Esquerra Unida les desestabiliza los problemas de su aliado?

Nosotros no nos metemos en el funcionamiento de partidos que no son los nuestros. Deseamos que les vaya bien porque siempre que sea así será bueno para el espacio común en el que hemos confluido. Lo que pasa es que es un partido joven y el recorrido que nosotros llevamos de muchos años también es un aprendizaje. Y poco más puedo decir.

Aunque a mí me ha sorprendido que en la nota de prensa de la asamblea no se hiciera ninguna mención a Podem o a la confluencia con Unides Podem.

Esquerra Unida siempre ha defendido la unidad de la izquierda. Hemos teorizado mucho sobre este tema y sobre la construcción del bloque histórico del cambio. Hace cuatro años hicimos un llamamiento a una confluencia de las fuerzas de izquierda para ir sumando y solo fue posible hacerlo con Podem. Bueno, es lo que hay, pero a nosotros nos gustaría superar espacios y sumar más, tanto con Podem como con otros actores.

Rosa Pérez Garijo, de Esquerra Unida, durante una entrevista
Rosa Pérez Garijo, de Esquerra Unida, durante una entrevista.

Esta letra me recuerda a la música que hace sonar Yolanda Díaz.

Evidentemente. Lo que está proponiendo Yolanda Díaz entra totalmente en la cultura política de Esquerra Unida y nuestra manera de ser. No siempre se ha conseguido, pero la nuestra es una historia de confluencias y sumas. Y estas son más importantes que nunca en un momento como este, con un avance de la extrema derecha y su discurso peligroso que ya estamos viendo lo que pasa en territorios como Madrid o Andalucía. Y, ante esta situación, podemos marcar el camino contrario construyendo un espacio lo más grande posible que empuje al PSOE hacia las políticas de izquierda.

¿Y es fácil arrastrar al PSOE?

Esto siempre depende de los equilibrios. En un gobierno como el del Botànic, que es muy plural, con sensibilidades muy diferentes, se está avanzando en políticas de izquierdas y, además, se está haciendo de forma natural. Estos acuerdos y gobiernos plurales son muy positivos, porque aunque a veces hay que llegar a equilibrios, las políticas que emanan de estos, son mejores.

Esquerra Unida tiene una gran experiencia en la oposición o en el apoyo a gobiernos desde fuera, pero ahora, por primera vez, se encuentra en el gobierno, tanto en València como en Madrid. ¿Es más fácil conseguir avances desde dentro del gobierno –siendo la fuerza minoritaria– que desde fuera?

Yo soy partidaria de presionar desde dentro. Hay compañeros que no y hay que reconocer que desde fuera también se pueden conseguir cosas, pero cuando las puedes gestionar tú mismo es mucho mejor. Para mí es un privilegio poder desarrollar una serie de políticas que siempre habíamos reivindicado, tantas cosas que nunca se habían hecho… Por esto siempre digo que hay que hacer más, que cunado nos vayamos no digamos "ay… aquello que nos quedó por hacer...". 

Pero también implica asumir contradicciones. Quizás su conselleria es más amable, pero pienso ahora en el ministro Garzón, que prometió acabar con las subidas de la luz antes de llegar al ministerio y…

Rosa Pérez: "Cuando gobiernas en coalición (...) no puedes imponer simplemente tu programa"

Bueno, cuando gobiernas en coalición siempre hay cosas que te gustan más o menos y hay que hacer equilibrios, no puedes imponer simplemente tu programa como si tuvieras mayoría absoluta. Hay que hacer pedagogía de las coaliciones y que no somos la misma fuerza y, por tanto, hay diferencias que hay que saber gestionar. Pero además, en el caso concreto de las eléctricas se ve muy claro esto que dice Héctor Illueca, que una cosa muy distinta es tener el gobierno y otra tener el poder.

Ya para acabar. Desde la conselleria de Memoria Democrática se ha impulsado por fin una política activa de exhumación de las fosas de la represión franquista. ¿Vamos tarde?

Vamos tarde claro. Desde el PP siempre me dicen que ahora no es el momento y yo les respondo que es verdad, el momento era hace 40 años. Tienes la incómoda sensación de llegar tarde, pero hay que hacerlo. Las primera exhumaciones públicas en el País Valencià las empezamos a hacer desde la Diputació de València, cuando entré como diputada de memoria histórica en 2016. ¡Imagina, en 2016! Hace nada. Ahora, desde la Generalitat tenemos el objetivo de ser territorio libre de fosas y no estamos lejos de conseguirlo.

¿Y no hay cosas más importantes o urgentes que las políticas de memoria?

"Se han hecho políticas de desmemoria"

Si aquí se tuviera el conocimiento de lo que pasó durante los 40 años del franquismo de las misma forma que en Alemania saben lo que pasó allí, o en Argentina, hoy no tendríamos a la extrema derecha en las instituciones. El problema no es que no se hayan hecho políticas de memoria, es que se han hecho políticas de desmemoria y se ha pretendido que se podía hacer una democracia con esto. Siempre digo que no estamos devolviendo la dignidad a las víctimas, porque ellas nunca la perdieron. Ellas fueron asesinadas por defender nuestras libertades. Estamos devolviendo la dignidad a una país que no puede construir una democracia encima de las fosas de la vergüenza.

Más noticias