Público
Público

España adoptará medidas propias si no se alcanza un consenso energético

El jefe del Ejecutivo espera conseguir el apoyo suficiente en su gira por Europa programada para la próxima semana. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa tras asistir a la cumbre informal de jefes de Estado y Gobierno comunitarios que se celebra en Versalles (Francia).
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa tras asistir a la cumbre informal de jefes de Estado y Gobierno comunitarios que se celebra en Versalles (Francia). Chema Moya / Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confía en conseguir apoyos durante su gira europea, anunciada para la próxima semana, a su propuesta de reforma del mercado de la energía que permita reducir el precio de la electricidad. De no encontrar el acuerdo necesario, Sánchez asegura que el Gobierno tomará medidas unilaterales. 

El jefe del Ejecutivo no ha precisado los países a los que viajará en esa gira, pero ha explicado que ya ha concertado algunas de esas reuniones durante la cumbre informal de líderes de la Unión Europea de Versalles de este viernes, recoge Efe.

Sin embargo, fuentes españolas añadieron posteriormente que la intención es visitar cuatro o cinco países tanto partidarios de llevar a cabo la reforma de mercado energético como otros que son más reticentes a las modificaciones que propone España.

"Hemos de tomar decisiones, medidas, porque estamos en una situación de emergencia", sostuvo el presidente de Gobierno ante los medios de comunicación.

La celebración del Consejo Europeo fija la fecha límite

Pedro Sánchez confía en que habrá un consenso en materia de energía. El presidente del Gobierno lleva reclamando desde hace meses a Bruselas la necesidad de adoptar medidas conjuntas para frenar la subida del precio de la electricidad.

Sánchez se plantea decisiones unilaterales si no hay consenso en la cumbre de los días 24 y 25 de marzo

España ya aterrizó en la cumbre europea del pasado otoño con la intención de dar la batalla, pero no convenció a sus socios. En concreto, el Ejecutivo español planteó la reforma profunda del mercado energético, la revisión sobre la especulación en el mercado de emisiones o la compra conjunta de gas por parte de la Comisión. Exceptuando la primera, Bruselas se planteó revisar y estudiar el estado de estas peticiones, pero sin urgencia, sin convicción y sin calendario.

La guerra en Ucrania ha agravado la situación y Sánchez cree que sus propuestas están siendo cada vez más respaldadas. Sin embargo, de no hallar pacto con sus socios europeos, el Gobierno estaría dispuesto a adoptar medidas unilaterales. Por esto, espera alcanzar más apoyos para llegar a un consenso en el Consejo Europeo de Bruselas que se celebrará el 24 y 25 de marzo.

Más noticias