Público
Público

Sánchez quiere aprobar los Presupuestos el próximo martes, pero Unidas Podemos enfría las expectativas

Fuentes de la parte socialista del Gobierno dicen que quedan "flecos por cerrar" pero que se están acercando posiciones y que es posible el acuerdo esta semana. En el espacio confederal insisten en que las posiciones están alejadas y creen que el PSOE se está confiando demasiado en la negociación presupuestaria.

Pedro Sánchez Yolanda Díaz
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, este lunes durante un acto en Santander. - Pedro Puente Hoyos / EFE

Pedro Sánchez se ha planteado como objetivo que el próximo martes, 5 de octubre, se lleve al Consejo de Ministros el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para que entre en el Congreso la primera semana de mes. Y, aunque la parte socialista del Gobierno muestra su confianza en que se alcanzará el acuerdo, fuentes de Unidas Podemos apuntan que aún queda mucho camino por recorrer y que las posiciones siguen muy alejadas.

Fuentes consultadas del Ejecutivo confirmaron a Público que el acuerdo está muy avanzado y, aunque todavía quedan flecos por solucionar, creen que a lo largo de esta semana se concretará el pacto entre los dos socios de Gobierno.

En cuanto a los flecos por cerrar, las fuentes consultadas no quisieron concretar dónde están las discrepancias con su socio de Gobierno, ni confirmar si finalmente se aceptará la subida al 15% en el impuesto de sociedades. Lo que sí aseguraron es que se están buscando vías de acuerdo tanto en el tema fiscal como en la ley de vivienda, dos aspectos considerados claves por el partido morado. "Y no estamos tan lejos", aseguró una fuente del Ejecutivo.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, volvió a apelar a la necesidad de alumbrar los Presupuestos de la recuperación y dijo que no se entendería que no salieran adelante las Cuentas del Estado.

Hay que recordar que Pedro Sánchez dijo esta misma semana que se presentarán los Presupuestos "en tiempo y forma", y el presidente del Gobierno siempre fijó como calendario la última semana de septiembre o la primera de octubre. El objetivo final es que haya unos nuevos Presupuestos para 2022 antes de final de año.

El primer objetivo es llegar a un acuerdo con Unidas Podemos y después se negociará con los grupos que el año pasado dieron su apoyo a los Presupuestos. En este sentido, se admite que no será fácil, pero también se confía en el acuerdo. Además, el objetivo es negociar con todos los grupos del Congreso, aunque la prioridad es volver a sacar las Cuentas del Estado con los apoyos habituales del Gobierno en la Cámara Baja.

Unidas Podemos insiste en que no hay avances

Además, el Ejecutivo ha respirado con alivio por el hecho de que la detención de Carles Puigdemont no condicione un acuerdo con ERC, con el que se espera establecer una negociación meramente presupuestaria: dar una respuesta a la ampliación del aeropuerto del Prat y la modificación de la ley de comunicación audiovisual para la protección de las lenguas no oficiales serán temas para buscar el acuerdo.

La negociación está corriendo a cargo del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños; y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, pero está siendo seguida muy de cerca por el presidente del Gobierno, quien sabe que de sacar las Cuentas del Estado este año le garantizará agotar la legislatura. 

Sin embargo, en Unidas Podemos no solo no se palpa el optimismo de los socialistas, sino que se cree que ese afán triunfalista con la posibilidad de aprobar las cuentas más pronto que tarde está provocando un exceso de confianza en el PSOE que se traduce en dejar a cuidar tanto a la coalición del Gobierno como al bloque de la investidura.

UP considera que descuidar la negociación presupuestaria puede dañar las alianzas del Gobierno

Fuentes del espacio confederal insisten en que no hay avances ni en la fijación del tipo mínimo del impuesto de sociedades ni en la ley de vivienda (muy avanzada en todos los aspectos, salvo en el fundamental para UP: la regulación de los precios del alquiler).  

Según estas mismas fuentes, tanto desde Unidas Podemos como desde partidos del bloque de la investidura, como EH Bildu y ERC, ya se habrían producido varias 'llamadas de atención' a los socialistas para que redoblen sus esfuerzos en la negociación. La formación morada cree que descuidar esta negociación es descuidar la coalición y también al bloque que aprobó los Presupuestos Generales de 2021: "Costó mucho tejer esas mayorías", recuerdan desde el espacio confederal.

Aunque se espera que los últimos flecos del acuerdo puedan resolverse en conversaciones al máximo nivel entre el presidente del Gobierno y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en Unidas Podemos precisan que si no se cierran cuestiones intermedias y el pacto no llega bien definido a esa fase, la negociación podría no fructificar aunque intervengan directamente los dirigentes de los dos espacios.

Más noticias