Público
Público

Sanidad coronavirus Defensa de Sanidad Pública denuncia que el gasto sanitario en Atención Primaria "no deja de disminuir"

Según las cifras de la FADSP, este decrecimiento ha sido más acusado en Baleares, Andalucía, Catalunya y Madrid.

20/06/2020.- Miembros del sindicato Amyts, mayoritario entre los médicos madrileños, durante una concentración en la Puerta del Sol este sábado como homenaje a los fallecidos por la COVID-19 y en defensa de la profesión médica. EFE/Javier López
Miembros del sindicato Amyts, mayoritario entre los médicos madrileños, durante una concentración en la Puerta del Sol este sábado. EFE/Javier López

EUROPA PRESS

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha denunciado que el gasto sanitario en Atención Primaria (AP) "no ha dejado de disminuir", en concreto, un 1,38% entre 2010 y 2017. Según sus cifras, este decrecimiento ha sido más acusado en Baleares, Andalucía, Catalunya y Madrid.

De la misma forma, denuncian que tampoco el presupuesto en euros por habitante y año ha alcanzado los niveles de 2010. "El recorte en recursos humanos también ha sido importante, pero en este caso con mayor diferencia entre CCAA. Así el número de tarjetas sanitarias por profesional de medicina de familia que globalmente disminuyó entre 2010 y 2018 en 38, se incrementó en 102 en Baleares, 55 en La Rioja y 30 en Madrid. En cuanto a enfermería disminuyó en 97 tarjetas en el conjunto del país, pero aumento en Madrid, que ocupa el primer puesto en TSI por profesional (2021 en el año 2018, 512 más que el promedio en este año). En cuanto a tarjetas por pediatra Madrid ocupa también el primer puesto y en cuanto a tarjetas por administrativo el cuarto", señalan.

Igualmente, apuntan que el número de consultas anuales se redujo en 2018 respecto a 2010 en medicina de familia (8,55%) y en pediatría (6,09%), con un ligero incremento en el caso de las de enfermería (0,43%). "Lógicamente la frecuentación disminuyó en medicina de familia y pediatría y aumento en enfermería (2,16%). Puede deberse al aumento de las demoras en las citas en medicina de familia y pediatría constatadas en el Barómetro Sanitario, así como a un papel más activo de la enfermería en AP", argumentan.

Igualmente, critican que el consumo de medicamentos por persona (en dosis diarias definidas/1.000 personas) tiene una "variabilidad excesiva", desde 1.903 de Cataluña hasta 964 de Valencia. Así, indican que el promedio es de 1.169, "lo que tampoco parece tener una justificación por la morbilidad y características de la población".

Ante estas cifras, recomiendan incrementar "notablemente" los presupuestos sanitarios para la AP, "una cifra que se estima razonable es en torno al 20% del presupuesto sanitario público". "Como esta cifra está muy lejos de la realidad actual, debe de realizarse un plan presupuestario para alcanzarla progresivamente. En todo caso, sería importante una financiación sanitaria finalista para poder garantizar estos presupuestos destinados a la AP y acabar con la excesiva variabilidad actual", proponen.

También ven "fundamental" disminuir la presión asistencial en la AP. "Para ello se precisa, aparte de unos mayores presupuestos, un incremento sustancial de las plantillas que establezca un máximo de 1.300 tarjetas sanitarias para profesionales médicos y de enfermería y de 1.000 para pediatría", solicitan.

Más noticias de Política y Sociedad